Un magnate árabe rebotado de la crisis del turismo es el nuevo rival de Uber y Cabify
  1. Tecnología
Un proyecto de la familia Al Khatib

Un magnate árabe rebotado de la crisis del turismo es el nuevo rival de Uber y Cabify

Group Golden, proveedor oficial de servicios de transporte de la aerolínea Emirates, estrena su servicio Golden Go en Barcelona como alternativa ante la caída de viajeros extranjeros

placeholder Foto: Foto: Golden Go.
Foto: Golden Go.

Si uno piensa en la crisis del coronavirus, en la falta de turismo, la caída del movimiento callejero y la pérdida de las salidas nocturnas, tiende a llegar a la conclusión de que lanzar ahora mismo una empresa de transporte de pasajeros similar a Uber, Cabify o al servicio tradicional de taxis es una opción más que arriesgada. Pues, pese a todo, ha aparecido un nuevo competidor, sin hacer mucho ruido, en Barcelona. Y precisamente ha sido la crisis turística la que ha ayudado a que la 'app' Golden Go esté operativa en la capital catalana e incluso haya lanzado ya campañas en redes sociales con distintos 'influencers' locales para empezar a captar clientes.

El servicio aún no ha aparecido como tal en medios y en internet acaba de arrancar (pese a que ya está moviendo el proyecto en redes sociales, su 'app' apenas aglutina unas pocas descargas y hay aspectos aún en desarrollo), pero no sale de la nada ni es un nuevo agente en este mercado. Detrás está Group Golden, un grupo hispano-jordano con sede en Mollins de Rei (Barcelona), proveedor oficial de transporte de pasajeros de la aerolínea de Emiratos Árabes Unidos, Emirates, en Cataluña, que, rebotado de la crisis del turismo, y aprovechando un proyecto iniciado internamente a finales de 2019, está buscando una salida alternativa en plena crisis.

Foto: Luis Ángel mira la chimenea industrial que les han montado en el patio. (Foto: M. Mc.)

Group Golden es 'partner' oficial de Emirates desde hace más de una década y lleva cerca de 20 años ofreciendo servicio de transporte privado con conductor para turistas y empresarios en Barcelona. Hasta el covid, tenía su gran fuerte en el traslado de viajeros (con su sociedad Golden Wheels) y en 2017, como explicó en el medio 'Crónica Global', decidió dar un nuevo empujón a su organización y se convirtió en grupo turístico, ofreciendo a sus clientes planes prémium que iban desde los portes hasta la gestión de seguros o soluciones sanitarias exclusivas en la Ciudad Condal (con otras sociedades como Golden Health o Golden Tourism). Ahora, su objetivo es llevar la parte del transporte a todo usuario que quiera moverse por la capital catalana.

"Es un proyecto que nació en octubre de 2019, de ahí que podamos tenerlo ya todo listo, pero el covid ha servido como empujón definitivo. En la idea de lanzar esto, intervinieron varios factores, tales como la ausencia de un servicio con las características de Golden Go y el hecho de que disponemos de la infraestructura para poder llevarlo a cabo", explican desde la compañía a Teknautas. ¿A qué se refieren con que no existe algo con sus mismas características? Principalmente, hablan de "calidad, atención al cliente y flota de vehículos prémium".

"Todo el equipo de Golden Go recibe una formación previa con el objetivo de garantizar la mejor calidad. Nuestros conductores no solo abrirán la puerta y ayudarán con el equipaje a los usuarios, sino que se encargarán de que el viaje se lleve a cabo con el máximo confort, cuidando todos los detalles, desde la temperatura del coche hasta poder escoger tu emisora favorita", explican.

¿Puede una empresa competir con los gigantes del sector, que prácticamente no tienen más competencia a nivel al menos nacional? Es una misión complicada, viendo la cuota de mercado que atesoran a nivel global, pero también es cierto que tras las guerras entre el taxi y las plataformas, tanto Uber como Cabify quedaron bastante tocadas en Cataluña. Uber acabó saliendo de Barcelona (ha vuelto como una especie de intermediario entre taxistas y usuarios, pero sin coches solo para su servicio) y solo queda a pleno rendimiento Cabify, pero con una flota pequeña que ronda los 300 vehículos, según cifras de 2019.

De todos modos, desde Golden Go remarcan que no buscan competir con nadie, rechazan cualquier comparación y reiteran que no se han inspirado en nadie para lanzar su idea, sino que quieren dar un servicio diferenciado y exclusivo con estilo propio. Pero, por lo que se muestra en la 'app' y en la web, es fácil encontrar ciertas semejanzas.

Flota propia y tarifas a la par

Entre las diferencias más destacables está que, según explica la compañía a este periódico, y confirman fuentes del sector del transporte en Barcelona, la empresa, que tuvo ciertas tiranteces con los taxistas de la ciudad en 2015 por un problema con las licencias, ahora mismo cuenta con flota y autorizaciones propias, por lo que utiliza estas para operar en su nuevo servicio. La mayoría de sus vehículos son de lujo, por lo que las mismas fuentes contactadas por este periódico ven difícil que pueda competir de tú a tú con Cabify o el propio taxi: lo más lógico es que busque negocio a otro nivel.

Si entras en su web, puedes ver que los modelos con los que cuenta van desde berlinas de Mercedes a Land Rover Vogue o furgonetas Mercedes para grupos, y los coches más económicos son berlinas Renault Talisman o similar. Pero lo que llama la atención es que ese concepto 'exclusivo' y esa separación del estilo Cabify o Uber no se ve tanto en las tarifas que anuncia, en las categorías que ofrece ni en la 'app', que sigue de cerca a la de sus competidores.

Como vemos en las dos capturas bajo este párrafo, los precios se acercan mucho a los de Cabify en Barcelona (céntimo arriba o céntimo abajo en el coste por kilómetro o minuto) y en algunos aspectos, como en el servicio de coches para grupos o en los modelos más económicos, incluso apuesta por rebajar el precio de su rival. Difieren, sobre todo, en un mayor coste mínimo por trayecto y en el añadido de las categorías 'first class' y 'special cars' (los mencionados Land Rover).

placeholder Tarifas de Golden Go.
Tarifas de Golden Go.
placeholder Tarifas de Cabify en Barcelona.
Tarifas de Cabify en Barcelona.

Para Golden, la 'app' es un servicio más dentro de lo que ya ofrece la compañía, por lo que esto podría explicar el uso de estas tarifas para fomentar un producto complementario competitivo sin perder el foco de su fuente principal de ingresos. Si vamos a las cuentas del grupo, vemos que la rama de Golden Wheels, que es bajo la que cuelga este nuevo producto no iba nada mal hasta la llegada de la pandemia. Su facturación fue creciendo año tras año y en 2019 esa cifra llegó a cerca de los cuatro millones de euros. Los beneficios, eso sí, quitando todos los gastos, rondaron los 60.000 euros.

En lo referente al número de coches que tienen, la compañía no da cifras, solo habla de 80 empleados en todo el grupo. La ciudad condal cerró el año pasado con un total 2.344 autorizaciones de VTC y ahí podría estar otra de las diferencias con otros servicios similares. La empresa, eso sí, garantiza que no han contactado con ninguna otra compañía con licencias para ampliar su alcance.

De los mataderos al turismo de lujo

Si buscamos quién está tras Group Golden, en la página corporativa encontramos dos nombres: Alia al Kathib García y Álvaro al Kathib García. Los dos hermanos aparecen como CEO del grupo y están relacionados con todas las sociedades salidas de la matriz, pero por encima de ellos se sitúa un nombre más, el de Ahman al Kathib Aiesh. El patriarca de la familia, de origen jordano, es dueño, además, de un grupo de la alimentación internacional con sede en Badajoz, Golden Worldwide, y es un conocido magnate que lleva décadas moviéndose por España.

Aunque la rama catalana es más antigua, Al Kathib es famoso principalmente por diferentes negocios y actuaciones llevadas a cabo en la última década en Extremadura. Compró el matadero de Olivenza en 2014, un espacio bastante controvertido en el que ha tenido problemas relacionados con los dueños anteriores (la familia Ruiz Mateos) y las empresas a las que había cedido la gestión, según publican distintos medios, y que el jordano quiere convertir, junto a diferentes explotaciones en la zona, en la despensa de la comida halal (apta para musulmanes) en Europa. Pero, además, como explicaban en 2019 en el periódico La Información, el empresario lleva más de una década siendo una especie de enlace entre fortunas árabes y la región extremeña.

placeholder Ahman al Kathib (d), junto al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. (Junta de Extremadura)
Ahman al Kathib (d), junto al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. (Junta de Extremadura)

Por ejemplo, ayudó al emir de Dubái, Mohamed bin Rashid al Maktum, a comprar una gran finca en Badajoz (aunque hay sospechas en torno a esta compra) y algo parecido hizo con Mansour al Nahyan, dueño del club de fútbol Manchester City, hermano del emir de Abu Dabi, que adquirió a finales de 2018 una finca de 8.000 hectáreas en la misma provincia por unos 55 millones de euros para usarla como explotación alimentaria. Todo esto ha propiciado que Al Kathib se haya hecho un nombre en Extremadura y haya recibido distintos premios y títulos. Este año también ha tenido cierto protagonismo al conseguir que la jequesa de Dubái donara 70.000 kilos de comida a Extremadura para las personas necesitadas por el covid, y el propio Al Kathib ha hecho varias donaciones.

Su relación con Barcelona es anterior a su paso por Extremadura y es el origen de su conglomerado empresarial, que se inició hace más de 20 años. Es por ello que tiene allí la sede de Golden Wheels, la rama que ahora se enfrenta a este nuevo proyecto.

Transporte Barcelona
El redactor recomienda