Salesforce compra Slack por 27.700 millones. ¿Por qué vale un 'chat' tanto dinero?
  1. Tecnología
La mayor compra 'tech' del año

Salesforce compra Slack por 27.700 millones. ¿Por qué vale un 'chat' tanto dinero?

Se trata de la mayor compra de una tecnológica del 2020. Salesforce acaba de anunciar que comprará Slack por 27.700 millones de dólares. ¿Y ahora qué?

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Más de 27.000 millones de dólares. Es la mareante cifra que Salesforce pagará por Slack, el 'chat corporativo' que ya usan miles de empresas en todo el mundo. Se trata de la mayor operación de compra de una tecnológica del año y la pregunta es inmediata. ¿Por qué quiere el mayor fabricante de software de gestión de clientes (CRM) del mundo dejarse esa millonada en la operación? Pues, como en todos estos casos no hay una sola razón aunque sí un objetivo claro: convertirse en el nuevo gigante de las oficinas.

Aunque lo cierto es que no es la primera vez que se relacionan estos dos nombres, el paso no se había dado, y para los expertos no es para nada casual que la empresa comandada por el magnate Marc Benioff haya optado en estos momentos por echar el resto y adquirido a una de las compañías más deseadas de los últimos años. Ni tampoco lo es que sean justamente estas dos empresas las que se den la mano.

Foto: Foto: Reuters.

¿A quién beneficia?

"Al final es algo bastante lógico. Si miras lo que tiene cada uno y lo que necesitaba para poder seguir creciendo y competir con las compañías más grandes en su sector, que no deja de ser para ambos el de los sistemas operativos empresariales, ves que las piezas encajan. Salesforce tiene toda la estructura del CRM, la gestión y el 'cloud' y Slack, por su parte, tiene la parte operativa y la interfaz. Unidas al final pueden cubrir todos los puntos clave de estos sistemas y ofrecer soluciones integrales", explica en conversación con Teknautas Alberto de Torres, experto en negocios digitales e innovación, CEO de la consultora tecnológica Nektiu y profesor de la escuela ESIC.

Para De Torres, la operación tiene todo el sentido del mundo, beneficia a ambos y casi le sorprende que no haya ocurrido antes, pues las peleas por Slack llevan años dándose. Microsoft, por ejemplo, también estuvo cerca de comprar Slack en 2016, cuando la empresa canadiense empezó a despuntar, pero al dejar de lado esta opción se convirtieron en su gran rival al lanzar Teams. Ahora, esta unión con Salesforce puede ir encaminada de forma clara hacia el combate con los de Satya Nadella.

"Ahora mismo este sector está peleadísimo porque todo el negocio del 'cloud' evoluciona hacia esto claramente. Con actores como Microsoft, SAP, Oracle, Salesforce, Slack, algo IBM o incluso Apple o Facebook que han venido cada uno de una parte y ahora intentan hacerse con su parte del pastel. Pero todo apunta a que Microsoft y Salesforce se van a quedar casi solos en la pelea porque es su 'core' de negocio y pueden invertir y ofrecer más que el resto tirando precios o siendo más agresivos. Sin ello su supervivencia se les complica", apunta De Torres.

Este es Marc Benioff, el CEO de Salesforce que se acaba de dejar 27.000 millones en un 'chat'. (Foto: Reuters)
Este es Marc Benioff, el CEO de Salesforce que se acaba de dejar 27.000 millones en un 'chat'. (Foto: Reuters)

Por su parte, SAP, Google u Oracle también pueden seguir peleando, pero están a otros asuntos o al menos no tienen tanto su objetivo puesto aquí como los grandes comentados anteriormente. "Al final es un terreno muy complejo, las compañías precisan de mucho desarrollo, cubrir muchos aspectos tanto operativos como de negocio... Y todo apunta a que vamos hacia sistemas personalizados para cada tipo de negocio o para cada compañía, con verticales distintas para cada una y soluciones integrales. Eso necesita unos recursos brutales y estar preparado para ello, por eso por ejemplo Google parece retirarse de la pelea poco a poco".

El consultor especializado en empresas digitales Hernán Rodríguez coincide en el análisis de De Torres y cree que la pandemia puede haber disparado el interés en el acuerdo. "El mercado de plataformas de colaboración es uno de los más competidos y ya tenía un crecimiento importante antes de la pandemia, pero ahora se ha disparado por la necesidad de proporcionar herramientas de colaboración y comunicación unificadas a todos los empleados que comenzaron a teletrabajar a raíz de la covid".

Según Rodríguez, es fácil que los dos se complementen y salgan beneficiados del acuerdo. "Esta compra refuerza la posición de ambas compañías frente a Microsoft, que es rival de ambas en distintos mercados (Teams y Dynamics). Slack aporta la red de colaboración y productividad B2B que necesita Salesforce y que ha intentado lanzar desde hace varios años con su propio servicio Chatter o Community Cloud y que no han tenido mucho éxito. Las características de las plataformas de ambas compañías se complementan e integran perfectamente lo que puede tener un impacto importante en la experiencia del cliente".

¿Qué pueden conseguir?

El movimiento de Salesforce no es nuevo, sino que lleva años preparando el terreno para saltar del CRM y el 'cloud' al sistema operativo empresarias. ¿Cómo? Tirando de talonario. A finales de 2009 compró GroupSwim, una empresa que convirtió en Chatter, básicamente un Facebook profesional, muy parecido a Yammer de Microsoft. En 2016 incorporó a Quip, un procesador de texto pensado para el entorno 'mobile' y que se posiciona como un competidor del paquete Office de Microsoft.

Por último, se dejó otra cifra estratosférica, aunque lejos de la de hoy, 16.000 millones de dólares, en Tableau en agosto de 2019 para dar una nueva salida a todos los datos que almacena y ofrecer más oportunidades a sus clientes interesados en el sector del 'big data'. Con todo esto cada vez ha ido entrando en más terrenos como la creación de 'apps', los verticales, la multifunción... Y la idea de adquirir Slack sigue ese mismo camino: conseguir ofrecer una amalgama de herramientas integral, tan completa que pueda pelear con cualquier rival, incluso los más grandes. Le faltaba una rama fuerte en la comunicación, la parte operativa, y Slack ahí es casi insuperable.

"Hasta ahora Salesforce tenía más complicado competir con Microsoft, y en algunos puntos también con Google, porque te ofrecen todo y por poquísimo dinero. Desde la nube a todo el 'software' de gestión, de comunicación, de 'apps', los paquetes 'office'... Con Slack esto debería cambiar porque tienes hasta la posibilidad de añadir las videollamadas, tienes un sistema de comunicación por voz muy potente y la posibilidad de integrar y personalizar muchísimo todo ese desarrollo dependiendo de las necesidades de la empresa", comenta De Torres. "Es más, no sería extraño que se convirtiese en líder del sector", añade.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

De Torres menciona que aún falta para llegar a algo así y que no será fácil para el gigante, incluso cerrada la operación, pero se abren muchos posibles caminos y, sobre todo, podría terminar de expulsar a algunos de sus rivales de esta lucha. "A Google se le está yendo de las manos la posibilidad de competir en este entorno, Oracle no tiene muy claro cómo seguir e IBM con la gigantesca compra de Red Hat está tirando por otros aspectos más centrados en las soluciones de negocio. Se puede quedar en una lucha entre Microsoft y ellos", detalla.

Slack no deja de ser herramienta de comunicaciones que, al estilo de otros como Discord pero centrada en el entorno empresarial, permite crear servidores con distintas salas de chats, incorpora comunicación por voz sin necesidad de integrar otras herramientas, cuenta con todo tipo de 'bots' que ayudan a la gestión de, por ejemplo, calendario o tareas, y ayuda a una comunicación rápida e instantánea incluso con terceros gracias a su nueva herramienta Slack Connect. Pero algo interesante e importante en este caso es su capacidad para integrar otras 'apps' en, por ejemplo, videollamadas donde ya añade la posibilidad de convocar por Zoom y Teams. Salesforce podría mejorar esto y crear una herramienta aún más fuerte integrando sus servicios o desarrollándolos especialmente para la 'app'.

¿A quién perjudica?

Justo en los mencionados anteriormente podría estar uno de los grandes perjudicados o, quién sabe, el próximo objeto de deseo a conseguir. Tras el 'boom' pandémico de Zoom, la compañía ha pasado del anonimato fuera del terreno empresarial donde, en gran parte, se apoyaba en Slack para triunfar, a ser una 'app' conocida mundialmente con un nombre más que reconocido y con millones de usuarios que la usan y la recomiendan continuamente. ¿Y si es el próximo objetivo es esta empresa? No parece fácil, empezando por su valoración que está entorno a los 139.000 millones, y lo gastado en esta compra, pero según De Torres podría ser una operación interesante.

Para el experto, de conseguir comprar Zoom, que podría salir muy tocada del acuerdo con Slack si su posible nuevo dueño opta por su propio servicio de videollamadas integrado, Salesforce podría no solo seguir creciendo, sino dar el golpe definitivo e incluso abrir nuevos caminos para la compañía. Pero no sería la única empresa interesada. Los otros perjudicados por esta posible operación (Microsoft, SAP, Oracle o Google) no se quedarán atrás a la hora de contraatacar.

Tecnología
El redactor recomienda