No sin mi Mac

Apple ni se inmuta por la crisis del covid: por qué la pandemia en realidad le beneficia

La pandemia del coronavirus, igual que le está ocurriendo a otras tecnológicas, está beneficiando a Apple: necesitamos ordenadores y tabletas para teletrabajar y Apple es la gran deseada

Foto: El CEO de Apple, Tim Cook. (Reuters)
El CEO de Apple, Tim Cook. (Reuters)

Cuando sectores en medio mundo se derrumban por la crisis del covid, Apple ha sorprendido con unas cifras que han pulverizado todas las expectativas. La compañía ha publicado sus resultados correspondientes al tercer trimestre del año y ha aumentado en un 11% sus ingresos respecto al año anterior hasta los 59.700 millones de dólares, y en un 12% su beneficio hasta los 11.300 millones (con split 4x1 de la acción incluido). Nadie esperaba semejantes datos. Algunos analistas incluso barajaban descensos importantes en ventas y beneficio, pero no ha ocurrido. Apple es la excepción hasta en las crisis mundiales.

La realidad es que la pandemia del coronavirus, igual que le está ocurriendo a otras tecnológicas, está beneficiando a Apple. Con medio mundo confinado y trabajando desde casa, tener un portátil, una tableta, servicios de almacenamiento en la nube y, ya de paso, contenidos de entretenimiento, se ha convertido en algo casi de primera necesidad. Eso es justo lo que ha ocurrido entre abril y junio con Macs, iPads y servicios como Apple TV Plus o Apple Music. Se han disparado. Pero no es la única tendencia que explica unos resultados inesperados de Apple y que confirman lo que se veía venir: el sector tecnológico es el gran beneficiado de la crisis.

Ordenadores y tabletas, imprescindibles

La pandemia está manteniendo a la gente en sus casas y eso para Apple han sido buenas noticias: necesitamos equipos con los que teletrabajar, comunicarnos y entretenernos. Apple ha sido uno de los grandes beneficiados pese a una caída generalizada del consumo (del 10% en EEUU y de hasta el 50% en España durante el confinamiento, según el Banco de España).

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El iPad ha generado ventas récord que hacía tiempo que no se veían: un incremento del 31% respecto al año anterior llegando a los 6.600 millones. Le han seguido los Mac, que se han vendido a cotas inesperadas, un 22% más respecto a 2019. En tercer lugar se situaron los 'wearables', los AirPods y el Apple Watch. Nuevamente, accesorios útiles tanta para teletrabajar como para mantenerse en forma. Y, cómo no, los servicios (Apple TV Plus, Apple Arcade, Apple Music y más). No es el apartado que más ha brillado, pero ha crecido un 15% hasta los 13.200 millones. Teniendo en cuenta que esta categoría venía de récord tras récord, es una cifra remarcable.

Curiosamente, la pandemia ha perjudicado las ventas del iPhone, que solo crecieron un 2%. Los smartphones no sirven para teletrabajar como un portátil o una tableta y se puede alargar su ciclo de vida en caso de tener que escoger en qué equipo gastar nuestro presupuesto. El lanzamiento del iPhone SE, a un precio muy ajustado (desde 489 euros), ha evitado una sonora caída, que se esperaba de alrededor del -15%.

El efecto 'confinamiento' sobre las cifras de las tecnológicas no es exclusivo de Apple. Algo parecido le ha ocurrido a Samsung. La compañía presentó un incremento del 23% en beneficio operativo, pero no por los móviles, sino por el enorme salto en ventas de procesadores de memoria para los proveedores de servidores online. Compañías de medio mundo tuvieron que aumentar su capacidad en servidores en pleno encierro y, con ellos, los chips DRAM que vende la firma coreana. Eso, junto a un drástico plan de recorte de costes, ha logrado aupar las cifras de Samsung. Otro tanto de lo mismo le ha ocurrido a Amazon: ha doblado el beneficio durante su segundo trimestre fiscal. Y también a Facebook: más tiempo en casa, más tiempo para entrar constantemente en Instagram. La red social aumentó un 11% sus ingresos y casi un 100% su beneficio neto.

China ya no es un (gran) problema

Curiosamente, Apple se ha visto bastante más afectada por la pandemia durante el segundo trimestre (enero-marzo) que ahora por un motivo clave: fue el periodo en el que China sufrió de lleno el impacto del coronavirus y muchas de sus plantas de producción se vieron forzadas a parar. China logró salir antes que Europa y, por supuesto, EEUU de la primera ola del covid y sus plantas de producción, de las que Apple depende directamente, volvieron a fabricar iPhones, Macs y iPads a toda velocidad.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

De hecho, la propia demanda del mercado chino ha vuelto poco a poco a crecer, con un incremento del 2%. Tímido, pero nada que ver con las severas caídas que vivió Apple en trimestres anteriores. Ha sido Europa, con un incremento de las ventas del 19% (frente al 8% de EEUU) donde la pandemia confinó a casi todo el continente justo entre abril y junio, y la necesidad de hacerse con equipos para trabajar y comunicarse desde casa ha sido mucho mayor. China, por ahora, ya no preocupa a Apple en cuanto a los problemas de cadena de suministro, pero sí en cuanto a las continuas tensiones geopolíticas y arancelarias con EEUU. Una incertidumbre que tal vez, solo tal vez, pueda desaparecer el próximo noviembre tras las elecciones presidenciales estadounidenses.

El 'hardware' vuelve a ser sexy

Durante los dos últimos años siempre ha habido una tónica en los resultados de Apple: el iPhone era la gran locomotora junto los servicios y todo lo demás (Macs, iPads, Apple Watch...) era el punto negro. La tortilla se ha girado con la pandemia. En palabras del analista Gene Munster, especializado en Apple, "los días en los que los inversores penalizaban a Apple por su negocio de 'hardware' se van a acabar en los próximos trimestres".

Cook lo ha dejado caer en la llamada con analistas posterior a la presentación de resultados: el auge de los Mac, el iPad, el Apple Watch y los AirPods va a continuar al menos durante el próximo año ayudado por la situación respecto al coronavirus. Y no solo eso, es muy probable que el iPhone vaya a experimentar un salto en lo que queda de año. Apple ha señalado que están viendo un aumento en el ratio de gente que se pasa de Android a iOS comparado con trimestres anteriores y, más importante, un porcentaje muy importante de la gente que ya tiene un iPhone lo lleva usando durante tres o más años. Toca cambio. Y Apple está más preparado que nunca para mantenerte confinado en su propia burbuja.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios