Null Island, la paradisiaca isla que ya has visitado... pero que no existe
  1. Tecnología
'FAMOSA' DESDE EL AÑO 2009

Null Island, la paradisiaca isla que ya has visitado... pero que no existe

Existe un lugar en el que nadie ha pisado nunca, pero en el que casi todos hemos estado en más de una ocasión. No en vano, es uno de los sitios más visitados del planeta Tierra

Foto: Esta es la ubicación exacta de Null Island. (CC/YouTube)
Esta es la ubicación exacta de Null Island. (CC/YouTube)

Encontrar un lugar inexplorado en la Tierra es prácticamente una utopía. En pleno siglo XXI, en la era de las telecomunicaciones y de los desplazamientos -hasta que llegó la pandemia de coronavirus-, los lugares a los que el ser humano no ha podido acceder y cartografiar al milímetro se pueden contar con los dedos. Sin embargo, sí existe una isla en medio del océano que nunca ha podido ser vista por nadie... a pesar de ser fundamental para nuestro mundo.

Pero, ¿cómo es posible? Muy sencillo:porque, en realidad, no existe. O, mejor dicho, solo existe de manera virtual. Su nombre es 'Null Island' y se encuentra situada en pleno Golfo de Guinea, frente a las costas africanas. Se encuentra localizada en las coordenadas 0ºN, 0ºE o, lo que es lo mismo, en la intersección entre el meridiano de Greenwich y el Ecuador y, aunque parezca mentira, es la isla más visitada del mundo por la que todos hemos 'pasado' miles de veces.

Foto: Llegada del galeón de Acapulco a la Isla de los ladrones. (Códice Boxer, 1590)

Pero, entonces, ¿por qué se ha inventado una isla? Pues su GPS es el gran culpable. Se trata de un lugar ficticio, inexistente, salvo para el mundo de la cartografía. Los orígenes de Null Island no están del todo claros, pero van ligados íntimamente con la popularización de los servicios de mapas. Aunque lo que es evidente es que se dio a conocer a medio mundo a partir del año 2009, cuando el servicio Natural Earth la incorporó a su base de datos, obteniendo su forma exacta del videojuego Myst.

Así lo explicaba Natural Earth en un comunicado que hizo público para dar a conocer la invención de Null Island: "Hemos añadido un país de depuración de errores con una clase de soberanía indeterminada denominada Null Island. Es una isla ficticia de 1 metro cuadrado situada frente a la costa de África, donde el Ecuador y el meridiano primario se cruzan. Centrándola en latitud 0 y longitud 0, es útil para marcar fallos de geocodificación que aparecen como 0,0 en muchos servicios".

La existencia de esta isla parte de una premisa sencilla: para poder geolocalizar cualquier punto en un mapa, debe de haber un punto de partida. Es decir, un lugar 0-0 desde el que se tracen el resto de puntos en el planeta. Y la elección de ese punto en concreto en el mapa tiene que ver con que la intersección entre el meridiano cero y el Ecuador es el punto de partida de World Geodetic System 1984, la cartografía en la que se basa el sistema GPS.

Sin embargo, la gran sorpresa llega en el momento en el que Null Island ha pasado a convertirse en uno de los puntos más visitados del Planeta, junto a otros como la Torre Eiffel, la Estatua de la Libertad o las Pirámides de Egipto. Y, efectivamente, otra vez el GPS es el gran responsable: y es que, cuando realizamos una búsqueda errónea, tratamos de llegar a un lugar inexistente o se produce un error del sistema, nos reubica precisamente aquí, en el punto 0-0: Null Island.

placeholder Esta es la boya que podemos encontrar en Null Island. (CC/Wikimedia Commons)
Esta es la boya que podemos encontrar en Null Island. (CC/Wikimedia Commons)

Una boya con datos meteorológicos

Este lugar inexistente, que no se refleja en los mapas por tener un rango de escala de 1:100.000, se localiza en el mar a través de una boya. Es propiedad de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, y más allá de tratarse de una simple señalización romántica de un lugar que forma parte del imaginario colectivo, su uso es muy distinto: sirve para recopilar los datos meteorológicos de la zona, que son recogidos a lo largo de un año y, después, añadidos a una base de datos.

Eso sí, la imaginación no tiene límites y, si viajamos por la red, pronto descubriremos toda una batería de merchandising de Null Island: gorras, camisetas, tazas e incluso banderas del país, que también cuenta con web propia en internet. Quizá usted nunca llegue a estar físicamente allí, pero tenga por seguro que, a lo largo de su vida, los registros dirán que ya habrá estado allí, al menos, un par de veces. Y, si falla su GPS, no se enfade: al menos, habrá visitado una nueva isla.

GPS Telecomunicaciones
El redactor recomienda