Apple estrena sus propios procesadores con un MacBook Pro, un Air y un Mac Mini
  1. Tecnología
12 AÑOS TRABAJANDO EN ESTE ANUNCIO

Apple estrena sus propios procesadores con un MacBook Pro, un Air y un Mac Mini

La compañía ha mostrado hoy los primeros ordenadores equipados con sus propios procesadores, lo que supone el pistoletazo de salida para abandonar los chips de Intel

placeholder Foto: Foto: Apple.
Foto: Apple.

Después de haber lanzado nuevos altavoces, nuevos relojes, nuevos iPhone y nuevos iPad, Apple ha celebrado su último gran evento del curso con la presentación de sus nuevos ordenadores. Unos ordenadores, como ya adelantó en la WWDC de junio, que serían los primeros que prescindirían de los procesadores de Intel, con los que la compañía lleva trabajando desde 2006, para cambiarlos por sus propios chips, bautizados como Apple Silicon, basados en la arquitectura ARM que ya utilizan desde hace varios años en sus teléfonos y tabletas. El primer procesador creado bajo esta tecnología ha sido el bautizado como M1, que dará vida, de momento, a un nuevo MacBook Pro, MacBook Air así como a un Mac Mini.

Foto: El tamaño se ha convertido en una de las grandes novedades del iPhone 12. (Reuters)

El anuncio que este martes se ha visto se lleva pergeñando nada más y nada manes que doce años. En 2008 Apple decidió dar un golpe de timón. Empezó a fabricar sus propios chips. El resultado de aquel volantazo fue el A4, el motor que montaron el iPhone 4, el primer Apple TV así como el primer iPad. A partir de ese momento, fue cogiendo experiencia en la arquitectura ARM, la que se utiliza en todos los terminales móviles y tabletas del mundo.

Desde hace unos cursos hemos visto cómo sus creaciones repetían un año tras otro como los procesadores más potentes del curso, superando por bastante a los Snapdragon de Qualcomm, los Exynos de Samsung y los Kirin de Huawei. Sin embargo, hubo un momento clave: la segunda generación del iPad Pro, la de 2018, cuando el Bionic A12X consiguió pulverizar el rendimiento que ofrecía un MacBook Air i5 de octava generación. Ese fue la constatación de que podían tratar de llevar este modelo a sus Mac y prescindir de Intel.

Un procesador de cinco nanómetros

Antes de entrar a detallar las particularidades de cada equipo presentado, Apple ha ofrecido una visión general de cómo está construido este primer Apple Silicon M1. Se trata de un procesador que llega en una arquitectura de cinco nanómetros. Este es uno de los principales valores a la de determinar la potencia de un chip así, junto al número de núcleos y la velocidad que pueden alcanzar. Utilizar los cinco nanómetros les ha permitido meter nada más y nada menos que 16000 millones de transistores En Cupertino están acostumbrados a la hipérbole, pero en este caso hay que creerles cuando dicen eso de que es el chip más potente que jamás hayan creado. No es lo mismo mover un móvil o una tableta que un portátil.

placeholder Foto: Apple.
Foto: Apple.

Lo que habrá que comprobar es si realmente ofrecen la experiencia gráfica más completa en un portátil como han llegado a asegurar en esta presentación. El M1 contará con una unidad de procesamiento gráfico de ocho núcleos, de ellos cuatro estarán dedicadas a las tareas más exigentes mientras que los otros cuatro estarán orientados a la eficiencia. Esto no quiere decir que no tengan músculo. Es más aseguran que estos solo estos cuatro núcleos ofrecen un rendimiento similar a la actual configuración del MacBook Air con procesadores Intel Core y arquitectura x86. También es de ley decir que estos no son equipos centrados en la fuerza bruta. La GPU podrá gobernar casi 25.000 subprocesos concurrentes y que su rendimiento máximo será de 2,6 teraflops.

A esto se le añadirá también un motor neuronal destinado al aprendizaje automático de 16 núcleos, capaz de hacer 11 billones de operaciones por segundo. Otra de las cosas que ayudará a aumentar la eficiencia y la velocidad es que utilizan un estándar unificado de memoria. ¿Qué quiere decir esto? Pues básicamente que todos los componentes tienen un mismo acceso a la memoria gracias a un canal de banda ancha, reduciendo la latencia (el tiempo desde que se envía la petición hasta que se recibe la respuesta). Estos chips tendrán soporte para USB 4.0 así como para Thunderbolt 4. Además, no necesitarán de ventiladores, por lo que tendremos equipos realmente silenciosos.

Doble de rendimiento a menor gasto

Un de las cosas que más dudas generó desde que se hizo el 'teaser' de este gran éxodo de Apple y el abandono de Intel, era la potencia que serían capaces de alcanzar en la primera hornada de equipos que montasen esta nueva pieza. Y parece, según sus propios cálculos, que los primeros equipos no tendrán un perfil bajo en lo que se refiere a potencia. Aseguran que ofrecerán el doble de rendimiento que un chip con arquitectura X86 de los más recientes, sin comprometer la eficiencia energética. Es más, reducirán el consumo a un tercio. Hay que ver esto en un uso real, pero en caso de cumplirse sería un salto cualitativo tremendo para la industria de los portátiles.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Los equipos vendrán equipados con macOS Big Sur, la última edición del sistema operativo, que a partir del próximo jueves se liberará de forma estable para que aquellos con un ordenador de Apple pueda instalarlo sin problemas. El software cobre una relevancia especial. Cambiar de procesador no significa cambiar únicamente el chip. ¿Por qué? Porque también hay que cambiar el lenguaje de programación para que los diferentes programas puedan funcionar con esta nueva arquitectura, ya que tienen que estar optimizadas. En este sentido, Apple ha hecho dos anuncios importantes.

Por una parte, las llamadas apps universales, que estarán preparadas tanto para funcionar con un procesador Intel como sus nuevos M1. Y para aquellas que no estén optimizadas la plataforma 'Rossetta 2', creará un entorno en el que se puedan ejecutar programas que no estén adecuados al nuevo lenguaje. No es la primera vez que utilizan el nombre 'Rossetta', que ya fue utilizado en su día cuando se ejecutó la transición de los chips de IBM a Intel hace casi 15 años.

Tres ordenadores

Como se decía al principio del artículo, Apple estrenará su M1 con tres nuevos equipos, cuyas principales características resumimos a continuación.

- MacBook Pro: El MacBook Pro de 2020 contará con un panel IPS de 13,3 pulgadas. Compartirá la resolución con el MacBook Air, pero los nits subirán hasta los 500. Vendrá equipado con una de las versiones más poderosas del M1 y jalonado con su GPU de ocho núcleos. Algo que les dará un rendimiento casi tres veces superior a la anterior generación. La RAM podrá ser de hasta 16GB y el almacenamiento hasta de 2 terabytes. Vendrá con Touchbar, Touch ID, Wifi 6 y BT5. Lo más atractivo, su autonomía. Según las cifras de Apple alcanzará hasta las 20 horas de reproducción de vídeo. El precio de salida será de 1449 euros.

- MacBook Air: Se trata de un equipo de 13, 3 pulgadas, equipado con una pantalla IPS (2.560 x 1.600) y 400 nits de brillo. Contará con una memoria RAM de 8 o 16GB y almacenamiento que irá desde 256GB hasta los 2TB. La tarjeta gráfica vendrá integrada, aunque tendrá una modificación de siete u ocho núcleos dependiendo la versión. El chasis pesará 1,2 kilos, contará con Displayport, 2 USB y jack para auriculares. Tendrá una bateria de 49,9WH, lo que da hasta para 18 horas de reproducción de video. Contará con Wifi 6 así como BT 5. El precio de salida será de 1.129 euros.

- Mac Mini: El ordenador compacto de sobremesa de Apple ha rebajado su precio. Además del chip M1 de ocho núcleos y su GPU, vendrá en versiones con hasta 16GB de RAM y hasta 2 TB de almacenamiento. Tendrá compatibilidad con monitores de video de hasta 6K (60Hz), si utilizamos una conexión Thunderbolt. y 4K (60Hz) si utilizamos HDMI 2.0. Viene con dos puertos USB tradicional, un puerto HDMI, una conexión ethernet gigabit, jack para auriculares así como altavoz. La conectividad corre de la mano de la Wifi 6 y Bluetooth 5.0. El precio de salida será de 799 euros.

Mac Apple
El redactor recomienda