¿Cuántos bitcoins vales? Esta oscura red social es la última locura de Silicon Valley
  1. Tecnología
El presidente de Singapur denuncia a la 'app'

¿Cuántos bitcoins vales? Esta oscura red social es la última locura de Silicon Valley

Bitclout, una plataforma apoyada por grandes fondos de Silicon Valley, permite invertir criptomonedas en todo tipo de personas con la idea de que su reputación te dé beneficios

placeholder Foto: Foto: BitClout.
Foto: BitClout.

Cuando llegas a BitClout lo primero que ves es un gran letrero: "La red social crypto". Bajo ese eslogan, un botón para unirte y una breve introducción: "Todos obtienen su propia moneda. Tu creador favorito tiene una moneda que puedes comprar o vender. El precio sube a medida que más gente compra. También puedes tener tu propia moneda". Por si fuera poco, la página termina con un listado en el que aparece gente como Elon Musk, Justin Bieber o Ariana Grande, y su precio, dando a entender que ellos ya forman parte de esta red 'crypto'. Puede que hasta ahí nada te llame demasiado la atención si pensamos en la locura generada en torno al 'blockchain', pero hay que añadir un pequeño detalle: ninguno de esos grandes creadores forma parte de la plataforma, ni ha dado permiso para que utilicen su imagen o comercien con su nombre.

El nombre de esta red social empezó a resonar en internet hace unos días, cuando la web daba sus primeros pasos apoyada por numerosos fondos de Silicon Valley. De la noche a la mañana grandes 'influencers' de la comunidad 'crypto', y no 'crypto', se dieron cuenta de que algo no cuadraba: alguien había creado perfiles en su nombre, y estaban comerciando con ellos. Sin que diesen autorización ni nada parecido, estaban cotizando en una especie de mercado secundario dentro de BitClout, y, para colmo, la plataforma (descentralizada y sin compañía matriz detrás en teoría) les ofrecía la opción de reclamarlo, pero solo recibirían una parte del dinero invertido en ellos, y si querían quejarse a la empresa tendrían que pagar. Algo tan rocambolesco que ya ha generado hasta un conflicto internacional, con el Primer Ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, uno de esos perfiles que habían empezado a cotizar sin saberlo, reclamando que borren su nombre y que la gente de su país huya de ella.

Foto: Criptomoneda. (Pixabay)

Todo puede sonar bastante alocado, y la espiral en la que anda metida la plataforma invita a ese pensamiento, pero el funcionamiento de la 'app' es bastante más simple. La idea de BitClout es que toda la persona que quiera, siguiendo la corriente de la llamada 'economía de los creadores' (que está triunfando con sitios como Patreon, Twitch o Substack) pueda tener, tirando de tecnología 'blockchain', su propio 'token', y que el resto de la gente que está en la misma red, pueda apostar por ella, dando un valor monetario a ese usuario. Inspirándose en Twitter, si eres un buen creador, y te generas una gran reputación, irás consiguiendo que más gente esté interesada en comprar tus 'tokens' y por tanto más caros serán. Por lo que el que haya apostado por ti en tus inicios a precios más bajos podrá sacar beneficios. Pero pronto empiezan a verse las costuras.

Lo primero es que para hacerte con esos 'tokens' tienes que cambiar tus bitcoins por la moneda propia de la plataforma, es más, si no tienes ni una sola de sus criptomonedas no podrás utilizar el sistema. Una vez dentro tendrás que utilizar 'las BitClout' para comprar la moneda del 'influencer' que quieres, pero también para hacer consultas a soporte. Para incentivar la compra de esos 'tokens' personales, la web te ofrece distintos atractivos, como poder escribir mensajes privados al perfil por el que apuestas, tener accesos exclusivos, contenidos solo para 'mecenas'... Pero al final todo tu beneficio depende de la especulación sobre la reputación de un usuario y no solo eso, es que, al menos a día de hoy, no hay forma de convertir de vuelta esas monedas, aunque saques beneficios.

Como explica el abogado experto en derecho digital, Sergio Carrasco, que ha escrito un artículo sobre los vacios legales de la plataforma, la red tiene numerosos puntos negros, y lo que más llama la atención es que tras la idea esté gente como Sequoia Capital, Andreessen Horowitz, Chamath Palihapitiya’s Social Capital, Coinbase Ventures, Winklevoss Capital o el cofundador de Reddit Alexis Ohanian. Varios de ellos ya han mostrado su apoyo tras las críticas, pero el problema está lejos de solucionarse. Además del Primer Ministro singapurense, otros famosos como Preston Byrne o Brandon Curtis también han anunciado acciones legales contra la red, y su día a día se está plagando de escándalos.

¿Es legal?

La gran duda que queda en el ambiente es hasta qué punto es legal algo así. La red puede serlo, y los agujeros de regulación que hay en torno a las criptomonedas ayudan a que estos proyectos puedan crecer dentro sin muchas barreras, pero expertos como Carrasco apuntan en otras direcciones. Sobre todo en el uso de perfiles de personas que no están registradas en la plataforma. "Nada más entrar en la web ves que hay un listado de los perfiles más 'caros' y aparece gente como Elon Musk. Pero es que Elon Musk no está presente en la red, no tiene cuenta, solo que han creado una para él y dicen que está reservada", explica.

Los creadores de BitClout recopilaron por método de 'scraping', los 15.000 perfiles más influyentes de Twitter en el terreno de las criptomonedas, y añadieron algunos más como el de Katy Perry o Justin Bieber. De ahí los volcaron en su sistema y por eso puedes ver usuarios como Elon Musk con los mismos datos que muestra en la red del pajarito. "Están usando la imagen de una persona para sacar beneficio propio sin tener ningún permiso de esa persona. En el caso español tenemos la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Esta Ley podría encajar en el uso que al final se está realizando del nombre e imagen de los personajes públicos sin autorización y con un claro ánimo de lucro. En otros países podemos encontrar normativas similares aplicables. Habrá quien no denuncie y opte por entrar en la red, reclamar el perfil y quedarse con el dinero, pero no dejar de ser algo bastante polémico", comenta el abogado en conversación con Teknautas.

Además, señala otro punto importante: esos perfiles aparecen en la primera línea de la web por lo que podrían estar usando una imagen engañosa para atraer gente a su plataforma y que compren sus criptomonedas. Algo que agravaría lo ocurrido. Por no hablar del uso de datos personales sin control alguno y la poca transparencia en este sentido. "Es que hasta te obligan a comprar sus monedas para poder pedir a soporte que borre tu cuenta de su sitio. Es decir, se bajan los datos de otra red, los suben sin tu permiso ni el de la red, y te dicen que es que te están reservando el perfil. Si lo reclamas te llevas una parte del dinero que ya han recaudado por tus 'tokens', que no todo, y si optas por reclamar que borren tu página tienes que pagar. Además, el que ya ha invertido en tu perfil se queda sin nada si borras la cuenta. Es todo demencial", señala.

El funcionamiento de la 'app', muy similar a Twitter es aprovechado para tapar estas prácticas. Si el perfil ha sido reclamado o creado por una persona en concreto, tiene un 'tick' de confirmación, mientras que si está entre los que la plataforma ha creado por su cuenta se queda con un relojito que, según la empresa, significa que está reservado a la espera de que su dueño la reclame. Entre los perfiles 'scrapeados' hay grandes figuras internacionales, pero también hay casos españoles, como el de la abogada experta en 'blockchain' y criptomonedas Cristina Carrascosa. En el momento en el que se mostró que estaba el precio de su moneda era de 486 dólares.

Un problema añadido que ve Carrasco es que se trata de una plataforma descentralizada y que ni siquiera se conoce el nombre de la persona que está detrás de la idea. Aunque algunos, como Byrne, ha empezado a señalar Nader Al-Naji, como el fundador, la web no lo establece y eso puede complicar más aún la persecución de cualquiera que quiera reclamar algo a la red social. "Habrá que ver cómo evoluciona y si al final alguien se responsabiliza, pero eso sí puede complicar mucho que se pueda hacer algo contra la plataforma o pueda recuperar algo de su dinero si de repente la plataforma desaparece".

El rastro del dinero

Fuera de lo puramente legal, Bitclout también ha generado sospechas en torno a lo que está haciendo con el dinero recaudado por la empresa. Según una investigación del medio Decrypt, las personas que están tras la red social podrían estar utilizando el dinero recaudado hasta el momento por parte de los usuarios que entran y compran su moneda, cerca de 160 millones de dólares en bitcoins, para, por un lado comprar en la 'dark web', y por otro lado para invertir en 'exchanges' como Amber Group, Kraken o Coinbase y de ahí moverlo a otras billeteras en las que se pierde el rastro. Además, hay que recordar que aún a día de hoy es imposible cambiar esas monedas de BitClout por otro tipo de criptomoneda o dinero FIAT.

Por último, en las últimas horas se ha descubierto un nuevo fallo en el sistema. Según denuncian varios usuarios en redes como Twitter, su programación deja un agujero que permitiría a cualquier persona con acceso a sus servidores robar todo el dinero de la plataforma, pues expone su clave. "BitClout carga sus claves a su servidor en cada solicitud de API. Cualquier empleado con acceso a ese servidor puede robar todo el dinero de la plataforma en cualquier momento".

Tecnología Singapur Ariana Grande
El redactor recomienda