La 'startup' española que sabe si estás viviendo por encima de tus posibilidades
  1. Tecnología
Así se usa tu rastro digital

La 'startup' española que sabe si estás viviendo por encima de tus posibilidades

Todo lo que se publica en Facebook, LinkedIn o Twitter se puede usar, entre otras cosas, para detectar morosos. Una 'startup' madrileña está llevando la idea al sector inmobiliario

Foto: Una madre observa los anuncios de una agencia inmobiliaria. (EFE)
Una madre observa los anuncios de una agencia inmobiliaria. (EFE)

¿Recuerdas esa foto que colgaste en Instagram celebrando los 40 en un estrella Michelin, o esa otra chapoteando en una playa tailandesa durante tus últimas vacaciones cuando el covid aún no existía? Quizá la cena fue un regalo excepcional que no te habrías podido permitir de otra manera, y las vacaciones en Tailandia tus primeras en el extranjero desde hace mucho tiempo, pero da igual. La huella digital no perdona y cada vez más empresas la usan para rastrearte sin que te enteres. El sector inmobiliario es el último que ha comenzado a tirar de algoritmo en nuestro país para esquivar a los morosos y deducir si vas a poder pagar o no el alquiler en función de tu historial digital. En otras palabras: 'software' que decide si estás viviendo, o no, "por encima de tus posibilidades".

Así define Jaime Villalonga la 'startup' que creó justo un mes antes de que todo saltara por los aires con el covid y el confinamiento el 14 de marzo de 2020. Su proyecto, Avalisto, contra todo pronóstico, no solo ha sobrevivido a la crisis, sino que le cuesta digerir la demanda. De unos cinco empleados han pasado a 17, acaban de conseguir una primera ronda de medio millón de euros y solo en los tres primeros meses de 2021 ya han facturado más que todo el año pasado (un millón de euros, con previsión de cerrar ingresos de casi cuatro millones este año y ser rentables). ¿Cómo?

Foto: Reuters. Opinión

"La gente no es consciente de lo que comparte. Se puede utilizar para denegarte un trabajo o una hipoteca, para perfilarte al milímetro. Todo lo que pones 'online' se queda ahí y deja un rastro. Nosotros nos servimos de eso", explica Villalonga, uno de los seis hijos del que fuera consejero delegado de Telefónica, Juan Villalonga, entre 1996 y 2000. Junto a su socio, Raúl Pérez Acebo, Villalonga montó Avalisto para ayudar a los propietarios de viviendas a alquilarlas sin temor a impagos. Para conseguirlo, señalan, se necesitan dos cosas: evaluar de forma efectiva el riesgo del inquilino y un sistema de pólizas que asegure la renta en caso de que ese impago se produzca. "Hemos digitalizado todo ese proceso. Antes podías tardar entre 20 y 40 días hasta que tuvieras un seguro firmado. Nosotros lo hemos bajado a 10 minutos y sin salir de casa".

La evaluación del riesgo del inquilino la realizan, con su consentimiento, rastreando su huella digital en fuentes públicas. Bastan siete datos (nombre completo, DNI, edad, 'e-mail', teléfono, dirección actual y dirección de destino) para llegar a una conclusión sencilla: sí o no. Apto o no apto. "Consultamos unas 25 fuentes en total, desde el Registro de la Propiedad a las redes sociales. Buscamos todo lo relacionado con tu estilo de vida, tus hábitos de gasto, si has tenido, por ejemplo, algún impago anterior de alguna factura. Da igual que no estés en redes sociales, tus amigos o familia lo estarán. Son lo que llamamos 'enlaces'. Su estilo de vida también dirá algo sobre ti", explica Pérez Acebo.

placeholder Jaime Villalonga (izquierda) y Raúl Pérez Acebo, cofundadores de Avalisto.
Jaime Villalonga (izquierda) y Raúl Pérez Acebo, cofundadores de Avalisto.

El 'scoring' financiero usando fuentes públicas, todo lo que publicamos en Twitter, Instagram, LinkedIn, Facebook y el resto de 'apps' habituales, no es nada nuevo, pero todavía poca gente sospecha hasta qué punto las compañías exprimen esta información. Desde el banco a la inmobiliaria de la esquina. Avalisto ya ha firmado contratos exclusivos con agencias como Gilmar o Tecnocasa. Estas inmobiliarias usan su sistema para evaluar la morosidad de potenciales clientes. Si buscas un piso de alquiler por 1.200 euros al mes, pero el algoritmo concluye que no cobras más de 1.500, tu pareja está en el paro, alguna vez tardaste en pagar alguna factura y tu estilo de vida, a juzgar por tu Instagram y Facebook, es 'ir al día', la inmobiliaria te sugerirá amablemente rebajar tus expectativas.

La potencia de estos datos se multiplica cuando se usan en combinación con información bancaria. "Dentro de poco, dispondremos de un servicio de agregación bancaria. Con el permiso de los inquilinos, el banco nos facilitará un informe donde, sin revelar su posición financiera, nos dirá si ha habido algún impago o evento relevante. Es algo que ya usan todos los sectores, automoción, 'retail', industria, para evaluar a sus potenciales clientes", explica Pérez Acebo.

Nuria Oliver, investigadora, científica de datos y especialista en inteligencia artificial, confirma que estamos ante una tendencia creciente. "Hay un movimiento generalizado de usar estos datos públicos de comportamiento en lugar de financieros reales para estimar el riesgo asociado a un particular. Cada vez más tecnológicas tiran de ello. Y es cierto que la gente no es consciente. No le damos importancia a los datos individuales, a un 'e-mail', a la ubicación, y perdemos la perspectiva de conjunto, lo valiosa que es toda esa información agregada", explica a este diario.

placeholder Un cartel de 'Se alquila' en un local de Madrid. (Reuters)
Un cartel de 'Se alquila' en un local de Madrid. (Reuters)

Al 'scoring' de inquilinos en tiempo real, Avalisto le ha añadido otra derivada que no existía hasta ahora: pólizas de seguro de alquiler con cobertura de hasta 18 y 36 meses (hasta ahora, solo se cubría un máximo de 12 meses) en un proceso que se puede formalizar completamente 'online'. La 'startup' en el fondo se ha convertido en una especie de correduría digital que ofrece pólizas de hasta cuatro aseguradoras. Próximamente, lanzará un buscador en el que cualquier propietario podrá escoger el seguro de alquiler que más le conviene. Su modelo de negocio es sencillo: se embolsa una comisión de entre el 3% y el 4,5% por cada contrato que firma.

Teniendo en cuenta los datos más recientes de morosidad, no es ningún misterio que negocios como el de Avalisto se disparen. A finales del año pasado, la tasa de impago de alquiler había escalado casi un 70%, según cifras del Fichero de Inquilinos Morosos. La asociación de propietarios de viviendas en alquiler Asval aseguró que la tasa de morosidad llegó a subir del 5% al 15% durante los meses del confinamiento. "Nosotros estamos ahora mismo con una tasa de solo el 3%, el resto del mercado sigue a dobles dígitos", dice Villalonga.

De algo no hay duda: el sector inmobiliario ha visto en el 'scoring' de inquilinos a través de información pública y las pólizas 'online' la mejor forma de reducir los impagos y asegurar su negocio. Firmas como Avalisto ya trabajan con inmobiliarias, socimis (Zittus Management o Gavari) y grandes fortunas que gestionan decenas de viviendas en alquiler. Es el negocio contracíclico perfecto: a más crisis, más actividad. Tampoco hay duda de otra cosa: la gasolina de este sistema son tus fotos en Instagram, 'likes' en Facebook y mensajes en Twitter. Sin ellos, denegarte el alquiler, crédito o hipoteca que necesitas es un poco más caro y complejo. "Este es un tema que debería preocuparnos mucho como sociedad, las implicaciones en nuestras vidas pueden ser profundas", recuerda Oliver. "Cuando cuelgas algo en internet, nunca piensas que un tercero lo pueda monetizar. Pero eso es lo que siempre acaba ocurriendo".

Inquilino Algoritmos HIjos
El redactor recomienda