El prepago revive: por qué puede ser incluso más interesante que las tarifas de contrato
  1. Tecnología
Los tarjeteros están de suerte

El prepago revive: por qué puede ser incluso más interesante que las tarifas de contrato

Clásicamente olvidado por los grandes operadores, por generar menos ingresos, el prepago tiene ahora una nueva vida, gracias a tarifas que llegan a superar los 100 GB.

placeholder Foto: El prepago está de vuelta (EFE)
El prepago está de vuelta (EFE)

Contar con una buena cantidad de gigas suele pasar por tener que acceder a una línea móvil mediante contrato, pero ya no es así. Aunque los datos ilimitados siguen siendo coto cerrado del contrato (y de unos pocos operadores), las tarifas de prepago se han sumado a la moda de crecer en gigas sin subir de precio.

La tarifa de prepago con más datos, y con gran diferencia respecto a las siguientes, es el Planazo internet en casa de LlamaYa. Ofrece 120 GB a cambio de 30 euros cada 28 días, una oferta pensada para tener conexión en una casa porque, ojo, no permite hacer ni recibir llamadas. Puede ser interesante también para quien sale de viaje por unos días y con los gigas de su tarifa habitual no tiene suficiente.

Más allá de tarifas exclusivamente de datos, la tarifa prepago con más gigas la ofrece Vodafone, con su prepago XXL: llamadas ilimitadas y 55 GB por 40 euros cada 28 días. La siguiente tarifa con más gigas también es de Vodafone. Su prepago XL cuenta con 45 GB a cambio de 30 euros cada 4 semanas. Además Vodafone ofrece la posibilidad de acumular los gigas no consumidos durante tres meses, algo que viene muy bien para no desperdiciar gigas en meses de consumos valle.

Bajando un escalón más, la oferta de Digi es una de las más equilibradas, con llamadas ilimitadas y 40 GB a cambio de 20 euros al mes. Permite acumular los datos no consumidos para el mes siguiente y en caso de agotarlos la conexión sigue en pie, aunque más lenta. Simyo también cuenta con una tarifa con 40 GB, pero más cara, por 29 euros al mes (28 si se renuncia a las llamadas), con la única ventaja de que permite alargar hasta tres meses los datos no consumidos.

Las mejores tarifas por menos de 20 euros

Si el presupuesto es más limitado o simplemente no necesitamos tantos gigas, por debajo de 20 euros sigue habiendo tarifas bien nutridas de datos y/o llamadas. Simyo por ejemplo ofrece la ventaja de poder combinar sus bonos de datos con distintas opciones para llamar, permitiendo tener 35 GB sin llamadas incluidas por 17 euros al mes o 20 GB por 10 euros. Un buen número de marcas (la misma Simyo, Digi, Orange, República Móvil y Vodafone) ofrecen llamadas ilimitadas y 20 GB a cambio de 15 euros.

La tendencia en los 10 euros mensuales (o cada 28 días) es ofrecer llamadas ilimitadas y 10 GB, disponibles en Simyo, Vodafone, Digi, Orange o República Móvil. Para los que no necesiten tantas llamadas pero les venga bien algún giga más, Vodafone ofrece en su prepago S 300 minutos y 12 GB por 10 euros. También hay hueco para los que quieren una línea móvil con llamadas ilimitadas pero sin datos. LlamaYa tiene la tarifa más barata, por 7 euros, aunque Digi por el mismo precio además de las llamadas ilimitadas incluye 5 GB.

En cambio, si queremos disponer de una cierta cantidad de minutos y datos, por ejemplo, para una persona joven que no llama mucho, pero quiere tener WhatsApp, hay tarifas por muy poco que dan la seguridad de una cuota mensual fija. La tarifa Mini de Digi es una opción, con 100 minutos en llamadas y 1 GB por 3 euros al mes. Por 4 euros Simyo ofrece 20 minutos y 2 GB, mientras que por 5 euros la opción más equilibrada la tiene Simyo, con 100 minutos y 3 GB.

Una línea para recibir llamadas (y ya)

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Además de para tener una línea móvil adicional para una necesidad puntual de datos, o para tener el control del gasto, las tarifas prepago también tienen una utilidad muy concreta: tener una línea móvil en la que poder recibir llamadas, con el mínimo gasto posible. Igualmente, pasar una línea a prepago puede ser la manera más barata y sencilla de mantener un número de teléfono que no queremos perder.

Para todos estos casos, la mejor opción pasa por una tarifa sin cuotas ni consumos mínimos, que simplemente obligue a hacer un consumo o recarga cada ciertos meses para que la línea siga viva. Las mejores opciones para esto las ofrecen Simyo, Suop, Orange y Movistar, todas ellas con tarifas de prepago sin cuotas y con la posibilidad de estar sin recargar durante hasta 12 meses, en el caso de Orange y Movistar. Para llamadas puntuales, la mejor opción es Suop, ya que permite llamar por 7 céntimos el minuto, sin establecimiento de llamada.

Ojo a los inconvenientes del prepago

Como hemos visto hasta ahora, salvo por el lado de los datos ilimitados, que seguramente tardarán en llegar, las tarifas de prepago tienen poco que envidiar a las de contrato. De hecho, las tarifas de Simyo, Digi o República Móvil son las mismas en contrato y prepago, y tienen mejores condiciones que muchas tarifas de contrato de otros operadores. Pero como siempre, no es que haya letra pequeña, pero sí que hay ciertos inconvenientes en estas tarifas a tener en cuenta.

El prepago aporta control sobre el gasto, pero puedes pagar 13 cuotas en un año

El primero de todos es sin duda el hecho de tener que estar pendiente de realizar una recarga para poder renovar la tarifa cuando llegue su vencimiento. Las llamadas o conexiones de datos fuera de los bonos son normalmente muy caros y pueden fundir enseguida el poco saldo de una tarjeta. Igualmente, es conveniente consultar con el operador de turno las opciones, en forma de recarga automática o adelantos de saldo, para que ese escenario no se llegue a dar.

Además, como ha tocado mencionar en más de una tarifa, algunas de las opciones de prepago no tienen la duración habitual de un mes, sino que se quedan 28 días. Eso provoca que al cabo de un año se paguen casi 13 cuotas, frente a las 12 de las tarifas con duración mensual. Son Movistar, Vodafone, Orange, Lebara y LlamaYa las marcas que acortan los meses en sus tarifas prepago, algo a tener en cuenta antes de hacerse con una de ellas.

Vodafone Orange
El redactor recomienda