SI BUSCAS UN BUEN ANDROID

7 días con la última bala contra el iPhone 11: este es el Samsung que más te va a interesar

El Galaxy S20 Fan Edition es un terminal tan inesperado como interesante si buscas un terminal que no sea Apple, con un menú completo y potente sin tener que irte a los mil euros.

Foto: Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Si hay un terminal que haya conseguido dar en el clavo en el último año es el iPhone 11. Este móvil va camino y tiene prácticamente todas las papeletas de convertirse en el terminal más vendido de 2020, como un curso antes lo fue el iPhone Xr. ¿Por qué ha convencido tanto? Porque Apple supo leer que muchos estarían dispuestos a tener un móvil de gama alta de última generación haciendo algunas renuncias si ello conllevaba poder alejarse de los mil euros. No sabemos si empujado por el éxito de esta apuesta o por la competencia china, pero Samsung ha creado el Galaxy S20 Fan Edition (de ahora en adelante FE) con el que pretende seguir este mismo camino.

Hemos pasado una semana con este móvil, un terminal tan inesperado como interesante si lo que buscas es un Android, con una buena hoja de especificaciones por poco más de 600 euros. Aquí va lo bueno y lo no tan bueno de esta máquina, que apuesta mucho al rendimiento, la cámara y la pantalla para convencerte de que le hagas ojitos y desistas de irte a OnePlus o a un Xiaomi.

Como ya hizo Apple con el iPhone 11, Samsung ha aprovechado este Galaxy S20 FE para introducir una amplia paleta de colores. Amarillo, azul, violeta, rojo... Son muchos los acabados de este nuevo modelo, cuyo armazón está construido de plástico en el caso de la parte trasera y aluminio para los marcos. Es obvio que es un material que se siente menos 'premium' que un cuerpo rematado en cristal templado, pero lo cierto es que el tratamiento que le han dado disimula bastante y da el pego.

A pesar de sus 6,5 pulgadas, su diseño alargado hace cómodo manejarlo con una mano para acciones rápidas como enviar mensajes o whatsapps sin necesidad de agarrarlo tanto con la derecha y la izquierda al mismo tiempo. No es ni muy pesado ni muy ligero, con 190 gramos. Tampoco destaca por su grosor, 8,4 milímetros. Cuenta con resistencia IP68, tiene puerto USB tipo C, altavoz estéreo (con un sonido potable pero con margen de mejora) y se olvida del jack para auriculares, algo que sigue teniendo muchos defensores.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Para la pantalla optan, como ya hemos visto en otros modelos de la casa, por agujerear su SuperAMOLED para alojar la cámara en la frontal. El lector de huellas lo meten bajo el panel. No es el sensor más rápido que vas a encontrar pero maneja una fiabilidad suficiente como para no acabar optando por el PIN o el patrón para desbloquear el móvil. Sus 6,5 pulgadas manejan una resolución de Full HD+ (medida más que suficiente para gran parte de las personas) así como compatibilidad con HDR10+ y una tasa de refresco de 120Hz.

Pantalla y rendimiento

Es cierto que Xiaomi lanzó un pulso con 144Hz en sus Mi 10T, pero los 120 ya es un nivel muy alto, que hace que todo se sienta y se vea muy fluido. Se puede desactivar si quieres estirar la autonomía.

Por este precio tampoco te vas a encontrar la pantalla más brillante del mercado, pero tiene músculo suficiente como para trabajar en entornos muy luminosos o disparar una foto sin problemas cuando el sol impacta directamente. Buen brillo, buen calibrado, buena reproducción de colores dentro del particular estilo de las SuperAMOLED (tienden a saturar ciertos tonos, aunque se puede ajustar)... Creo que la pantalla es uno de los puntos fuertes de este aparato aunque obviamente dista de lo que te puede ofrecen un S20 Ultra o un Note 20 Ultra.

La otra cosa en la que destaca el Galaxy S20 FE es el rendimiento. Viene con un motor diferente dependiendo si optas por la versión 4G o la 5G. En esta última versión, la que hemos estado probando, maneja el Snapdragon Qualcomm 865, uno de los mejores chips del año, que ha aguantado de sobra muy bien las cosas que le he ido echando encima. Cero tirones, ni subidas de temperatura. Nada.

Aunque el Exynos 990 esté un pasito por detrás, la potencia no va a ser un problema en el caso de que optes por el modelo de entrada, con conectividad LTE y no 5G.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

En ambos casos puedes optar 6 u 8 GB de RAM. Obviamente una mayor cifra va a ayudar a tener un rendimiento más fluido y a envejecer mejor el terminal, pero nos encontramos con el mismo escenario que con el procesador. 6 GB son más que suficiente para el común de los mortales. Viene con Android 10 (esperamos una actualización temprana a Android 11) corriendo bajo One UI. En el caso del almacenamiento tienes dos opciones: 128 GB o 256. En ambos casos, esta memoria maneja el estándar 3.1 UFS, el más rápido del mercado a la hora de escribir y leer archivos. Puedes aumentar este espacio mediante tarjeta externa.

Su mayor pero

Cuenta con una pila de 4.500 mAh. Quizás haberle calzado una batería de 5.000 mAh hubiese supuesto un golpe de efecto extra. ¿Es suficiente? Hay que tener en cuenta que manejamos un panel Full HD+ y no un Quad HD+, algo que siempre ayuda a no quemar combustible. No es espectacular, pero cumple de sobra con un uso normal en un día de trabajo. Esta semana, acaba la jornada con más del 15% cuando he prescindido de los 120 Hz. Esa cifra caída por debajo del 10% cuando no renunciaba a ello. Convence, pero no te va a quitar el hipo.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Una de las cosas que no se termina de entender es que siendo compatible con carga rápida de 25W, incluyan uno de 15. Ha sido una queja generalizada entre los que hemos probado el dispositivo, ya que una vez más una marca tecnológica se anda con una tacañería atípica de estos precios.

Con el cargador conseguirás dar un chute del 25% en apenas un cuarto de hora. Se alcanza un 40% si lo dejamos enchufado media hora. Así que incluso si se te olvida cargarlo durante la noche, puedes conseguir la energía suficiente en el rato en el que te duchas y desayunas antes salir de casa camino al trabajo.

Una cámara solvente

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Antes de probar este teléfono, la cámara era lo que más dudas me generaba. Es uno de los apartados donde las marcas hacen más malabares a la hora de ajustar el precio y así conseguir reducir la factura cuando se trata de crear terminales como este Samsung Galaxy S20 FE. Aquí nos encontramos un sensor triple, aunque eso por sí solo diga poco. Ocurre como con los megapíxeles de los sensores: más no siempre significa mejor. He de decir, sin embargo, que en este caso nos encontramos una cámara muy solvente teniendo en cuenta el rango de precio en el que nos movemos.

Tenemos un sensor principal de 12 megapíxeles, con f/1.8 de apertura, píxeles de 1,8 micras así como estabilizador óptico. Está jalonado por un gran angular de 12 megapíxeles, 123 grados de apertura y f/2.2 de apertura. El tercer elemento de esta ecuación es un teleobjetivo de tres aumentos ópticos y hasta 30 digitales. Esta elección me parece a todas luces un acierto al dejar de lado sensores de dudosa utilidad práctica a la hora de la verdad como son los macros o los monocolor, cosas que se pueden hacer sin necesidad de tener una parte del hardware dedicado.

Esta configuración le permite a este teléfono tener unos buenos resultados en bastante buenos fotografía e incluso dar la talla en vídeo, donde anda un poco más pez. En condiciones de luminosidad normal funciona muy bien. Eso sí, mi recomendación es que desactives el asistente de reconocimiento de imágenes, especialmente con cielos azules porque tiende a exagerarlos en muchas ocasiones. El modo retrato, que depende del modo enfoque dinámico, responde con bastante precisión, incluso en condiciones de baja luz. En fotografía nocturna también rinde a un nivel bueno.

En el campo del vídeo tenemos unas capacidades de 4K o 1080p a 60 o 30 frames por segundo. Cuenta con una función de estabilización que ayuda a reducir las vibraciones en gran nivel, aunque aquí se notan diferencias evidentes con modelos más caros. Hace un buen papel aunque en absoluto alcanza la precisión del Note 20 o de otras gamas superiores.

En lo que respecta a la cámara frontal, tenemos un único sensor de 32 megapíxeles, 0,8 micras y f/2.2. En condiciones normales cumple el expediente pero cuando la luz escasea sufre a la hora de procesar la imagen, imprimiendo un acabado bastante artificial.

Propuesta similar pero diferente

Una vez hemos llegado aquí, toca preguntarse: ¿realmente iguala la propuesta del iPhone 11? Aunque la idea puede ser similar, cada uno tiene sus puntos fuertes. Parejos en lo que se refiere a rendimiento, el Samsung Galaxy S20 FE maneja una mejor pantalla y una cámara más versátil. En el caso del terminal de Apple, maneja una cámara más sencilla (sensor principal + gran angular) pero probablemente con resultado final algo más fino, especialmente en video; una mejor autonomía y un diseño de cristal templado.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Hay que decir que Samsung ofrece la posibilidad de hacerte con conectividad 5G, cosa que los iPhone no, aunque se espera que esta tarde lleguen los primeros con esta tecnología. La duda en este caso que muchos se plantean es si necesitan realmente un teléfono con 5G. No espero que vaya a ser un salto tan importante en nuestro día a día, como ya he dicho en otras ocasiones, frente a los que supuso saltar del 3G al 4G, así que tampoco sería un drama.

A mí no me parece imprescindible y supone un ahorro considerable. El modelo de entrada cuesta 659 euros. Si le añades 5G, ya sube hasta 759 euros. Particularmente, creo que la gran mayoría de personas se sentirán más que satisfechos con lo que ofrece este terminal y no necesitan en absoluto desembolsar el pico extra que te exige un Galaxy S20 + o S20 Ultra.

Pero hay otra diferencia sustancial. Dentro de Android, hay más marcas. Así que no vale solo con disuadir que no se hagan con un terminal que funcione con iOS, sino que también hay que competir con otras muchas marcas. Y en esta franja de precio, hay otras alternativas interesantes como los Mi 10T Pro de Xiaomi o algunos terminales de Oppo, entre otras marcas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios