TAMPOCO HABRÁ NOTICIAS DE LOS MACS

¿Por qué se retrasa el iPhone 12? Así va a ser la fiesta de Apple sin su producto estrella

El gran 'sarao' de septiembre no contará con novedades de ninguna de las dos divisiones de 'hardware' más rentables. El evento será una suerte de 'spin-off' con los iPads y el Watch como protagonistas

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

La pasada semana se produjo un particular pulso en Twitter. Mark Gurman, probablemente uno de los seres humanos que mejor información maneja de lo que ocurre en los pasillos de Cupertino sin ser directivo de la compañía, se enfrentaba a Jon Prosser, un analista con fama de 'nuevo cuño' que ha hecho bastante ruido con aciertos sobre el último iPhone SE o el MacBook 13 que se lanzó en mayo. El primero venía a defender que el iPhone 12 tendría que esperar. No solo para salir a la venta sino también para su presentación en sociedad. Algo que ocurriría en octubre y apostaba porque el escenario sería ocupado en el evento de esta tarde por tabletas y relojes. El segundo, citando fuentes conocedoras, decía que los iPads y los Watch serían anunciados deslizando una nota de prensa, algo que ya se ha hecho en otras ocasiones.

La teoría de Prosser quedó desmontada con el paso del tiempo. La confirmación del Apple Event y sin que el comunicado apareciese por ningún lado, Gurman parecía apuntarse la enésima muesca en esto de adivinar los pasos de la manzana. Aunque nunca se puede dejar de hablar en condicional con esta compañía por eso del 'one more thing', existe cierta unanimidad a estas alturas de que no se verá nada de dicho 'smartphone' este martes. Como mucho, y quizás no se llegue ni a eso, un pequeño 'teaser' y una fecha para el siguiente evento. Sea como sea finalmente, esta anécdota y 'pique' de filtraciones demuestran que es probablemente el evento más atípico de la compañía en mucho tiempo.

¿Por qué se retrasa?

iPhone 11 Pro. (C. Castellón)
iPhone 11 Pro. (C. Castellón)

¿Por qué se retrasa el iPhone, entonces? Prosser lo tiene claro y publicó sus propias cuentas en Twitter. Asegura que el teléfono se empezó a producir en masa la pasada semana. Los planes de la compañía, siempre según su versión, es que estos terminales se comercialicen con iOS 14.1, algo que no estaría listo hasta la segunda semana de octubre. De esta manera su apuesta es una presentación el próximo 12 de octubre y un lanzamiento en diferido en las siguientes semanas. El iPhone 12 a secas llegaría a las tiendas ese mismo mes, mientras que el iPhone 12 Pro llegaría en noviembre.

Un mes, por cierto, en el que asistiríamos al último evento del curso de Apple: uno dedicado en exclusiva a los nuevos Mac con los chips Silicon, basados en ARM, que este lunes fue noticia porque esta empresa fue adquirida por Nvidia por 40.000 millones de dólares. Es decir, las dos divisiones de 'hardware' que más ingresos generan a la manzana -los iPhone (44%) y los Mac (12%)- no están en listado de asistentes a la fiesta.

Los retrasos del iPhone ya se intuían en abril, debido a la ruptura de la cadena de suministro en China por culpa del covid (que también supuso retrasos en el lanzamiento del iPhone SE en la primera mitad de 2020) así como por las previsiones de caída de la demanda que manejaban en aquel entonces.

La rumorología, que suele estar bastante acertada cuando se trata de este 'smartphone', apunta a que habrá cuatro versiones. Por una parte el iPhone 12 y el iPhone 12 Max, con 5,4 y 6,1 pulgadas, respectivamente. Esto supondría una novedad, puesto que el modelo 'asequible' tendría una versión Max y no llegaría en un único tamaño como ocurrió con el Xr y el 11. Por otra, la gama superior, el iPhone 12 Pro y el iPhone 12 Pro Max. Este último, con 6,7 pulgadas, tendría las papeletas para convertirse en el terminal más grande que haya lanzado Apple en los últimos años. Aunque en las próximas semanas se desvelarán más detalles, se especula con que se recupere un diseño más rectangular, con conectividad 5G, una cámara con LIDAR, mayor tasa de refresco y que prescindirá, al menos, de los auriculares en la caja.

Entonces, ¿qué va a haber?

Visto el devenir de las últimas semanas todo apunta, por tanto, a que el evento de septiembre será en realidad un 'spin off' en el que el peso interpretativo recaerá en los que otras veces eran actores de reparto: los iPad y los Apple Watch.

A simple vista puede parecer que va a haber poca miga, más aún teniendo en cuenta que ya vimos el iPad Pro en abril y el reloj es un apéndice que funciona solo con los teléfonos. Sin embargo, puede ser que al final haya material suficiente para llenar hasta dos horas de eventos.

El iPad Air podría recibir mejoras del iPad Pro. Foto: C. Castellón.
El iPad Air podría recibir mejoras del iPad Pro. Foto: C. Castellón.

En lo que se refiere a sus tabletas lo que suena con más fuerza es el iPad Air 4. La versión 'ligera' de la tableta recibiría ahora, entre otras cosas, los cambios que se implementaron en el iPad Pro desde su segunda generación. Estoy supondría una reducción de los marcos así como el cambio del conector Lightning por el USB tipo C así como funda con teclado y compatibilidad con la última versión del Pencil. Más dudas plantea si optará por Face ID o un sistema 'Touch ID' integrado en un botón de desbloqueo más pequeño. Las filtraciones apuntan a que será una pantalla Liquid Retina de 11 pulgadas, una única cámara y cuatro altavoces.

El procesador no está tan claro. Muchos dan por supuesto el A14 pero sería raro que se estrenase una nueva generación en este dispositivo y no en los iPhone y se utilizase por tanto uno de los que están sobre la mesa. El precio también es una incógnita. Se han dicho precios de salida que van desde los 499 a los 699 dólares. Algo que le deja como una opción de alta gama, pero que se aleja en coste de los Pro, que seguirían como el rey absoluto de esta parte del catálogo de la manzana. Además de este iPad Air 4 tampoco se descarta que se presente una actualización de la versión más terrenal del iPad.

¿Un Apple Watch SE?

En lo que respecta al Apple Watch lo que ha sonado con más fuerza ha sido la irrupción de un modelo más económico. Una especie de Apple Watch SE. Algo que encaja en la exitosa estrategia iniciada con el iPhone XR, el iPhone 11 y que ha tenido su última demostración de fuerza con el iPhone SE. Esta maniobra le ayudaría a ensanchar una base de clientes ya de por sí bastante estrecha.

No hay que olvidar que sus relojes solo son compatibles con el 15% de los móviles del mundo, los que funcionan con su sistema operativo. Ignora al 85% del mercado y aun así, sigue marcando hitos cada vez que presenta resultados. A diferencia de los AirPods, es un 'gadget' incompatible con Android. A esta audiencia tan reducida de salida hay que sumarle un precio sensiblemente alto (449 euros en el caso de la quinta generación) que ejerce de elemento disuasorio para muchos de los usuarios que tienen un iPhone.

Este nuevo reloj asequible vendría en dos tamaños, con cajas de 40 y 42mm, así como con GPS. El diseño sería el de la cuarta generación y contaría con GPS. Algunas de las cosas de las que se prescindirían para conseguir reducir el precio sería la ausencia del sistema de electrocardiogramas y una pantalla sin función 'always on'.

Apple Watch. (C. Castellón)
Apple Watch. (C. Castellón)

Lo también parece es que el nombre finalmente no sea el de SE. Se baraja que este modelo sea conocido como el Apple Watch a secas. Entonces el Apple Watch Series 6, que se espera para esta tarde, pasaría a llamarse Apple Watch Pro. Entre las mejores que se esperan es un nuevo chip que ayude a aumentar tanto el rendimiento como la autonomía y que sea compatible con carga rápida. Un movimiento de cajón, ya que el adelanto del 'software' presentado en junio incluía monitorización del sueño. Detección de oxígeno en sangre (algo que ya incluyen otras marcas como Fitbit) o detección de altos niveles de estrés o ansiedad, son otras de las cosas más rumoreadas.

Cosas pendientes en el cajón

La llegada de los nuevos relojes inteligentes de Apple, que siempre han tenido un componente deportivo muy marcado, podría ser la excusa perfecta para la llegada de un nuevo servicio de la manzana. Se trataría de 'Fitness', un servicio de entrenamiento virtual para utilizar desde el iPhone, el iPad o el Apple TV. Lo cierto es que en un año como el 2020 sería el marco perfecto, ya que no pocos se han visto obligados a hacer ejercicio en el salón durante la pandemia y también hay cierta desconfianza hacia los gimnasios ante el temor a contagiarse de covid.

Lo que no está tan claro es si esta plataforma se lanzará de forma generalizada o se restringirá a algunos mercados. Tampoco si se incluirá en 'One'. Se trata de un nuevo sistema de tarifas a modo de suscripción que permitirá aglutinar tus cuotas de Music, TV+, Arcade o News (donde está disponible) con ahorros de hasta cinco dólares mensuales.

Foto: Efe.
Foto: Efe.

El evento de esta tarde también puede ser el momento elegido para que algunos trabajos que llevan un tiempo en el cajón vean por fin la luz. El que más suena es Apple AirTag, una especie de localizadores al estilo de los Tile. Se trataría de unos pequeños discos que funcionarían con la aplicación 'Find my iPhone'. La principal duda es exactamente cómo van a facilitar la conexión fuera de línea, sin recurrir a una SIM o Wi-Fi.

Según un informe de Nikkei, ya han entrado a la línea de producción, así que muchos dan por descontado que se verán este otoño. Otros de los productos que podrían completar el elenco de esta tarde es un HomePod más pequeño y económico así como unos nuevos auriculares, Airpods Studio. A diferencia de los anteriores modelos llegarían en formato diadema.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios