Investigadores alertan del peligro de las redes en las teorías conspiranoicas del covid
  1. Tecnología
sostienen que se hizo en un laboratorio

Investigadores alertan del peligro de las redes en las teorías conspiranoicas del covid

El equipo de la Universidad de Queensland busca evidencias de una "propagación sistemática de desinformación" mediante el análisis de 2,6 millones de mensajes de Twitter

placeholder Foto: Donald Trump. (Reuters)
Donald Trump. (Reuters)

Un grupo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Queensland, en Australia, alerta de que las teorías de conspiración que sostienen que el coronavirus se creó realmente en un laboratorio como un arma biológica están creciendo en las redes sociales "a través de los esfuerzos coordinados" por cuentas partidarias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Para ello, el equipo está en busca de evidencias de una "propagación sistemática de desinformación" mediante el análisis de 2,6 millones de mensajes publicados en Twitter con 'hashtags' relacionados con el coronavirus y 25,5 millones de 'retuits' durante un periodo de 10 días.

"Nos enfocamos en qué tipo de narrativas y teorías de conspiración se están ampliando o amplificando a través de las cuentas que las retuitean", explica el doctor Timothy Graham, uno de los autores del informe.

Foto: Donald Trump. (EFE)

Aplicando "métodos políticos de detección de 'astroturfing", término referido a campañas de relaciones públicas en el ámbito de la propaganda electoral y los anuncios comerciales, los investigadores analizaron las cuentas de Twitter que compartieron noticias o comentarios sobre el covid-19 "en un minuto o un segundo tras el otro" para detectar posibles conductas y estrategias premeditadas para la desinformación.

Una de las redes que encontró el equipo de investigadores era "similar a un bot" y en anteriores ocasiones había contribuido a difundir mensajes positivos a favor del Gobierno de Arabia Saudita y de su príncipe heredero. "La idea general de los bots es realmente bastante polémica en este momento, pero realmente no hay otra conclusión que podamos sacar de esto, aparte de que algunas de estas cuentas están utilizando algún tipo de automatización", esgrimió el doctor Graham.

"La idea general de los bots es realmente bastante polémica en este momento, pero realmente no hay otra conclusión que podamos sacar de esto"

A su juicio, hay "pruebas abrumadoras" de que estas redes están "semicontroladas por humanos" porque su comportamiento real es "similar a un bot de texto". "Estos grupos de cuentas retuitean repetidamente el mismo contenido dentro del segundo posterior al otro".

El equipo investigador prestó atención especial a las publicaciones de Twitter que sostenían la teoría de la conspiración de que el virus había sido fabricado como un arma biológica por el Gobierno de China, ya que se trata de uno de los bulos más relevantes desde que se tuvo conocimiento de la pandemia a principios de año.

Lo que descubrieron los investigadores, según informa la corporación pública australiana 'ABC', es que 28 de los 30 grupos sospechosos de actuar como un 'troll' se autoidentificaron como cuentas a favor de Donald Trump, de su eslogan 'Make America Great Again' o de QAnon, una corriente de derechas que denuncia la supuesta existencia de una trama secreta contra el presidente de EEUU.

28 de los 30 grupos sospechosos de actuar como un 'troll' se autoidentificaron como cuentas a favor del republicano Donald Trump

No obstante, el informe también diagnosticó un grupo de cuentas "ampliamente a favor de los demócratas" y un grupo de cuentas del 'Movimiento Nacional Baloch'. "Podrían haber sido cuentas de izquierda o cuentas que pretenden ser activistas de Black Lives Matter, como vimos en las elecciones presidenciales de 2016. Podría haber sido cualquier identidad grupal que surge de estos grupos pero vemos que es principalmente pro Trump, MAGA, QAnon cuentas", recalcó el doctor Graham.

El director del Centro de Tecnología Responsable, Peter Lewis, manifiesta que los datos de la investigación aportan "una instantánea de cómo se politizó una teoría de la conspiración y se extendió desde los márgenes a la corriente principal".

Por todo ello, el doctor Graham abogó por buscar "formas de regular las plataformas de redes sociales para combatir la desinformación", al entender que la sociedad está perdiendo la batalla que se produce en ellas al difundir bulos que calan en los ciudadanos por difundirse de manera masiva a través de estas técnicas.

Coronavirus Propaganda electoral Gobierno de Donald Trump Pandemia
El redactor recomienda