Retos del 5G para las operadoras: cambios en la fiscalidad y garantías de inversión
  1. Tecnología
ENCUENTRO EL CONFIDENCIAL-CELLNEX

Retos del 5G para las operadoras: cambios en la fiscalidad y garantías de inversión

La implantación del nuevo estándar de comunicación inalámbrica abre un horizonte de posibilidades para nuestro país, que se encuentra a la cabeza en el desarrollo de estas redes

Las redes 5G están llamadas a transformar no solo el modo en que nos comunicamos sino la economía de todo el planeta. Gracias a sus características (aumento de la velocidad y del número de líneas que se podrán conectar a la vez), este nuevo estándar de comunicación inalámbrico que sustituirá al actual 4G está llamado a liderar la transformación digital y a abanderar nuevos modelos de negocio.

El Confidencial y Cellnex organizaron una mesa redonda bajo el lema ‘La tecnología 5G como clave de la recuperación económica’ para discutir acerca de su potencial y de los principales retos y oportunidades que supone su implantación. En ella, estuvieron presentes José Antonio Aranda, director de Innovación y Estrategia de Producto de Cellnex; David Cierco Jiménez de Parga, director general de Red.es; Alicia Richart, directora general de Asociación Digitales; Jorge Pérez, catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la UPM, y Teresa Bujalance, directora de Estrategia de Vodafone España.

Nuestro país se encuentra, según los expertos, en una situación de privilegio para aprovechar el desarrollo económico que supondrá esta tecnología. Precisamente por ello, las infraestructuras españolas fueron capaces de soportar el aumento de consumo que se dio durante los meses de confinamiento. “Permitió que la gente pudiera ver cine o jugar 'online' sin restricciones. Y descubrimos que la televisión era el medio preferido de los españoles para conectarse”, admitió José Antonio Aranda, de Cellnex. Contar con esas infraestructuras ha permitido que España se ponga a la cabeza del desarrollo en el continente. "A excepción del Reino Unido, que ha acelerado en los últimos meses, nuestro país se encuentra por delante de Alemania, Francia o Italia" en cuando a implantación de redes, aseguró Aranda.

placeholder José Antonio Aranda, director de Innovación y Estrategia de Producto de Cellnex.
José Antonio Aranda, director de Innovación y Estrategia de Producto de Cellnex.

Cuando se habla de redes 5G, la primera imagen que suele asociarse está ligada con el consumo entre particulares. El teléfono móvil aparece como el gran beneficiario de esta apuesta, y con él las personas de a pie que tendrán acceso a una amalgama de servicios que todavía no existen o no lo hacen en las mejores condiciones. “El 'streaming' de calidad en videojuegos va a llegar de la mano del 5G. Ya hay pilotos en escuelas con realidad virtual para acceder de forma más económica a la educación. Ahora que no podemos ir a conciertos, pensemos cómo será poder ver una actuación en directo con una calidad de imagen perfecta”, enumeró Teresa Bujalance desde Vodafone España.

El catedrático Jorge Pérez fue un paso más allá y vaticinó que, gracias a esta tecnología, llegará “la implantación del internet de las cosas” a nuestro día a día. Pérez coincidió con Aranda en que España "parte de una situación ideal, con unas infraestructuras y un sistema de competencia entre operadores que ha demostrado que funciona", pero también quiso hacer un llamamiento a la calma: recordó que todavía quedan un par de años hasta que el 5G se haya democratizado entre toda la población.

El impulso de la robótica

Los sectores industriales son los grandes señalados, para bien, por el 5G. Será en este entorno donde se produzcan importantes cambios ligados a la digitalización y a la transformación digital. “El 5G es la infraestructura básica sobre la que se desarrollarán otras actividades en España, como la robótica o la realidad virtual. Permitirá la aparición de la industria 4.0 a la vez que dará herramientas a pymes y autónomos”, enumeró David Cierco, desde Red.es. Un informe de KPMG calcula que la implantación del 5G en el ámbito industrial podría suponer una oportunidad de negocio de 150.000 millones de euros.

El director general de Red.es enumeró hasta 100 casos de uso en los que el 5G debería tener un impacto a medio y largo plazo. “Un impacto social brutal”, apostilló. Entre los sectores que se verán beneficiados, se encuentran algunos tan dispares como la agricultura o la educación, además de la sanidad, la administración, la movilidad, el comercio, la salud o los servicios.

placeholder Alicia Richart, directora general de Asociación Digitales.
Alicia Richart, directora general de Asociación Digitales.

En los últimos meses, se han puesto en marcha diferentes pruebas y programas piloto tanto para probar las capacidades de las redes como para hacer pedagogía con el gran público, como las consultas médicas a distancia. En este sentido, Bujalance recordó que los sectores más beneficiados serán aquellos en los que sea necesario trabajar “con imágenes de altísima calidad de forma inmediata” y puso el ejemplo de una sala de operaciones en la que un cirujano podía dar órdenes a distancia gracias a la baja latencia de la transmisión de datos.

En un intento por cubrir toda la cadena de valor, los ponentes también resaltaron la importancia de que la educación vaya un paso por delante y tenga oferta formativa en este ámbito tan concreto. En este sentido, Alicia Richart, desde Asociación Digitales, señaló que el trabajo ya está hecho y solo falta que se active. "Hemos puesto en marcha junto al Ministerio de Educación un grado superior en despliegue de redes 5G. El temario ya está homologado y solo falta que los centros den esa formación", aclaró.

20.000 millones para el 5G

El director general de Red.es hizo hincapié en la idea de que liderar la implantación del 5G en Europa, y también en el mundo, es “una cuestión de país para avanzar al siglo XXI, a la digitalización y para que pymes y autónomos puedan utilizar esta tecnología”. La llegada de los fondos europeos de recuperación supondrá una importante inyección económica para el desarrollo de las redes en nuestro país: “De los 70.000 millones de los fondos europeos, el Gobierno ha decidido invertir cerca de 20.000 millones para habilitar el desarrollo de negocios ligados al 5G y digitalizar todo el país”.

El despliegue de la tecnología 5G en España se encuentra entre los 10 puntos de la Agenda Digital 2025 presentada por el Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez el pasado mes de julio. “Sin todos esos puntos, no se avanza como país y no habrá retorno económico para las operadoras”, zanjó Cierco.

Alicia Richart reivindicó un mejor trato fiscal para las operadoras, en consonancia con el resto de Europa: "Aportamos 9.000 millones en impuestos"

Otro de los puntos destacados del encuentro estuvo relacionado con el papel de las operadoras en el despliegue de estas redes. Unas operadoras que reclaman al Estado una menor presión impositiva. “Somos el país de Europa que más carga a sus operadores. Debemos ser coherentes, somos líderes en la Unión Europea”, lamentó Alicia Richart.

Márgenes cada vez más estrechos, un “mercado deflacionario desde 2011” o la obligación de acometer inversiones de manera periódica son algunos de los puntos que expuso Richart para justificar la que considera una situación de clara desventaja para las telecos: “Aportamos 9.000 millones en impuestos y todavía estamos esperando a que aparezca una ‘killer app’ que dé retorno a nuestra inversión”.

placeholder David Cierco Jiménez de Parga, director general de Red.es.
David Cierco Jiménez de Parga, director general de Red.es.

Precisamente en unos meses, durante el primer trimestre de 2021, se subastará la banda de 700 Mhz de 5G que debería permitir un salto de calidad en el servicio, a pesar de que el 5G que se puede disfrutar en la actualidad ya ofrece altas velocidades de conexión. “Lo más importante es que se haga de la manera más racional posible, para construir juntos el futuro de las redes en España”, sugirió Bujalance.

Una carrera de fondo

Aranda no quiso dejar pasar la oportunidad de recordar que, pese a que es una tecnología que supondrá una “disrupción” en la economía local y global, aún queda mucho trabajo por delante. Todavía deben ponerse en marcha infraestructuras críticas para consolidar la digitalización en nuestro país. El director de innovación y estrategia de producto de Cellnex remarcó el problema al que se enfrentan las operadoras para poder rentabilizar los gastos acometidos hasta la fecha en infraestructuras. “Hasta que se establece un modelo de negocio, pasa un tiempo. Sin retorno económico, no habrá inversión”, sentenció.

España ya cuenta con 39 ciudades que ofrecen cobertura 5G, aunque todavía nos encontramos al principio de un camino con algunas incertidumbres y cuyo tránsito será largo. “Esto es una carrera de fondo”, advirtió Jorge Pérez. Para el catedrático de la UPM, España cuenta con todos los ingredientes, pero todavía debe cocinarlos: “Hasta que no esté todo desarrollado, no veremos las ventajas económicas. El 5G no se trata de enchufarlo [y olvidarse]. Hay grandes incertidumbres, como si supondrá una nueva fuente de ingresos para los operadores”. Pérez recordó que España podría perder esta solución si los operadores no encuentran alicientes a la hora de invertir: "Si no les garantizamos los ingresos, la implantación se retrasará. Ya tuvimos alguna experiencia con el 3G".

Para cerrar el encuentro, Aranda puso sobre la mesa un mensaje optimista. “La estandarización tiene diferentes fases. La primera es utilizar la infraestructura existente de 4G. El estándar se ha cerrado hace poco”, admitió. Hoy en día, ya se puede disfrutar de 5G en puntos concretos de la Península, aunque será en los próximos años, con el despliegue de más redes, torres, 'data centers', microantenas y el llamado 'edge computing', cuando se despejarán todas las dudas acerca de una tecnología llamada a liderar una profunda transformación en toda España.

Eventos EC Digitalización Transformación digital