Griezmann se sube al carro de Piqué con una inversión millonaria en cromos 'blockchain'
  1. Tecnología
Pondrá parte de los 40 millones

Griezmann se sube al carro de Piqué con una inversión millonaria en cromos 'blockchain'

El delantero francés participa en una nueva ronda de ampliación de capital de Sorare, en la que también entran fondos de inversión y gurús de las criptomonedas

placeholder Foto: Antoine Griezmann se lamenta tras fallar una ocasión. (Reuters)
Antoine Griezmann se lamenta tras fallar una ocasión. (Reuters)

El futbolista del FC Barcelona Antoine Griezmann se suma a la nueva aventura empresarial de su compañero de equipo, Gerard Piqué, que en diciembre del año pasado anunció una inversión millonaria en una plataforma de cromos digitales regulados por 'blockchain'. El central, por entonces todavía apartado de los terrenos de juego a causa de una grave lesión, aportó "un porcentaje significativo" de los tres millones de euros en que estaba tasada la ampliación de capital de Sorare. Ahora, el francés formará parte de una nueva ronda de 40 millones.

Junto con él, entran en el accionariado de Sorare la compañía de inversión Benchmark, que liderará la operación; el fondo de capital riesgo Accel; otros inversores a título privado, entre los que se incluyen Gary Vaynerchuck, que ya apostó por proyectos como Uber, Snapchat, Facebook o Twitter, y Fred Ehrsam, cofundador de la empresa de criptomonedas Coinbase.

No es casualidad que quienes confían en las criptomonedas echen el resto por Sorare. Tanto lo uno como lo otro se basan en 'blockchain', una tecnología para registrar datos de forma conjunta que funciona a modo de 'notario público', evitando que la información en la red se pierda, se modifique o se elimine. En el caso de las divisas virtuales, este método se utiliza para sustituir el papel de los bancos como mediadores de los movimientos financieros; y en el de Sorare, para garantizar que los productos coleccionables sean reales y que las acciones realizadas con ellos sean seguras.

Los cromos representan 'tokens' NFT —fichas criptográficas o vales que demuestran su autenticidad—, de manera que son limitados y sus precios los determina el mercado. Los miembros de Sorare pueden comprarlos, venderlos o intercambiarlos para formar un equipo y competir con él en una serie de torneos, cuyos resultados dependen del desempeño de los jugadores en los partidos reales. Es lo que se conoce como fútbol fantasy, el mismo modelo de plataformas bien conocidas por los amantes del deporte rey como Comunio, Biwenger o Futmondo, pero con una salvedad: aquí se paga con dinero de verdad.

Esta es la parte que más ha seducido a Peter Fenton, socio general de Benchmark: "El trabajo previo de los fundadores con la tecnología 'blockchain' les ha permitido tener una aplicación única para un nuevo 'token' no fungible (NFT): jugadores reales en partidos reales que crean un valor digital duradero". Gracias a su apoyo, Sorare entra en "un punto de inflexión" para llegar a nuevos mercados, en palabras del cofundador y primer ejecutivo de la empresa, Nicolas Julia.

Mbappé y Oblak, los más buscados

Dos años después de su nacimiento, Sorare cuenta con más de 80.000 usuarios en todo el mundo —de los cuales 5.000 son españoles— y ha experimentado un crecimiento medio mensual del 52% respecto al año pasado. Según datos ofrecidos por la propia empresa, el total de cromos digitales vendidos en su plataforma ha pasado de tener un valor de 50.000 euros a principios de 2020 a 3,5 millones de euros en enero de 2021. Las ventas en España ascienden a 300.000 euros desde diciembre de 2019.

placeholder Ejemplo de equipo con cinco jugadores. (Sorare)
Ejemplo de equipo con cinco jugadores. (Sorare)

Las tarjetas de Sorare funcionan mediante un sistema de licencias. De momento, hay acuerdos con 130 clubes internacionales, incluyendo algunos de los más importantes de Europa como el Liverpool, el PSG, el Bayern de Múnich o la Juventus; así como cuatro de LaLiga: Real Madrid, Valencia, Atlético de Madrid y Real Betis. La carta más cara es la de Kylian Mbappé, con un precio de 55.000 euros. En España, el jugador más cotizado es el portero del Atlético de Madrid, Jan Oblak, que ha llegado a alcanzar un valor de 10.000 euros.

Antoine Griezmann
El redactor recomienda