Asus Zephyrus G14 o la cuadratura del círculo portátil
  1. Tecnología
rendimiento extremo y batería

Asus Zephyrus G14 o la cuadratura del círculo portátil

La marca ha conseguido con este dispositivo abrir un interesante horizonte para quien se plantee la compra de un ordenador y ame los videojuegos

placeholder Foto: El Asus Zephyrus G14, ¿un portátil o un ordenador dedicado al juego?
El Asus Zephyrus G14, ¿un portátil o un ordenador dedicado al juego?

En el mundo de la computación hace mucho que se han borrado las líneas que separaban un tipo de ordenador de otro. Antes, uno adquiría un PC de sobremesa o un 'laptop', siendo el segundo un dispositivo eminentemente orientado al trabajo. Sin embargo, y gracias a unos procesadores cada vez más versátiles y potentes, la decisión entre portátil y sobremesa se reduce prácticamente a una elección personal. Este paradigma se ha visto superado también en el terreno de los 'gaming' y con equipos como el Asus Zephyrus G14.

¿Es un portátil o un ordenador dedicado al juego? Asus ha conseguido un complejo equilibrio con un dispositivo que sale victorioso de ambos desempeños, abriendo un interesante horizonte para quien se plantee la compra de un ordenador y ame los videojuegos. ¿Cómo lo ha logrado? Gracias a un hardware muy versátil, hasta casi parecer transformista, y una combinación de componentes que permiten un rendimiento extremo sin dejarse la batería por el camino.

Diseño, una bestia muy atractiva

Nos habíamos habituado a diseños excesivamente espartanos, rayando lo tosco, en los portátiles orientados al 'gaming'. Estos equipos, en términos generales, ofrecen un aspecto rudo cuando están plegados, pero todo un despliegue de luces coloridas cuando se abren. Una combinación un tanto extravagante para quien quiera utilizar el 'laptop' más allá de los juegos. Y esta es precisamente la gran valía del Zephyrus: es tan versátil que podremos llevarlo a una reunión de trabajo tras haber disfrutado de una buena sesión de Fortnite en casa.

placeholder Los pequeños orificios de la tapa tienen una función característica que hacen único a este portátil: el sistema AniMe Matrix.
Los pequeños orificios de la tapa tienen una función característica que hacen único a este portátil: el sistema AniMe Matrix.

Estamos ante un 14 pulgadas de aspecto inofensivo, pero que esconde una bestia en su interior: el nuevo procesador Ryzen 9 de AMD, del que hablaremos un poco más adelante. El equipo ofrece un acabado indudablemente prémium, presenta un chasis muy sobrio con la tapa troquelada con minúsculos orificios en la trasera de la pantalla, que uno estaría tentado a creer que se trata de una cuestión de refrigeración. Craso error. Estos pequeños orificios tienen una función característica que hacen único a este portátil: el sistema AniMe Matrix.

Esta tecnología permite la visualización, a través de estas perforaciones, de notificaciones del sistema o imágenes que seleccionemos, y especialmente supone un paso adelante en la personalización del equipo. AniMe Matrix otorga una dimensión nueva a los juegos y la reproducción de música, ya que pueden combinarse con la representación de luces en la trasera de la pantalla al más puro estilo Broadway. Puede parecer una característica menor, pero lo cierto es que uno se habitúa a ella con facilidad, sobre todo, en lo que respecta a las notificaciones e indicador de la batería.

Un rendimiento muy eficiente

Los corredores de maratón lo saben bien: resulta fundamental administrar correctamente la energía para aguantar toda la carrera a buen ritmo y tener un margen para el 'sprint' final. Esto es precisamente lo que logra el Zephyrus G14. Puede ser un elegante caballero durante la jornada de trabajo, presentando un escaso consumo de batería, o un auténtico salvaje -con un elevado, pero razonable consumo- durante una sesión de 'gaming'. Y si tuviéramos que quedarnos con la principal virtud de este portátil, apuntaríamos sin dudarlo a esta capacidad. ¿Cómo lo logra?

placeholder Mediante la pulsación de una tecla, el usuario podrá configurar el 'laptop' en modo 'silencio' o activar la bestia con el modo 'rendimiento'.
Mediante la pulsación de una tecla, el usuario podrá configurar el 'laptop' en modo 'silencio' o activar la bestia con el modo 'rendimiento'.

Mediante una gestión de potencia y consumo de batería muy eficientes. Lógicamente, es el propio sistema quien administra la entrega del chip de AMD en función de las necesidades, pero el equipo no puede adivinar si lo que vamos a hacer a continuación es asistir a una reunión, redactar un texto, o bien pulverizar el estrés con un juego. Esta elección se la deja al usuario quien, mediante la pulsación de una tecla dedicada, podrá configurar el 'laptop' en modo 'silencio' o activar la bestia con el modo 'rendimiento'.

El primero de ellos atenúa pantalla, procesador y ventiladores (hasta llegar a apagarlos si es posible) para un uso convencional del ordenador. En estas circunstancias el portátil se acerca al objetivo de duración de la batería de una jornada completa. Pero cuando activamos el modo 'rendimiento', el Asus da todo lo que lleva dentro, permitiendo al usuario experiencias extremas de 'gaming', reduciendo la duración de la batería considerablemente. Con más de cinco horas de promedio en esta configuración, el resultado es sobresaliente.

Pantalla, teclado y sonido, a la altura

Y continuamos con el desglose de virtudes de este portátil para 'gamers' de noche, ejecutivos de día. Estamos ante un panel IPS con resolución Full HD de 14 pulgadas que cuenta con la codiciada tasa de refresco de 120 Hz, el nuevo santo grial en lo que respecta a los videojuegos. Sus 300 nits de brillo permiten una notable capacidad de uso, incluso en lugares con mucha iluminación (la pantalla cuenta con una tecnología anti reflejos), y sin ser la mejor del segmento, ofrece algo que destaca en este equipo: el equilibrio.

Asus tampoco ha escatimado en lo referente al sonido, dotando al equipo de un generoso sistema compuesto por cuatro altavoces y Dolby Atmos que inundarán la estancia hasta desbordarla. No es el sistema de más calidad del segmento, pero nadie echará de menos la potencia ni protestará por que no llegue a cubrir toda la habitación. Otro tanto podemos decir del teclado, muy preciso, ofreciendo un tacto suave y con un recorrido suficiente para la mayoría de los gustos.

placeholder El Asus Zephyrus G4 tiene un panel IPS de 14 pulgadas que cuenta con la codiciada tasa de refresco de 120 Hz.
El Asus Zephyrus G4 tiene un panel IPS de 14 pulgadas que cuenta con la codiciada tasa de refresco de 120 Hz.

El portátil de Asus ha elevado el listón del segmento inaugurando una nueva subcategoría: la del equipo 'gamer' multidisciplinar, y es cierto que su equilibrio alcanza cotas sobresalientes en prácticamente todos los terrenos. Por ponerle un pero, el Zephyrus G14 no tiene webcam, entendemos que por una decisión de diseño.

Se trata, en definitiva, del que es posiblemente el mejor portátil para 'gaming' del momento, que ofrece además la posibilidad de ser utilizado como ordenador para el trabajo o la universidad, y con unas posibilidades de personalización extremas.

Asus BrandsTecnología Brands Asus