Probamos el nuevo Chromecast y el último Amazon Fire TV: este es el mejor para tu tele
  1. Tecnología
EL FIRE TV CUBE LLEGA A ESPAÑA

Probamos el nuevo Chromecast y el último Amazon Fire TV: este es el mejor para tu tele

'Winter is coming', y eso en 2020 significa más tiempo que nunca en casa. Si estás pensando en hacerte con uno de estos 'gadgets', esto es en lo que te tienes que fijar antes de gastarte el dinero

Foto: Probamos el nuevo Chromecast y el último Amazon Fire TV: este es el mejor para tu tele
Probamos el nuevo Chromecast y el último Amazon Fire TV: este es el mejor para tu tele

Se acerca el invierno. ‘Winter is coming’, que prefieren decir muchos de los seguidores de ‘Juego de tronos’, como si soltarlo en inglés tuviese más enjundia que la versión cañí de la manida frase. A este 2020 que empieza a hacerse realmente largo esto le viene como anillo al dedo. Se nos avecinan meses más ‘caseros’ que nunca. La falta de luz y el frío son suficiente disuasión para que muchos no salgan a la calle en estas fechas. Ahora, con la pandemia y las restricciones para frenar el covid, más que una opción es algo impuesto por 'decreto'.

Foto: Probamos el invento de Nintendo que te flipará aunque no te gusten los videojuegos

Ante este escenario, los maratones de series y películas son una de las cosas más recurridas como vía de escape para aligerar tantas horas muertas. Quizá, por tanto, haya sido el mejor momento para que tanto Amazon como Google hayan renovado dispositivos como los Fire TV y los Chromecast, respectivamente. Este último 'gadget', el más popular de los que jamás construyó el buscador norteamericano, ha sufrido un cambio profundo, mucho más allá de chapa y pintura. En el caso de Amazon, lo que ha hecho es renovar sus modelos. También ha creado una nueva generación del Fire TV Cube, el primero que llega a España. Si nunca has oído hablar de él, tienes que saber que básicamente es una mezcla entre un altavoz Echo y uno de sus 'sticks' para hormonar tu vieja televisión.

Es una compra socorrida ahora que vienen el Black Friday, el CiberMonday y las navidades. Hemos probado ambos durante unas semanas y aquí están sus principales diferencias, por si te tienes que decantar entre uno u otro.

¿Necesitas uno aparato como un Chromecast (o su equivalente de Amazon) en 2020? Es más fácil contestar cuándo no lo necesitas: si tienes una ‘smartTV’, tienes la ‘app’ de Netflix, HBO, Disney+ o la plataforma a la que estés suscrito y no echas en falta nada absolutamente ni tengas ninguna tele vieja a la que quieras darle una nueva vida.

La principal diferencia está en...

La diferencia clave no reside en el 'hardware'. Lo importante es el 'software', la compatibilidad con los diferentes servicios de ‘streaming’, así como ese puñado de funciones extra que, aunque no sean sustanciales en muchos casos, pueden acabar decantando la balanza.

El Fire TV Cube. (M. Mcloughlin)
El Fire TV Cube. (M. Mcloughlin)

El modo de funcionar ya no será uno de estos. Y es que el Chromecast, hasta ahora un apéndice que se limitaba a duplicar lo que marcábamos en nuestro ‘smartphone’, es ahora un dispositivo autónomo, con su propio mando a distancia y un sistema operativo como Android TV, empaquetado bajo la interfaz de Google TV. Ya no hace falta que recurras al móvil, más allá de la configuración inicial.

El diseño difiere en los dos casos que aquí ponemos frente a frente. El de Google es formato ‘dongle’. Se cuelga del HDMI y a funcionar. Cuenta con un puerto USB tipo C para conectarlo a la corriente. Si quieres, por ejemplo, conectarlo a internet vía cable (por ejemplo, para usarlo con Stadia cuando ofrezca soporte) tendrás que comprar un accesorio dedicado.

Bienvenidos a '¿Me lo compro?'

Bienvenidos a ¿Me lo compro?, nuestros análisis a fondo de los 'gadgets' más deseados del momento. Cada semana analizaremos nuevos dispositivos y, sobre todo, los compararemos entre sí para que puedas responder al instante a esa pregunta que a veces nos quita el sueño: ¿qué móvil, TV, portátil, auriculares... me compro?

Podrás preguntarnos lo que quieras sobre cada producto, la idea es ayudarte a tomar mejores decisiones y... de paso, ahorrarte tiempo y dinero. ¿Pensando en comprar un Chromecast? ¿Quieres enviarnos alguna pregunta sobre estos dispositivos? Puedes escribirnos a teknautas@elconfidencial.com y te responderemos lo antes posible.

El Fire TV Cube, al ser un híbrido con un altavoz (luego indicaremos si merece la pena o no), tiene un diseño más voluminoso. Como igual no lo puedes colocar cerca de la tele (si la tienes colgada de la pared o tienes un mueble con el espacio justo), cuenta con un pequeño sensor de infrarrojos que se conecta con un cable al cuerpo central para darte más posibilidades. Aunque no dispone de puerto ‘ethernet’ integrado, sí que viene con un pequeño accesorio para enchufarlo a un puerto microUSB y tener ambas conexiones.

He de decir que con el wifi ha funcionado a las mil maravillas. Ambos aparatos son compatibles con conexiones de 2,4 y 5Ghz, así que no te debe suponer ningún problema con el ‘router’ que tengas en casa.

Vayamos a echar un vistazo a sus capacidades de audio y vídeo. Cabe recordar que independientemente de que estos aparatos puedan reproducir imágenes o sonidos en tal resolución o tal calidad hace falta tener un 'hardware' a la altura. Es decir, si no tienes una pantalla 4K no sirve de nada que reproduzca UHD. Refrescado esto (que debía estar claro a estas alturas de la película) vayamos a echar un vistazo a las especificaciones del Chromecast y del Fire TV Cube. Y no hay grandes diferencias. Ambos pueden deglutir contenido en HD, Full HD o 4K hasta 60 'frames' por segundo. Ambos son compatibles con HDR10+, HDR 10 y Dolby Vision. En lo que se refiere al audio, comparten la posibilidad de manejar sonido Dolby Atmos, Dolby Digital y Dolby Digital +. Aunque tienen algunos matices, se puede decir que tienen básicamente un menú idéntico en este apartado.

Pero, como decimos, lo importante viene por otros lados. Especialmente en la compatibilidad con los diferentes servicios de ‘streaming’. Prácticamente todos los peces ‘gordos’ tienen 'app' para ambos. Así, los usuarios de Prime Video, Netflix, Disney +, Movistar+, Vodafone TV, Filmin, DAZN, RTVE a la carta, MiTele, Twitch, Vimeo o YouTube no tendrán problema escojan lo que escojan. Pero cada bando tiene sus bazas.

El Chromecast, por ejemplo, tiene 'app' oficial de Atresmedia Player (una apuesta al alza tras el éxito de ‘Veneno) o aún más importante, HBO. Cosas que su rival no. Lo que no tiene es Apple TV +, cosa que si tiene el Fire TV Cube y sus hermanos pequeños.

Google tiene HBO, pero no Apple TV +. Y Amazon, al revés. Esas son las grandes ausencias

Además, la aplicación de contenidos de los de Cupertino no es compatible con la función Chromecast así que no tenemos ni soporte oficial ni la posibilidad de ‘lanzarlo’ desde el móvil. Solo habría una posibilidad que sería la de replicar la pantalla del portátil en la tele.

Si quieres ver algo de HBO en uno de los dispositivos de Amazon, puedes hacer algún apaño (instalar una APK o ‘conectar’ el smartphone), pero no siempre funciona como debería y puede haber algún fallo. Si te has comprado una tele de última generación o del curso anterior, es probable que hayas llegado hasta aquí y no tengas ningún aliciente para comprarte ninguna de las dos cosas. La única excepción que se me ocurre es que seas usuario de Apple TV + y tu fabricante no incluya todavía la 'app' oficial.

Otra cosa son esas 'smart TV' que ya empiezan a estar algo entradas en años y no reciben actualizaciones o directamente no tienes 'apps' oficiales de servicios que llegaron más tarde. Accesorios de este tipo son una manera barata de ponerla al día y tener acceso a estos servicios. Al igual que si tienes un presupuesto de batalla y optas por comprarte con una tele plana de gran pulgada que viene sin sistema operativo. La razón más común es la de dar una segunda vida a esa tele de la cocina, el cuarto o ese proyector viejo que tenemos por casa.

Un pequeño apunte sobre el rendimiento y la sala de 'máquinas'. El de Amazon maneja un motor más potente que el de Google. ¿Se nota? Sí. Ninguno de los dos es una bestia, pero el Chromecast anda un pasito por detrás que el Fire TV Cube. En ambos casos, se puede vivir con el rendimiento sin que se convierta en un suplicio en ningún caso. La RAM es idéntica (2GB). En la memoria hay más diferencias. El aparato de Amazon cuenta con 16GB. Esto el doble más que su rival, que solo maneja 8GB. Una cifra algo corta, porque a estos guarismos hay que restarle lo que ocupan los respectivos sistemas operativos. ¿Es un problema? No tiene por qué, ya que si tu objetivo principal es el 'streaming' al tratarse de un dispositivo que funciona con wifi no tienes que andar descargándote listas o capítulos para ahorrar datos. Otra cosa es si quieres instalar otro tipo de 'apps' y 8GB igual se puede quedar corto.

Pero, ¿estos aparatos son solo ‘streaming’? Sí y no. El uso mayoritario es ese aunque tiene más derivadas. Uno de ellos es el de aplicaciones. Personalmente creo que hay mucha morralla en ambos casos. Es decir, hay decenas de ‘programas’ que absolutamente nadie les va a encontrar ninguna utilidad. Bien porque están orientados al mercado anglosajón, bien porque ofrecen rebuscadas opciones para gestión de archivos o escritorios compartidos. ¿Significa eso que no hay nada de provecho? No. En el caso de Google, tenemos compatibilidad con muchas de sus 'apps' como puede ser Google Fotos o el reproductor VLC. En el caso de Amazon, tenemos cosas interesantes como Amazon Fotos (si somos usuarios del universo) o CetusPlay (que te permite tener un mando hormonado en tu ‘smartphone’, con teclado incluido).

No solo 'streaming'

Con los juegos ocurre algo similar. No son muchos, pero tienes algunos que te pueden entretener un rato. 'Asphalt 8', 'Crossy Road', 'Candy Crush'… Vamos, juegos casuales que a ningún jugón le va a quitar el mono. En el Chromecast te encontrarás que en algunos casos te pide utilizar mando externo (es compatible con el de Xbox, el de Stadia…) mientras que en Fire OS hay más flexibilidad. Otra cosa es que con el control remoto te apañes bien o no.

Otra historia es cuando lleguen los servicios de videojuegos en la nube. Ahí Google tiene un poco de ventaja con Stadia, que será compatible con el nuevo Chromecast en 2021. Amazon ha empezado a poner en marcha ‘Luna’, un servicio parecido que aún no tiene fecha de aterrizaje en nuestro país. De todas formas, estas plataformas, a pesar de ser interesantes propuestas, aún tienen mucho recorrido por delante hasta convertirse en una opción visible en el mercado y arañar una cuota significativa a Xbox, PS5 o Nintendo, que son las que se van a repartir en el corto plazo la mayor parte del pastel.

Foto: Amazon Luna y las webapps en iPhone, ¿el agujero definitivo en la App Store de Apple?

En ambos casos tenemos interfaces sencillas. Nada laberínticas. Para prácticamente nadie será complicado moverse y navegar. Google TV convierte la pantalla de inicio en un cajón de sastre que va aprendiendo de tus visualizaciones y te hace recomendaciones en base a lo que consumes. Realmente es útil con Amazon Prime Video, Netflix y Disney + y la integración con otras plataformas es tiene que mejorar. Eso sí, hay que rodarlo para que funcione con más eficacia. A esto hay que añadirle el friso típico de sugerencia en YouTube.

Amazon hace algo parecido, pero aglutina sugerencias de su servicio de series y películas. La mayoría las bebe de Prime Video, dejando menos espacio a Apple TV, Netflix y YouTube, lo que le resta diversidad.

El Chromecast ha añadido un par de funciones interesantes. Por una parte, un sistema de valoración de películas basada en la web Rotten Tomatoes. Esto puede resultar algo anecdótico, pero útil si no encuentras qué título ver y te fías del gusto de la comunidad. Más sustancia tiene la lista de pendientes, que puedes completar con contenidos de todas tus plataformas y editar incluso desde el móvil.

De mandos y asistentes

Es posible también que estés pensando no solo en lanzar contenidos desde tu ‘smartphone’ sino en duplicar la pantalla de tu ordenador o tener una especie de segundo escritorio en la televisión o en un proyector.

En el caso de querer hacerlo desde tu portátil, lo cierto es que con el Chromecast, gracias a una opción del navegador Chrome (para compartir la pestaña o directamente duplicar la vista), es muy sencillo. Funciona con un ligero 'lag'. Desde el móvil es tan fácil como lo ha sido siempre. En el caso de Fire OS también es posible, aunque es cierto que he detectado un retardo mayor en este caso y más interrupciones cuando lo he hecho desde un ‘smartphone’.

El nuevo Chromecast ahora viene con control remoto. (M. Mcloughlin)
El nuevo Chromecast ahora viene con control remoto. (M. Mcloughlin)

Sobre los mandos un par de apuntes. Personalmente me gusta más el diseño de Google (que también te permite prescindir del control remoto de la televisión) pero me parece más completo el de Amazon. ¿Por qué? Porque tiene botones para controlar la reproducción, como son adelantar y rebobinar. En el caso del Chromecast hay dos botones dedicados para Netflix y YouTube. Lo ideal hubiese sido que se hubiesen podido personalizar.

Ambos aparatos cuentan con un asistente virtual y, por tanto, un control en el mando para activarlo. En el nuevo Chromecast tenemos Assistant y en el caso del Fire TV Cube, Alexa. Aunque los dos rinden a un nivel aceptable a la hora de encontrar contenidos y las cosas que le pidamos, creo que el de Amazon está un poquito mejor entrenado para este entorno audiovisual. No es algo imprescindible en ninguno de los dos casos, pero en algunas ocasiones es cómodo decir lo que queremos ver y listo.

Fire TV Cube... ¿Si no quiero altavoz?

Ambos se pueden utilizar para gobernar nuestros ‘gadgets’ conectados como pueden ser bombillas, cámaras inteligentes, robots aspiradores… Esto no va de hacer un juicio global de las funciones de Alexa o Assistant, pero el Fire TV Cube juega con una pequeña ventaja.

Al ser un híbrido entre TV Box y un Echo, el asistente funciona sin que necesites tener el botón del mando apretado o la tele encendida. Puede utilizarlo como un altavoz inteligente bien para preguntarle cosas, hablar con otros Echo de otra habitación o reproducir música (su altavoz es de 40W, con un sonido equivalente a un Echo Dot). Esto te pemitiría, si tienes uno o varios altavoces con Alexa en casa, moverlos a otra habitación y que este se ocupe del salón o el cuarto donde esté la tele.

Si no necesitas un Echo ni Alexa, tienes los 'stick', que son opciones mucho más baratas

Hay diferencias en el precio. Es algo de cajón. El Fire TV Cube, al ser una máquina más completa, cuesta 119 euros. En el caso del Chromecast, 69,99 euros. Si buscas HBO y no Apple TV+, la de Google es tu mejor opción. Por supuesto si tienes en el radar darte de alta en Stadia, lo tienes tener aún más claro. Si quieres algo más barato también y el 'streaming' es lo fundamental, tienes la opción del Mi Stick de Xiaomi, que ya probamos en Teknautas.

Si quieres irte al bando de Amazon tienes varias opciones. Si Alexa no te importa lo más mínimo, quizás es más interesante que te vayas a uno de los Fire TV Stick. Ahí tienes la opción del modelo 4K (un procesador más modesto, con la misma calidad de imagen y sonido, con 8GB de almacenamiento, 1,5 de RAM y BT 4.2) por 59 euros. Si no tienes un panel UHD, el nuevo Fire Stick Lite, que por 30 euros te da resolución Full HD, HDR 10+ y HDR 10 (ni Dolby Vision, ni Dolby Atmos), 8GB de almacenamiento y 1,5GB.

Amazon Apple TV+ Chromecast Amazon Prime Video Alexa Disney+ ¿Me lo compro?
El redactor recomienda