entre un 6 y un 18% más que en 2019

¿Teletrabajo y aire acondicionado? Esto es lo que vas a pagar de más en tu factura de la luz

La Ley de Teletrabajo que prepara el Gobierno contemplaría los posibles gastos derivados de trabajar en casa, y el desembolso en luz es uno de los que más preocupan a los empleados

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Las consecuencias del coronavirus están en todas partes, también en tus facturas. Aunque quizás algunos hogares hayan notado el ahorro derivado del confinamiento (cenas con amigos, cines, gimnasios y otras actividades que se han visto muy limitadas), pasar tiempo dentro de casa también supone un gasto, sobre todo en la factura de la luz por el aumento de consumo energético. Además, al confinamiento y la desescalada se ha sumado la llegada del verano, con temperaturas considerablemente altas (ya van dos olas de calor en lo que llevamos de periodo estival) y, con ellas, el uso de aire acondicionado, que 'chupa' mucha luz.

Si en años anteriores se calculaba que los españoles ponían de media unas cinco o seis horas el aire acondicionado en casa —en las horas centrales de más calor—, con el teletrabajo, la media de horas diarias que ponemos el aire en casa sube hasta ocho. Según los expertos en ahorro energético de Selectra, este año se calcula que cada hogar utilizará de media unas 224 horas el aire acondicionado al mes. Un gasto que en buena parte es derivado del teletrabajo y que, por ahora, pagan los propios hogares, pero que se ha llegado a poner sobre la mesa del Gobierno para el nuevo anteproyecto de la Ley de Teletrabajo para el que todavía no hay consenso entre los agentes sociales.

Con el teletrabajo, la media de horas diarias que ponemos el aire acondicionado en casa sube hasta casi ocho diarias, unas 224 horas al mes

"A pesar de que el precio medio de las tarifas y ofertas del mercado es más bajo que hace un año, este verano, los hogares van a notar un ligero incremento del precio de su factura de la luz debido a que consumen más", explican desde Selectra, que cifra en alrededor de un 6% el consumo extra de luz que nos supone refrigerar la casa en las horas de teletrabajo —sin contar la subida del consumo de otros aparatos también relacionados con el teletrabajo, como ordenadores, 'tablets', etc.—.

Además, el comparador de tarifas estima que "los usuarios que tienen contratada una tarifa con discriminación horaria van a salir más perjudicados". En su caso, la factura de la luz subirá un 18% por el uso del aire acondicionado. El motivo es que este aparato consume más en los periodos punta del día por ser las horas más cálidas. De hecho, apuntan desde Selectra, si la situación de este verano hubiese sido la misma que en el año anterior —es decir, si pasáramos el mismo tiempo en casa que en 2019—, la factura de la luz se reduciría, aproximadamente, 7,50 euros durante los meses de julio y agosto.

Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Entre 12 y 24 euros más al mes

El tamaño de la vivienda, el número de horas que tengamos encendido cada aparato y el tipo de aire acondicionado que usemos para refrigerar nuestra casa harán que la factura se encarezca más o menos. Teniendo en cuenta que mantengamos encendido nuestro aparato de aire acondicionado ocho horas diarias y que estas sean las horas centrales del día, los expertos calculan que el incremento en la factura de la luz en nuestras casas en julio y agosto por el uso del aire acondicionado sería de entre 12 y 24 euros para aquellos que tengan una tarifa fija de luz.

Si la situación de este verano hubiese sido la misma que en el año anterior, nuestra factura de la luz se reduciría unos 7,50 euros en julio y agosto

La diferencia depende del tipo de aparato que utilices, los que menos luz 'chupan' son los clásicos ventiladores de pie, que supondrían de media unos 12,17 euros más al mes en verano; los que más caros salen son los Split o AC Normal- A+, que podrían llegarnos a costar hasta 24,68 euros más al mes. Eso sí, pueden salir rentables si tienes en cuenta su capacidad de enfriar una estancia.

La cosa cambia para los hogares con discriminación horaria, que son los más perjudicados por el aumento de consumo en las horas de más calor. Este tipo de tarifa diferencia dos tramos en el día, con distintos precios: uno caro, llamado periodo punta, y otro barato, conocido como valle. En verano, el periodo punta va de 13:00 a 23:00, mientras que el periodo valle se extiende entre las 23:00 y las 13:00 del día siguiente. Por eso, para el mismo consumo de horas de aire acondicionado, una familia con discriminación horaria pagaría entre 12,65 euros para un ventilador de pie y 25,67 euros más al mes en el caso de un AC Normal A+—.

Un 28% más en confinamiento

Esta subida en el gasto de los hogares por el aire acondicionado no ha hecho más que sumarse al aumento de consumo que ya había producido el confinamiento, por lo que es posible que la diferencia acumulada en la factura se note aún más de lo que calcula el comparador. Eso depende, claro, de los hábitos poscovid que estemos manejando. La llegada del verano (y de la desescalada) ha aumentado nuestro tiempo de ocio fuera de casa, y, aunque muchos sigan teletrabajando, también hay periodos de vacaciones en los que —en teoría— no tendríamos que tener el ordenador encendido durante las horas de la jornada laboral.

Sin embargo, el aumento de los rebrotes, la posibilidad de volver a confinar algunas zonas o, simplemente, la huella que ha dejado el cambio de hábitos por el coronavirus van a dejarse ver en nuestra factura de la luz.

Los cambios de hábitos en confinamiento ya provocaron un aumento en la factura de la luz de alrededor de 10 euros mensuales

En abril, en pleno 'lock down' en España, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calculaba que "el cambio de hábitos provocado por el confinamiento está produciendo un incremento del consumo eléctrico en los hogares de un 28%, lo que supone aumentos en la factura mensual de aproximadamente 10 euros".

Aunque este mayor consumo podría estar compensado por la bajada del precio de la electricidad, como comentaban desde Selectra, una gran parte de los consumidores que tienen tarifas con precio fijo elevadas no se beneficia de estas bajadas de precios. Por eso, aseguran desde la OCU, el confinamiento puede ser una buena oportunidad para revisar la tarifa actualmente contratada, activar la discriminación horaria y aprovechar la presencia en el hogar para conseguir un ahorro extra desplazando el uso de electrodomésticos a las horas más baratas.

Cómo calcularlo según tu factura

● Coge una factura para ver a cuánto pagas tu consumo. Vendrá expresado en €/kWh y suele aparecer en el desglose de la misma. Para ello hemos utilizado el precio medio de las ofertas del mercado en la actualidad, es decir 0,12 €/kWh en el caso de que cuentes con una tarifa sin DH. Si tienes contratada una tarifa con discriminación horaria habrá que realizar los cálculos en función del periodo punta, 0,145 €/kWh y del valle 0,08 €/kWh, por ejemplo. 
● Para saber cuánto consume tu aire acondicionado o ventilador, debes buscar el consumo nominal de tu aparato. Esto lo puedes encontrar en Internet o en el libro de instrucciones o buscar en internet el modelo. 
● Multiplica la primera cantidad (el precio de consumo) por la segunda (potencia del aparato o consumo nominal) y por las horas que sueles tener encendido el aparato (por ejemplo, 8 horas). 
● Por último debes de añadir los impuestos que son el impuesto eléctrico y el IVA, es decir, deberás multiplicar por 5,113% y por 21%. 
● El resultado final, sumado a tu consumo habitual, será la cantidad aproximada que pagarás en tu próxima factura de electricidad.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios