El Galaxy Note 20 Ultra, a prueba: ¿por qué optar por este Samsung y no por un iPhone?
  1. Tecnología
SU TERMINAL MÁS AMBICIOSO

El Galaxy Note 20 Ultra, a prueba: ¿por qué optar por este Samsung y no por un iPhone?

Es el móvil de los excesos. No te va a faltar de nada. Potencia, cámara, pantalla... Un terminal de lujo que si te gustan los teléfonos grandes y tienes presupuesto, merece la pena valorar

Foto: El Galaxy Note 20 Ultra, a prueba: ¿por qué optar por este Samsung y no por un iPhone?
El Galaxy Note 20 Ultra, a prueba: ¿por qué optar por este Samsung y no por un iPhone?

Es de las pocas cosas que el covid-19 no ha logrado alterar. Con una puntualidad litúrgica, Samsung ha acudido un año más a su cita con su gran estreno del año. Agosto cuando se trata de los surcoreanos es sinónimo de Galaxy Note. En este caso de Galaxy Note 20. Lo que a su vez es sinónimo de mileurismo. Más aún desde que la factoría asiática decidió que no era suficiente como un único Note sino que decidió hace dos: el primero, el Note a secas, es un 'pepino' pero algo más modosito; y el segundo, el que ahora lleva la coletilla Ultra junto a su nombre, es el 'smartphone' del exceso, del 'todo lo tengo' y del, a ojos de muchos, derroche casi pornográfico. Porque no hay que olvidar el Samsung Galaxy Note 20 Ultra 5G, ese es su nombre completo, tiene un precio de salida de 1.309€. Si se quiere absolutamente todo, la versión tope, se eleva hasta 1.409€.

Foto: 7 días con el 'smartphone' barato de Google que te hará olvidar a Xiaomi y el iPhone SE

Cuando juegas en esta liga tienes que tener argumentos muy fuertes para convencer a alguien de que pague —o probablemente financie— ese dineral. No se puede obviar que prácticamente el 70% de los terminales que se venden en España cuestan menos de 300€. Hay gente a la que directamente es imposible convencer porque dejarse una nómina o más en un móvil le parece algo pudoroso. Pero hay muchos que sí están dispuestos a ello. El reto aquí es que los indecisos no se vayan a Apple. ¿Cuántas veces se habrá dicho eso de que por este precio me compro un iPhone? Aquí la clave es que se pregunte por lo que se pregunte, tenerlo. Que no falte de nada.

Dos condiciones previas

La gama Note, la del puntero, juega a eso. A darte absolutamente todo lo que necesitas en tu día a día. Y lo que no necesitas. Nosotros hemos pasado prácticamente dos semanas con él y podemos dar fe: es el Android más completo a la espera de un Mate 40 Pro de Huawei, que llegará con esa cojera de no tener los servicios de Google, salvo remedio milagroso de un conflicto que va camino del año y medio. Un peldañito por debajo, también está el Oppo Find X2 Pro, la gran revolución del año, que no tiene nada que envidiar en lo nuclear (pantalla, autonomía, procesador...) pero que hace ligeras renuncias para conseguir un precio ligeramente inferior. Esos son básicamente, los que constituirán la casta de la telefonía móvil —a falta del iPhone 12 Pro Max— en este 2020.

Pero el presupuesto no es el único condicionante. Su pantalla no llega a ser 'non plus ultra' porque las hay más grandes, pero por poco. Son 6,9 pulgadas. 208 gramos de peso. Y casi 16,5 centímetros de largo. Te tienen que gustar grandes. Diría casi que enormes. Aunque el trabajo que se ha hecho con los marcos en los últimos años permite calzar mayores paneles sin aumentar drásticamente el tamaño, este es un tráiler. Si eres un nostálgico de esos teléfonos compactos que ya apenas se hacen, mejor que no sigas leyendo. Si eres un 'hater' de las curvas (esta pantalla las tiene muy disimuladas y elegantes, pero las tiene) quizás también. Pero si te quedas, debes saber que el Note 20 Ultra —también el normal— tiene un diseño a la altura de su pedigrí. Construido en cristal templado, mate por la parte de atrás, cuenta con armazón lateral de acero inoxidable. Está todo bien casado, bien armado. Ni un pero dentro de su inmensidad.

Foto: M. Mc.
Foto: M. Mc.

Pero ¿por qué comprártelo? La primera ventaja de irte a un formato tan grande y más aún con la firma de Samsung, es gozar de una pantalla envidiable. Uno de los paneles más capaces del mercado, al que en mi modesta opinión solo la del Oppo Find X2 Pro puede seguirle el ritmo y quizás el del iPhone 11 Pro en algunos aspectos. Una Dynamic AMOLED, resolución de QuadHD+, HDR10+, una densidad de 496 píxeles por pulgada, un brillo suficiente para prácticamente cualquier situación. Han arreglado —o disminuido— la saturación irreal que arrastraban sus pantallas así que poca queja puede haber. Si a un aliño ganador como el que ya tenían el año pasado le sumas una tasa de refresco de 120Hz pues todavía sabe mejor. Tanto para juegos, como para vídeo. Para navegar o leer. Lo que sea. A esto hay que añadir el lector de huellas bajo el panel. Rápido y eficaz. No más que comentar. El sonido estéreo (compatible con Dolby Atmos) también roza a un gran nivel teniendo en cuenta que es un móvil.

El motor también es un motor de primera clase. Pero aquí está la mayor incógnita del Note 20 Ultra y de los S20 Ultra. Samsung opta por traer a España su propio chip, el Exynos 990 y no el Snapdragon 865+, que comercializa en algunos países. Para la mayor parte de la humanidad las diferencias van a ser mínimas, pero el de Qualcomm está dando mejor resultados que los surcoreanos. El rendimiento, como digo, roza un altísimo nivel en todas las facetas, así que este debate, el del procesador que trae a cada país, probablemente sea algo de los que nos dedicamos a probar un teléfono y otro constantemente y no tanto del español de a pie. Personalmente me he quedado con ganas de ver cómo se maneja con Xbox Game Pass Ultimate, que, a partir del 15 de septiembre, traerá 100 juegos de esta colección optimizados para este terminal.

Donde no hay distinciones es en la RAM. 12 GB. La memoria interna, UFS 3.0, es de 256GB y de 512, dependiendo la versión. Cabe decir que la puedes ampliar por microSD hasta un 1TB. Viene con 5G (con redes independientes, NSA...) wifi 6 o Bluetooth 5.0. Pensarán que lo del 5G no importa pero MásMovil y Orange apuntan a darle al botón de encendido en septiembre, así que faltaría solo Movistar. Monta a su espalda una mochila que viene cargada con 4.500 mAh a modo de víveres. Una 'despensa' energética que le dará para pasar una jornada aproximadamente. Claro que podríamos hablar de supuestos de usos medios, de gente que no sea intensita... Pero no es el caso. Este es un terminal para esas personas que más que usar el móvil, abusan y lo utilizan para todo.

Note 20 Ultra. (M. Mc.)
Note 20 Ultra. (M. Mc.)

Cada caso es un mundo, pero apretándole me ha dado, lo que digo, para pasar el día. Eso sí, de enchufarlo al final del día, a la hora de dormir o cuando sea, no me he librado. Cuenta con carga rápida de 25W, carga inalámbrica rápida y carga inversa de 9W. Esta es la que te sirve para 'compartir' energía del Note como si fuese un cargador inalámbrico. Eso sí, sigue sin hacer milagros. Probé a darle un chute a un Pixel 3 de un amigo y consiguió un 8% extra en los 45 minutos largos que nos duró el vermut. Milagros a Lourdes porque a esta función, aquí y en cualquier terminal, le queda mucho que mejorar para ser algo más que un 'Usar en caso de emergencia'.

Su gran diferenciador

El Note tiene algo que lo diferencia por encima de cualquier otra especificación que pueda incluir: el S-Pen. Samsung defiende desde hace tiempo que es una de las razones que en sus encuestas de satisfacción los propietarios de uno de estos teléfonos señalan como uno de las cosas que más le gustan. Pues bien, ahora en este Note 20 Ultra ha sido mejorado. Han reducido significativamente la latencia, lo que le aproxima a la experiencia de dibujar en papel o escribir sobre un cuaderno en lo que respecta que todo se plasma más rápido, sin apenas 'lag'.

Obviamente, desde el punto de vista de que escribes sobre cristal, no se puede equiparar la experiencia, pero cada vez resulta más natural. Probablemente no haya ser humano en la faz de la tierra que utilicen todas las funcionalidades ni todos los atajos que permite este S-Pen, ya que puedes utilizarlo para manejarlo remotamente con su botón o como batuta si el móvil está alejado. Lo más interesante es que ahora es compatible con un mayor número de 'apps', que te endereza tus notas manuscritas y te permite convertirlas a texto digital y exportarlo en varios tipos de formato. Ideal para compartir tus notas de trabajo fácilmente. Pero también se puede hacer con el teclado. Lo dicho, el peculiar 'lapicerito' impresiona pero no todo el mundo le sacará partido.

DeX, la función que convierte los teléfonos de alta gama de Samsung en un 'pseudoPC' con una experiencia que recuerda al escritorio de Windows, ahora se puede conectar a las televisiones inalámbricamente. La idea sobre el papel es buena, pero creo que pocos podrán ahora mismo dejar su portátil de lado porque simplemente que en el actual entorno es una herramienta inevitable.

¿La cámara más completa?

Foto: M. Mc.

La de Samsung es, como ya consiguió con el S20 Ultra de febrero, una de las cámaras más versátiles del momento. A su sensor principal de 108 megapíxeles y su gran angular, hay que sumarle un zoom que nada tiene que envidiar a Huawei, tradicional rey de esta categoría; o al Oppo Find X2 Pro, una de las más gratas sorpresas en la gama alta este año en lo que se refiere al telefoto. En este caso, el Note 20 Plus ofrece 5 aumentos ópticos, 10 híbridos y hasta 50 digitales (20 en el caso de vídeo). Cabe decir que estos 50 aumentos no tienen excesiva utilidad más que para sorprender a los que te rodean mientras te tomas una caña, porque la imagen, obviamente sale con demasiado grano. Bueno también me ha servido para ver desde la terraza una carta de un bar colgada a la entrada cuando me he dejado las gafas, pero poco más. A plena luz del día a diez aumentos o cinco es una gozada utilizarlo y da mucho juego, incluso si no eres un experto en fotografía. Cuando la luz cae, cae su desempeño.

Cámaras Note 20 Ultra:

A. Cámara trasera (4 piezas)
1. Cámara principal gran angular (26mm, 79º) de 108MP ( 0.8µm) con apertura f/1.8, enfoque PDAF, OIS.
2. Ultra gran angular (13 mm, 120º) de 12MP (1.4 µm) con apertura f/2.2.
3. Telefoto con zoom óptico 5x (20º) de 12MP (1.0µm) con apertura f/3.0, enfoque PDAF y OIS.
4. Cámara enfoque láser. 

B. Vídeo: 
Resolución 8K (7680×4320) a 24 fps (también a 21:9), 4K (3840×2160) a 30/60fps, Full HD/1080p (1920×1080) a 30/60/120fps y HD/720p (1280×720). Vídeo en HDR10+ 4K/30fps. Selección de fuente de audio / zoom de audio. Modo profesional, bokeh/BN/vivo.

C. Cámara delantera (1 pieza)
Cámara de 10MP con Dual Pixel y apertura f/2.2. Si sacas un selfie con una sola persona te dará un recorte.

 

En lo que se refiere al gran angular nos encontramos con una lente que cumple su cometido y lo hace bien en un amplio abanico de situaciones. Quizás recomendería ese asistente de procesado de imágenes. Y en lo que se refiere al principal solo hacer un apunte sobre los 108 megapíxeles. Su principal virtud va a ser tener fotos con más resolución y detalle, ideal para quienes luego quieren imprimirlas o hacer un recorte del archivo que ha capturado.

El modo noche ha mejorado sensiblemente desde el pasado año, aunque hay en algunos momentos que le cuesta más de lo que uno imagina hacer la larga exposición, lo que aumenta el peligro de que movamos el terminal inconscientemente y haya pequeñas vibraciones que puedan emborronar el resultado final. En general destacaría que quizás no recupera tanta luz como otros de sus rivales (el rey es el Pixel 4 en estas lides) pero consigue un resultado bastante natural. Entre estos párrafos tenéis varios ejemplos de algunas tomas con esta cámara.

Sobre el vídeo, destacar que puede grabar en 8K (es el único momento en que he logrado calentar el móvil, tras varios minutos de grabación) aunque la utilidad de esta calidad todavía no sea mucha. Es lo de tener que incluirlo todo. Han añadido en esta ocasión la opción del formato 21:9, para poder capturar imágenes con esta resolución con un aspecto más cinematográfico. En 4K tanto a 60 como 30 'frames' se maneja solventemente. Un apunte sobre la estabilización: el modo de superestabilización propio de Samsung hace que parece que hayamos grabado las imágenes con un 'gymball'.

Foto: M. Mc.
Foto: M. Mc.
Foto: M. Mc.
Foto: M. Mc.
Foto: M. Mc.

Nos encontramos con una de las configuraciones más versátiles que hay en el mercado. Si se bajan a aspectos concretos (el retrato, el modo noche o el procesamiento del vídeo) podemos encontrarnos que se vea superado por el iPhone 11 Pro, el Pixel 4... Pero lo dicho, globalmente, es una de las cámaras más sobresalientes que hay a día de hoy.

Ahora, la pregunta obligada: ¿es un móvil para mí? Si hemos pasado el filtro del tamaño y del precio, tenemos bastante ganado. Si vienes de un Note 10 o un Note 10 Plus no merece la pena dar el salto. Incluso diría a la gente que tiene un Note 8 que si no le han hecho ningún estropicio todavía, les puede dar tardes de gloria. Sin embargo, si quieres un móvil que te sirva para absolutamente todo, con la inversión que eso conlleva, es probablemente el terminal más completo que puedas encontrar a día de hoy. Si te gusta Android, claro está. Un apunte. Personalmente creo que el 99,9% de la población va sobrado con la versión básica, ya que cuenta con 256GB de almacenamiento y la posibilidad de ampliarlo microSD. Y, aunque sea un ahorro pequeño cuando hablamos de estos precios, es un pequeño pellizco que podemos invertir en una funda u otro accesorio.

Apple Samsung Galaxy Smartphones IPhone Android
El redactor recomienda