Puse un AirTag de Apple en la mochila de mi jefe: la mejor forma de entender para qué sirven
  1. Tecnología
EL ÚLTIMO INVENTO DE LA COMPAÑÍA

Puse un AirTag de Apple en la mochila de mi jefe: la mejor forma de entender para qué sirven

Tras dos años de rumores, Apple ha presentado sus esperados localizadores, tremendamente útiles. Se trata de interesante idea, tecnológicamente bien ejecutada y con alguna tarea pendiente

placeholder Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

Llevamos tanto tiempo oyendo hablar de los AirTags que parece que ya conocemos al 'dedillo' sus funciones, aunque en realidad no han sido presentados de manera oficial hasta la semana pasada y no se han puesto a la venta hasta este mismo viernes. Dieron tantas pistas que hasta Samsung consiguió adelantarse. Estos accesorios han aparecido desde hace dos años en todas esas quinielas oficiosas que se hacen en los mentideros especializados antes de todos y cada uno de los eventos de Apple desde hace tiempo. Se trata de una suerte de localizador Bluetooth pensado para ubicar múltiples objetos como bolsos, mochilas o bicicletas con la ayuda de un iPhone, un iPad o un Mac. Un accesorio ideal para esos que tienen una capacidad casi patológica de perder las llaves cada dos por tres en casa y que acaban llegando tarde porque justo cuando van a salir por la puerta no encuentran el llavero.

Foto: Tim Cook, durante el último Apple Event, celebrado la pasada semana. (Reuters)

El concepto no es ni mucho menos revolucionario. Tile, una empresa norteamericana, lleva vendiéndolos desde mediados de la pasada década y ahora hasta los hace con forma de tarjeta de crédito para la cartera. A rebufo suyo aparecieron empresas como Chipiolo y un buen puñado de marcas blancas que se pueden encontrar por internet. Incluso Vodafone ha intentado meter un pie con su propio dispositivo de seguimiento en un negocio que dista de ser algo de grandes dimensiones. Algo que pretenden cambiar los de Cupertino con este accesorio pensado para funcionar únicamente en iOS y con la app 'Buscar', la misma que sirve para localizar el teléfono o el ordenador de la manzana cuando no sabes dónde lo has dejado, los has perdido o te lo han robado.

¿Lo logrará? Tampoco parecían los 'wearables' lo más popular del mundo y el Apple Watch ha conseguido ser una máquina de hacer dinero 'omitiendo' al 80% del mercado. No es una evidencia científica, pero parece bastante cierto que los fieles de la manzana tienen la cartera más suelta que los de otras marcas.

¿Qué es un AirTag?

Los AirTags ocupan en una cartera el mismo espacio, más o menos, que una moneda de dos euros. No tiene mucho más misterio. Por una cara son blancos y por la otra dejan el metal al descubierto, con el logo de la manzana. Algunos de los que lo han probado han dicho que corre el riesgo de rayarse esta cara del dispositivo y han mostrado fotos. No es mi caso, pero es cierto que si lo vas a llevar en un bolso o en el fondo de una mochila tiene pinta de que puede llevarse alguna marca.

Utilizan una pila de botón, que da para un año de batería. Luego se puede intercambiar fácilmente. El propio usuario lo puede hacer. Esto es algo de agradecer, pero también una pequeña debilidad. Si te roban una mochila y el que lo ha hecho se da cuenta de que hay uno de estos localizadores puede dejarlo fuera de juego fácilmente.

placeholder El AirtTag, último invento de Apple. (EC)
El AirtTag, último invento de Apple. (EC)

Su diseño es resistente al agua y al polvo (IP67) por lo que no te tienes que preocuparte por salpicaduras, lluvia o algún chapuzón ocasional. Y ya. No hay más que comentar de su aspecto exterior. La configuración es tan fácil como la de unos AirPods. Es retirar una tira de plástico, acercar el teléfono a unos pocos centímetros y ya lo detecta. Te pide que le pongas nombre y poco después ya lo tienes en la app 'Buscar' de tu iPhone o tu iPad en una pestaña llamada 'Objetos'. Ahí te aparece el nombre junto al icono (mochila, cartera, llaves...), te dice si está contigo o en caso contrario hace cuánto tiempo y a cuántos metros se vio por última vez.

Cabe decir que solo son compatibles con iOS 14.5, que está disponible desde el pasado lunes. Los AirTags están equipados con el procesador U1 de Apple y funcionan con 'Bluetooth Low Energy'. Esta tecnología tiene un alcance, dependiendo las situaciones de 50 o 100 metros. En general ha detectado perfectamente la distancia a la que está la baliza en cuestión, aunque hay veces que le ha costado más que otras. Por ejemplo, cuando bajo al bar del periódico entiende que las llaves y la mochila están conmigo, cuando en realidad está un piso más arriba y unos cuantos metros más allá.

La búsqueda con precisión te guía visualmente hasta dar con el objeto perdido

Si pinchas en el objeto en cuestión se desplegará un menú muy sencillo desde el que podrás hacer varias cosas. La primera, hacerlo pitar. Si se te han caído las llaves entre los cojines del sofá y no logras dar con ellas, presionas esta opción y el AirTag empieza a emitir un pitido bastante generoso para ayudarte a dar con ellas. Yo lo he conseguido escuchar fácilmente desde la otra habitación. Pero no siempre puedes hacer esto. ¿Se te han caído las llaves en un concierto, en un bar o en un sitio más ruidoso? Entonces tienes la opción de activar una herramienta que bien podría llamarse 'Frío y caliente'.

En ese momento, tu iPhone se convertirá en una especie de brújula que te dirá si lo tienes enfrente, detrás, a la derecha o la izquierda. Esto, una función llamada 'Buscar con precisión', es posible gracias a la tecnología Ultra Wide Band, por lo que solo se podría utilizar con los iPhone 12 y la anterior generación. He hecho múltiples pruebas y es curioso ver cómo te va guiando, indicándote la dirección la distancia con mucha precisión. En mis pruebas he conseguido hacerlo funcionar a unos 14-15 metros a la redonda del objeto, con paredes de por medio. Según te vas acercando te va indicando con vibración, sonido y color que estás en la senda correcta.

placeholder Función de búsqueda precisa. (M. Mcloughlin)
Función de búsqueda precisa. (M. Mcloughlin)

La verdad que el desarrollo de esta herramienta es muy fino, preciso y va muy fluido. La guinda hubiese sido un sistema por el que cuando te alejases de tu AirTag recibieses una notificación en tu teléfono de "Oye, Michael, te estás dejando la cartera" y pudieses regresar a por ella.

Otra de las funciones, además de opciones para renombrarlo o restaurarlo, que encuentras en ese menú es el 'Modo perdido'. Esto te permite configurar un mensaje y poner tu número de teléfono. Si alguien lo encuentra y tiene un móvil equipado con NFC, basta con que acerque el localizador a la parte trasera, como si estuviese pagando con el 'smartphone', para que le salga una URL donde aparezca nuestro mensaje.

Da igual que el terminal del que encuentre el AirTag sea iOS o Android. Requiere que hagan ese proceso porque, si no, no les saltará el aviso de que está perdido ni tus datos de contacto. La idea está bien, pero quizás tendría lógica poder dejar un mail de contacto y no necesariamente un número de teléfono. Más que nada por ofrecer opciones con las que la gente se sienta más cómodo y seguro.

Alguien puede encontrarse tus llaves y tu teléfono, llamarte e intentar averiguar tu dirección. Es cierto que parece harto improbable, pero también lo parece que gente caiga en campañas de 'phishing' a través de mails con enlaces para acceder a brutales fotos de la fiesta de anoche en la que no estuviste y hay gente que ha picado. Pues eso.

placeholder El AirTag, junto al iPhone 12 violeta estrenado hoy. (M. Mcloughlin)
El AirTag, junto al iPhone 12 violeta estrenado hoy. (M. Mcloughlin)

Una enorme malla de seguridad...

Una de las fortalezas de los AirTags reside no en el número de AirTags que se vendan, sino en el número de iPhones o iPads que se vendan. Porque si lo pierdes o sales de su zona de alcance, enviará una señal encriptada a dispositivos que funcionen con iOS 14.5 y macOS BigSur 11.3 y tengan el Bluetooth encendido. De esta manera, si pierdes algo o te lo roban, podrías acceder a su posición siempre que se fuese cruzando con estos móviles por el camino, cosa que no es complicada en una gran ciudad teniendo en cuenta el número de iPhones que se venden anualmente.

Eso sí, al funcionar solo con la última entrega del software de sus móviles y ordenadores, esta malla de seguridad tiene ahora más agujeros que dentro de unas semanas cuando se vayan actualizando los teléfonos de anteriores generaciones. También cabe señalar que la tasa de actualización en iOS es muchísimo mayor que Android. Esta idea de apoyarse en la comunidad de usuarios para encontrar objetos perdidos ya lo intentó Tile.

Apple quiere que todos sus dispositivos sirvan para localizar anónimamente AirTags perdidos

Pero no es lo mismo hacer que se descarguen la 'app' y se compren un aparato como el caso de esta empresa, que utilizar como hace Apple una función ya instalada en el sistema operativo de los aparatos, independientemente de que tengan un AirTag o no.

... con un pequeño boquete

¿Un objeto del tamaño de una moneda de dos euros que es capaz de darme su posición continuamente solo con estar cerca de un iPhone? Dicho así es probable que alguno que otro piense que podría servir para rastrear personas. Desde la compañía ya han dicho que no está diseñado para eso y han pedido no utilizarlo con otro fin. Pero fiarse de la buena voluntad de la gente no es suficiente y por eso han intentado establecer algunas medidas.

En el caso de que el AirTag esté cerca de un iPhone que no sea de su dueño, lo que supondría estar retransmitiendo y refrescando su posición cada pocos minutos, le mostrará un mensaje que le dirá que lleva uno de esos localizadores encima. Si es de tu pareja, familiar o de un compañero, que, por ejemplo, te ha dejado las llaves del coche, basta con que des a omitir el aviso. Si no es tuyo, te explicará cómo desactivarlo, ver si tiene el modo perdido activado o quitarle la batería. Incluso, si está bien escondido te permitirá hacerlo sonar.

Para probar realmente si esto es suficiente, he hecho una prueba. Pedí a mi jefe que actualizará el iPhone a iOS 14.5 y coloque un AirTag en su mochila. Todo informado y con consentimiento, que en Teknautas somos fieles creyentes del RGPD. Salió pasadas las 17 de la tarde. Íbamos comentando la jugada por un grupo de WhatsApp. A los 400 metros, la imagen se congeló durante unos minutos y pensamos que incluso el AirTag ya había localizado que estaba lejos del nido, pero no mostraba el aviso por algo. Sin embargo, cuando llegó a una estación de tren volvió a dar señales de vida. Y en la estación de destino, otra vez retransmitió su ubicación. Pudimos verle cómo iba cruzando Madrid. No fue hasta el final del día cuando le salió la alerta y cuando pudo decidir cortar la trasmisión. Pudo comprobar la ruta que había sido registrada. Es la única excepción en la que la 'app' hace registro de ubicaciones y queda borrado en el que momento que se autoriza compartir la ubicación o se bloquea.

placeholder Capturas de pantalla tras seis horas de rastreo. (EC)
Capturas de pantalla tras seis horas de rastreo. (EC)

En esta ocasión, era una prueba inocente, pero nos ha servido para detectar que hay margen para seguir a una persona, al menos durante unas horas. Sorprende que Apple no haya afinado más en este aspecto, teniendo en cuenta que es una de las empresas que más ha apostado por la privacidad como argumento de venta y más respeta la información personal de su comunidad.

Recuperando la idea de que el AirTag te avise cuando te estás separando de él, la solución a este problema pasaría por una actualización de software que acortase los plazos de ese primer aviso de que llevas una de estas piezas encima y que no te pertenece. En vez de esperar al llegar a casa o a las 23 de la noche, lo lógico es que salte mucho antes. También es cierto que no es algo que se le pase por la cabeza a mucha gente y que para lograrlo tienen que concurrir varias circunstancias (iPhone actualizado, Bluetooth encendido todo el rato...) pero a la hora de proteger la privacidad y la información personal todo los 'candados' que podamos poner, mejor que mejor.

A pesar de la seguridad, se puede rastrear a alguien sin que se entere unas horas

En el caso de que en la prueba hubiésemos intentado seguir la pista a alguien con Android el resultado hubiese diferido. En dicho caso necesitaríamos que se cruzase con alguien con un terminal con la última versión de iOS. Eso dificultaría ver donde está porque no tiene un iPhone chivato en el bolsillo. Sin embargo, el aviso no le llegaría hasta pasados tres días. No podría ser una notificación. La pastilla empezaría a emitir sonido al detectar movimiento, pasado ese tiempo, lejos del teléfono con el que fue registrado.

Si te estás preguntando si sirven para monitorizar a tu mascota, la respuesta más probable es no y Apple apunta en esta misma dirección porque simplemente no cuenta con GPS. Hay que pensar que la tecnología con la que funciona fue concebida con otras intenciones, tiene un alcance limitado y depende de otros móviles para saber su posición. Hay otro tipo de aparatos concebidos para ese fin. Para lo que sí que te puede servir es para recordar dónde dejaste el coche.

placeholder El AirTag, con una de las correas de Apple. (M. Mcloughlin)
El AirTag, con una de las correas de Apple. (M. Mcloughlin)


¿Qué precio tienen los AirTags?

Se venden individualmente o en paquetes de cuatro. Si las compras una a una te saldrán por 35 euros cada unidad. El paquete de 4 sale por 119 euros, lo que supone un ahorro de 21 euros. Cuando los compras por la web, se pueden personalizar con una inscripción o un nombre gratuitamente. No es muy barato, pero tampoco es extraordinariamente caro. El precio es mayor que el de otros localizadores del mercado (un Tile Pro se puede encontrar por 25 euros en internet y los modelos más básicos de la marca por debajo de 20). Es la historia de siempre con los productos de Apple. Habrá quien se rasgue las vestiduras y habrá quien diga, como en ese vídeo del alcalde de Madrid hecho ya viral, "poco me parece" y esté encantado con pagar eso. Es un debate estéril que nadie va a ganar. Sea como sea, tiene pinta de que se venderán como churros.

El debate es el mismo. A algunos les parecerá caro y otros dirán: "Poco me parece"

Lo que quizás sorprenda más es el precio de los accesorios. Un AirTag de Apple lo puedes utilizar suelto y meterlo en el monedero, en la mochila, en el bolso o en la funda de la cámara. Pero si lo quieres utilizar de llavero necesitas un complemento específico. La manzana ha diseñado varios. El coste del más barato (una correa de silicona) es de 35 euros. Es decir, cuestan tanto como un AirTag comprado individualmente. Los de piel son ya 45. Alguno de estos últimos habrá a quien le recuerden a los llaveros de 'señora' que uno puede encontrar en la sección de marroquinería del Corte Inglés. Pero para gustos, los colores. Al final esos de marcas de segunda fila, como Belkin, bajan a 13 euros y te hacen el apaño perfectamente. Así que no me extrañaría en absoluto que muchos acaben recurriendo a estas opciones o imitaciones de páginas archiconocidas de internet para conseguir estos complementos a un precio más razonable.

En resumen, el AirTag es un producto a coste de Apple y que está muy bien ejecutado y cumple su papel, aunque podría ampliar funciones con alertas de que te dejas olvidado o con mecanismos más férreos para evitar que use para cosas para las que no fueron concebidos.

*Si tienes cualquier consulta adicional o quieres que probemos algún 'gadget' en concreto, puedes escribirnos a teknautas@elconfidencial.com

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
¿Me lo compro?
El redactor recomienda