Paga 2€ para que Pérez-Reverte te responda: la 'startup' que arregla lo que internet rompió
  1. Tecnología
OJO, LINKEDIN VAN A POR TI

Paga 2€ para que Pérez-Reverte te responda: la 'startup' que arregla lo que internet rompió

¿Se te pasó un correo importante porque se ha perdido entre una avalancha de emails? MyPublicInbox es una plataforma española que quiere poner remedio a la sobresaturación de mensajes en tu día a día

placeholder Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Piense en la cantidad de correos que ha recibido en los últimos días. Piense también en cuántos envía. Seguro que estos meses de teletrabajo los correos electrónicos se han multiplicado, de la misma manera que se han multiplicado los destinatarios que van en copia con el pretexto del 'por si acaso' o 'FYI' ('For your information'). ¿Son todos necesarios? A todo este incremento hay que sumar los que ya recibíamos, que no eran pocos entre otros de corte profesional, publicitario o vaya a usted a saber de qué naturaleza. El resultado es una sobresaturación de mensajes que hacen que muchos acumulen cientos o miles de ellos sin responder porque simplemente no les da la vida para gestionar su bandeja de entrada. Un efecto colateral ha sido que WhatsApp se ha convertido en el Gmail en muchos casos. "Si es importante escríbeme al móvil". Seguro que la frasecita les suena.

Foto: Foto: Reuters.

Esto es aplicable a los perfiles en redes sociales. Twitter, Facebook, Instagram... Se intenta contactar con alguien por motivos profesionales por estos canales y, si no te sigue, todo depende de que revise con cierta asiduidad los mensajes o que se percate de tu petición entre un chorro de notificaciones. La hiperconectividad de internet ha llevado, en no pocos casos, la capacidad de atención al máximo. "Hay estudios que vienen a decir que una quinta parte del tiempo en ciertos trabajos se va gestionando solo correos, de los que muchos no son necesarios", explica Beatriz Cerrolaza, CEO y fundador de MyPublicInbox. Se trata de una plataforma que pretende acabar con este caos de notificaciones y asegurarse que lo que recibamos y a lo que dediquemos tiempo realmente sea importante. ¿Y cómo lo hace? Pues básicamente cobrando por enviar ese mensaje, con la certeza de que el destinatario le echará un ojo y te responderá, porque recibirá parte de ese pago. "Solo nos quedamos con una pequeña porción de comisión".

placeholder Foto: Efe.
Foto: Efe.

"Yo aparte de esta empresa también dirijo una 'startup' que se dedica a tecnologías anti falsificación", cuenta Cerrolaza, natural de La Rioja. "El problema es que en este sector no es fácil contactar con la gente que necesitas, porque hay bastante celo con esa información. Intenté encontrarlos por LinkedIn, pero fue inútil porque muchos no tenían". Ese fue el germen para que esta empresaria decidiese poner el concepto a prueba hace casi año y medio, en octubre de 2019. A día de hoy ya se han constituido como empresa independiente y preparan su salto a otros mercados, después de testar el proyecto en España.

Aquellos que quieren recibir sus mensajes a través de esta vía se conocen como perfiles públicos. "A día de hoy tenemos aproximadamente mil dados de alta". Entre los que se han dado de alta se encuentran personalidades muy relevantes como puede ser el periodista y escritor Arturo Pérez-Reverte, Cayetana Guillén Cuervo, José Luis Garci, Juan Gómez Jurado, Lorenzo Caprile, Ferrán Adriá o Rudy Fernández, entre muchos otros. También Chema Alonso, el 'hacker' español reconocible por su inconfundible gorrito de lana que pertenece al consejo ejecutivo de Telefónica, que tiene una pequeña participación minoritaria en la compañía. "No contesto mensajes recibidos por otras vías", reza el perfil de este experto en ciberseguridad.

placeholder Foto: MyPublicInbox.
Foto: MyPublicInbox.

"Cuando decidimos montar la plataforma, detectamos que hay perfiles que reciben cien, doscientos o trescientos mensajes entre mails o redes sociales cada día. Es algo imposible de abordar", explica esta joven. Pero también hay otra derivada. "Cuanto más relevante es una persona, más difícil es contactarla. Tú quieres dar con un pequeño emprendedor que está empezando que seguro que encuentras mail, teléfono y hasta dirección de su casa, como quien dice. Pero cuando se trata de dar con alguien que tiene un perfil alto es muy complicado, porque exponer esa información puede tener riesgo de phishing, de suplantación de identidad...". Eso, cuenta, complica muchas veces cuando quieres hacer una propuesta profesional a alguien o ficharle como ponente para un congreso. "Nos hemos encontrado con casos en los que hay gente que ha perdido ofertas de 4000 € por charlas de 30 minutos porque el mensaje se ha quedado en un buzón de 'info arroba no sé qué' o porque no se ha localizado al representante a tiempo o lo que sea".

La mayoría utiliza el servicio como filtro de 'spam' y donan lo ganado a proyectos solidarios

El sistema es sencillo. Cuando uno se da de alta como perfil público tiene que fijar el precio que va a cobrar por contestar al mensaje. No se fija en euros, sino en 'tempos', una moneda virtual que han creado para operar. "Cien tempos, al cambio, son como un euro", explica. "Tienen completa libertad para fijar el precio. Pero la media suele establecerse en unos 300 tempos". Pérez-Reverte, por ejemplo, cobra 800. David Broncano, 500. Depende de cuál se consulte. "Se habla de que los datos son el nuevo petróleo. Puede ser, pero también el tiempo es cada vez más valioso y hay que pagarlo", reflexiona Cerrolaza. ¿Vale 3 euros un email con la certeza de que lo va a leer? Ella compara ese coste con el que tendría encontrarte a Ferrán Adriá en una cafetería, pagarle un 'espresso' y hacerle la propuesta que le vas a hacer en el mensaje. Además, si el destinatario no contesta en 5 días, se devuelve el dinero.

"En LinkedIn ocurre todo al revés. El que dedica su tiempo a contestar el mensaje, buscar material o la información que le solicitan, no tiene recompensa. Tú pagas a la plataforma por tener la posibilidad de escribir estos mensajes y nadie te asegura la respuesta", añade la fundadora de MyPublicInbox. Aquí nadie se va a hacer rico. "Lo utilizan más como filtro de 'spam' que como otra cosa", recuerda, diciendo que la plataforma organiza acciones solidarias para que estos perfiles públicos puedan donar sus 'tempos' a distintas ONG, algo que "hacen la gran mayoría". "Para que fuese un negocio rentable para ellos, Alejandro Sanz tendría que cobrar, no sé, mil euros por mensaje. Es asegurarse, en resumen, que reciben contenido que les va a ser de interés y que no se ven bombardeados. Además, muchos tienen el problema añadido de que los seguidores se creen que tienen la obligación de constestar a todo".

Startup Arturo Pérez Reverte
El redactor recomienda