El crimen que conmociona al mundo 'gamer': "Recuerdo lo que hice y lo hice porque quise"
  1. Tecnología
asesinó a una jugadora del equipo rival

El crimen que conmociona al mundo 'gamer': "Recuerdo lo que hice y lo hice porque quise"

Ingrid Oliveira Bueno da Silva, más conocida en el mundo de los 'e-Sports' como 'Sol', fue engañada para acudir a la vivienda de Guilherme Alves, quien acabó asesinándola

placeholder Foto: A la izquierda, Sol, la víctima de Guilherme Alves; a la derecha, el autor del asesinato siendo detenido.
A la izquierda, Sol, la víctima de Guilherme Alves; a la derecha, el autor del asesinato siendo detenido.

Ingrid Oliveira Bueno da Silva (19 años) era conocida como 'Sol' en el mundo de los 'e-Sports'. Hoy, todo el sector se despide de ella, después de que fuera asesinada a puñaladas por un compañero de juego. Un joven de 18 años y estudiante, Guilherme Alves Costa, ha sido detenido después de confesar que era el autor de la muerte de la jugadora, a la que engañó para que acudiera a su vivienda en Pirituba, en la zona norte de Sao Paulo. En su declaración, filmada por la propia policía, el propio Guilherme aseguraba que su intención era la que era: matar a Sol. "¿Recuerdas lo que hiciste, hijo? ¿O no lo recuerdas?", preguntan durante su detención. "Por supuesto que lo recuerdo. Mi cordura está completamente apta". Al preguntarle por qué habría hecho eso, su respuesta fue clara: "Porque quise. Lo hice porque quise hacerlo".

Según el informe policial, recogido por 'O Glovo', el autor confeso huyó tras herir a su víctima y fue el hermano de este quien, al llegar a casa, se encontró con la joven desmayada. Después del asesinato, el estudiante llegó a hablarle a su familia de suicidio, aunque su hermano logró convencerlo de que no lo hiciera; media hora después del asesinato, el propio Guilherme se presentó ante las autoridades para confesar su crimen. El asesino es conocido como Flashlight, jugador del Call of Duty en el equipo GamersElite, mientras que ella pertenecía al equipo FBI-e-Sports. Después de un mes jugando juntos, era la primera vez que se veían en persona.

El equipo al que pertenecía Guilherme informó de que el sospechoso había enviado un vídeo con imágenes de la joven asesinada al grupo de la organización, y que los responsables informaron a las autoridades competentes y pidieron a los miembros del grupo que no compartieran las imágenes. La organización también ha asegurado que nunca ha visto a Guilherme en persona. Los miembros del equipo de Sol, por su parte, han realizado un homenaje con "una caravana [dentro del juego] haciendo una línea de artillería apuntando al cielo, en honor a Ingrid", tal y como explicó Matheus Lucas, un compañero de Sol, al portal brasileño UOL.

"Era una persona extraordinaria, a quien recordaremos todos los días que salga el sol; cada vez que miremos al sol la recordaremos", escribió Krony, responsable del equipo FBI-e-Sports en el perfil del grupo en Instagram. "Se incorporó a nuestro plantel de chicas y se hizo muy amiga de los chavales de la línea Black Stars. Fue una excelente jugadora, (...) siempre motivadora y su conexión con el resto del equipo era superbuena. Era muy respetuosa, amigable y muy educada", escribió el grupo en un comunicado, enviando sus condolencias a la familia de la joven.

¿Un caso de violencia machista?

Los datos de violencia de género en Brasil no son nada alentadores: 47.000 agresiones sexuales, una cada 11 minutos, y según los datos del Atlas de la Violencia 2020 del Instituto de Investigación Económica Aplicada (IPEA) del país, en 2018 una mujer era asesinada en Brasil cada dos horas: más de 4.500 en total en todo el año. Desde Jaguares eSports, uno de los equipos de deportes electrónicos de Brasil, recuerdan que "las mujeres denuncian casos de abuso a diario, pero no reciben mucha atención". "Y en los deportes no es diferente: luchan por ganar su espacio (...). En la escena del Call of Duty Mobile, muchas jugadoras son amenazadas y hacemos campañas para combatir cualquier tipo de abuso hacia nuestras mujeres. Reflexionad sobre lo sucedido e intentad contribuir a un escenario deportivo más saludable y accesible para todos".

El psicólogo de e-Sports Claudio Godoi, que trabaja para el Team Liquid de Brasil, hablaba con UOL sobre el estado psicológico del asesino. "Ese comportamiento al ser detenido, sonriendo y jugando, asumiendo que es consciente demuestra que nunca ha sentido empatía con lo sucedido. Estos son algunos signos de un trastorno de personalidad antisocial, que se usaban en una antigua nomenclatura de psicopatía". Según la investigación, Flashlight habría conocido a Sol en el ámbito del Call of Duty y habría planeado su asesinato, tanto es así que quedó reflejado en un libro de poco más de 50 páginas que quedó confiscado por la policía. En algunos extractos de ese libro el joven dice creerse superior a otras personas, incluso asegurando que tenía "una misión anticristiana en el mundo".

"En varias ocasiones dice que era 'un soldado' y 'parte de algo más grande', señal de lo que se denomina delirios de grandeza. Se puede observar a una persona perturbada, con trastornos de personalidad y psiquiátricos". Para el psicólogo, existe la presencia de una conducta psicopática, aunque subraya que no tiene ninguna relación con el videojuego en sí. "Se trata de una persona con un trastorno de personalidad en un ámbito de edad de alguien que juega al Call of Duty, pero esto podría haber sucedido en el ámbito de un gimnasio o en una 'app' para ligar".

Machismo Call of Duty
El redactor recomienda