China, la SEC, los 'novatos' y Musk: por qué se hunden el bitcoin y el resto de 'criptos'
  1. Tecnología
Las 'exchange' han colapsado

China, la SEC, los 'novatos' y Musk: por qué se hunden el bitcoin y el resto de 'criptos'

La criptomoneda más importante del mundo sufre una importante corrección que los expertos ven lógica, y que se basa en un cambio político de China, pero no es el único motivo

placeholder Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Hace tiempo, alrededor de dos años, que no se veía tanto rojo en su marcador. Bitcoin está viviendo en los últimos días, y especialmente en las últimas horas, cómo todo lo escalado en los pasados tres meses se pierde de un plumazo. Lejos queda ya el récord de los 60.000 dólares por cada bitcoin al que llegó hace algo más de un mes, pero es que ahora está más cerca de los 20.000 que de los 50.000. Una corrección bastante vertiginosa, que incluso ha colapsado las principales casas de cambio del planeta y ha retirado más de 8.000 millones de dólares de este mercado, pero que algunos ven lógica y normal ante la situación que se estaba viendo en los últimos meses. ¿Qué ha provocado esto? Todo apunta a una nueva negativa desde China, un mercado inflado por pequeños inversores, problemas regulatorios en EEUU y sí, los vaivenes de Musk.

Binance, uno de los mayores 'exchange' del mundo (también ha sufrido caídas durante este miércoles) y figura global de las criptomonedas, especialmente tras esta ola alcista iniciada a finales de 2020, empezaba así su post sobre lo que está ocurriendo estos días con las criptomonedas: "Benjamin Franklin dijo que hay dos cosas inevitables en la vida: los impuestos y la muerte. En el mundo moderno, con la llegada de las criptomonedas, hay una cosa que es más segura que otras: la volatilidad". Esa conclusión es la que defienden muchos expertos cuando se les pregunta sobre lo que está pasando ahora mismo con los criptoactivos: es un mercado ya de por sí volátil, es posible que el que más fluctúa de todos. Pero bajo esos vaivenes, aunque estén en el ADN de las criptomonedas, y es más que lógico y normal, también hay movimientos que empujan los cambios.

Foto: Foto: Reuters.

China y la SEC

Todos los medios hablan de que el primero y más inmediato lo encontramos en China. El país asiático, un lugar importante para el mercado de los criptoactivos (por su número de habitantes, pero sobre todo porque en su territorio se encuentra buena parte de las granjas que minan las monedas) ha tomado una decisión muy dura contra estos activos, siguiendo su línea habitual: desde este martes queda prohibido que las instituciones financieras y las empresas de pago ofrezcan servicios relacionados con transacciones de criptomonedas. También ha lanzado una nueva advertencia a través de las redes sociales de distintas instituciones del país a los inversores recordando que la especulación con criptomonedas es ilegal. La decisión ha caído como un jarro de agua fría en la criptografía. Pero, ¿es lógico que caigan cerca de un 30% por algo así?

Para Fernando Gutiérrez, inversor y experto en criptomonedas, implicado en varios proyectos desde 2013, este es un factor más, pero ni mucho menos es el más importante. Según este experto, lo ocurrido estas semanas con los vaivenes de Musk en su cuenta de Twitter y sus diferentes apariciones pública tienen un rol más determinante aquí, y sobre todo señala a Estados Unidos. La SEC, el regulador americano, apagó las intenciones de los inversores estadounidenses al dejar claro que no tenía ninguna prisa por aprobar el bitcoin como elemento de cotización. En un momento en el que cada vez más inversores institucionales se interesan por este mundo, esta decisión administrativa puede jugar un papel clave a la hora de frenar las ganas de inversión.

"Hasta ahora muchos institucionales entran en el mercado a través de Grayscale, una compañía que cotiza en Bolsa y que básicamente se dedica a comprar bitcoin y hacer una especie de intermediario entre grandes inversores y criptomonedas. El problema es que deja muy pocas opciones para salir de la inversión sin perder y tal era el interés estos últimos meses que incluso el precio de la acción de esta compañía estaba por encima del precio de la criptomoneda. ¿Qué pasa? Que si un gran inversor ve que la cotización empieza a bajar, que la SEC sigue dudosa, venderá rápidamente para perder lo menos posible, aunque sea dejándose algo", explica Gutiérrez. El español recuerda que Grayscale tiene en su fondo de bitcoin cerca del 3% de todas las monedas que hay en circulación. "Si sus inversores caen es muy fácil que eso no tenga un importante impacto".

Por tanto, lo decidido por China solo es el último anuncio en empujar una corrección que se veía desde hace tiempo y que tiene múltiples aristas. "El mercado estaba sobrecalentado, al igual que la Bolsa, que también está cayendo, y muchos llevaban semanas avisando de que esto podía ocurrir. Es normal que al que ayer entrase en bitcoin hoy le cueste hasta dormir, pero si quiere seguir con las criptomonedas debe aceptar la volatilidad, porque las monedas suben y bajan como el perro ladra. Va en sus genes y hay que saber vivir con ello y con sus complejidades".

Musk y el 'hype'

Esto enlaza con lo ocurrido con Elon Musk en los últimos días y sus vaivenes con Tesla. Primero dijo que dejaría de aceptar el bitcoin como medio de pago por su impacto ambiental provocando la caída de un 14% de su precio, luego llegó a lanzar un mensaje confuso (todo a través de su Twitter) en el que dejaba caer que podría vender sus activos, y posteriormente desmintió todo diciendo que seguía apoyando las 'cripto'. Esta misma tarde, después del gran batacazo, ha lanzado un nuevo tuit con los 'emojis' de 'diamond hands', un guiño claro a favor del bitcoin y de los que mantienen sus posiciones frente a las 'paper hands' que son los que venden en una situación así. Musk ha acumulado tal poder en este mercado que cada una de sus palabras hace que esto cambie.

Para Gutiérrez, Musk es solo el símbolo del aumento del 'hype' y el interés del inversor 'retail' en las criptomonedas. Un tipo de usuario que llega bajo la premisa de encontrar dinero rápido y fácil y que puede asustarse cuando la cosa empieza a ir mal. "Es normal que esto te pase si acabas de entrar, metes tu dinero y no tienes mucha idea. Al final hay mucha gente nueva interesada en meter dinero en 'bitcoin' y que ha llegado con la idea de poder ganar mucho, pero cuando ve que todo baja de forma importante intenta a vender como puede. Por otro lado, yo conozco a mucha gente que lleva años en el sector y que hoy está tranquila. Estas correcciones son normales y periódicas. No hay que olvidar que el bitcoin a día de hoy está al doble de lo que estaba en enero. Calma y paciencia", recuerda el inversor.

Este intento de venta rápida es lo que ha podido llevar a muchos a colapsar las principales 'exchange' y que ahora mismo las operaciones estén restringidas. "Se ve que hay mucho movimiento de 'wallets' hacia las 'exchange', y eso indica que muchos inversores o van a vender o se están preparando para lo que está por venir. Obviamente tras una caída de este tipo mucha gente querrá resguardarse o asumir menos riesgo, es lógico. Y para eso pues necesita vender o reducir el porcentaje del bitcoin en sus inversiones. Hay una métrica interesante, que es el volumen de 'bitcoin' en 'exchanges', es un dato público y es alto, pero nada descabellado".

En este línea habla también la abogada experta en 'cripto' Cristina Carrascosa, que añade a la ecuación el auge de las 'memecoins'. "Creo que el motivo de más peso ha sido la entrada masiva de nuevos 'inversores' sin formación en tecnología, junto con el auge de las consideradas como 'memecoins' (criptomonedas sin proyecto detrás que se crean por el puro ánimo de divertirse o experimentar). La inversión en base al precio (están a céntimos) y la falsa creencia de que todo en el mercado sube eternamente, sin haberse molestado en leer lo sucedido en el pasado con las correcciones del 2017, ha insuflado una especie de euforia que ha motivado a muchísimas personas a entrar", detalla Carrascosa. "El problema de no haberse informado, ni formado mínimamente es que cuando hay una pequeña corrección, entran en pánico y venden en cascada".

"Es una corrección que se veía venir, tanto por el lado del inversor nuevo que ha vendido en pánico, como en el del especulador que ha salido de sus posiciones. Las inercias de cualquier mercado donde cotice un activo como ether o bitcoin tiene que corregir, y más cuando veníamos de unas subidas continuas durante meses", añade.

¿Hasta dónde puede llegar?

En cuanto al fin, o el suelo al que puede llegar esto, Gutiérrez es sincero y cree que el batacazo puede ser algo mayor. "No sería extraño que bajase hasta los 30.000, hay que tenerlo claro. Yo soy el primero que tengo menos dinero hoy que mañana. Pero que pasase de ahí sería más raro, no hay nada demasiado extraño para que siguiese cayendo. Claro, que eso no consolará al que acaba de entrar y ve cómo ha perdido la mitad de su dinero".

Lo que sí señala y asegura que hay que vigilar son casos como el de Tether, una 'stablecoin' básica en este ecosistema y que en los últimos días ha visto cómo aparecían noticias en su contra. Según las últimas informaciones, los fondos que sustentan esta moneda (son monedas criptográficas respaldadas en dinero FIAT por lo que por cada moneda tiene que haber un dólar o un euro que lo respalde) son algo dudosos. "Esto sí que puede asustar a muchos inversores con grandes posiciones dentro y que vean que el soporte en el que se apoyan no es tan seguro como parecía. Lo interesante es que momento su precio no varía con la caída de hoy y eso es una buena señal. Mientras siga clavado en el dólar todo está bien".

Carrascosa no ve tan claro el fin de esta tendnecia. "Eso no se puede saber. Preocupante, depende de para quien, cada uno tiene sus objetivos cuando invierte en activos, y puede que esas correcciones de mercado no entrasen en sus planes. En cualquier caso, no se debería invertir en 'cripto' aquel dinero que ante una corrección, vaya a ser preocupante para la economía personal de uno".

Gutiérrez termina con un recuerdo. "Al bitcoin lo han matado tantas veces que ya estamos acostumbrados. Al principio, con la primera muerte te asustas y lo pasas mal, con la segunda ya lo llevas mejor, y con la tercera pues aprendes que es algo con lo que tenemos que convivir los que creemos en esto. Obviamente cada vez está más institucionalizado y eso hace que otros aspectos económicos afecten más al mercado de las 'cripto', pero es normal".

Bitcoin
El redactor recomienda