El 'Gran Hermano' de China contra el covid amenaza con quedarse para siempre
  1. Tecnología
SISTEMA DE PUNTUACIÓN DE BUENA VIDA

El 'Gran Hermano' de China contra el covid amenaza con quedarse para siempre

La ciudad de Hangzhou propone que el código QR de salud se mantenga y sirva para puntuar los hábitos de la población: fumar y el sedentarismo restarán puntos

placeholder Foto: Foto: Zigor Aldama.
Foto: Zigor Aldama.

El minucioso rastreo de los casos de coronavirus ha sido uno de los puntos fuertes de la gestión china de la epidemia. Y, sin duda, la tecnología ha sido un facilitador determinante: un par de semanas después del decreto de confinamiento de Wuhan, epicentro del seísmo viral que ha puesto el mundo patas arriba, el gigante asiático ya había desarrollado una aplicación móvil para rastrear los movimientos de todos los ciudadanos y determinar si estaban en riesgo de haber contraído el SARS-CoV-2.

Foto: Foto: Efe.

Anidado en las ‘superaplicaciones’ de Alipay o WeChat, el programa accede a todos los datos de los usuarios —geolocalización, bases de transporte y de policía…— y genera en la pantalla un código QR que viene en los colores de un semáforo: verde vía libre, amarillo riesgo de contagio y rojo cuarentena absoluta—. Su uso es obligatorio para cualquiera que desee salir de casa, porque se ha exigido durante la epidemia para acceder a todo tipo de lugares y servicios.

Es más, aunque establecimientos como centros comerciales o restaurantes ya no lo piden, el código verde sigue siendo requisito indispensable para moverse por el país, y muchos edificios oficiales continúan exigiéndolo para permitir el acceso a pesar de que apenas se detectan ya nuevos contagios muy esporádicos. Por eso, muchos de quienes en un inicio aplaudieron la implementación de esta aplicación para prevenir la propagación del coronavirus temen ahora que el sistema de control ciudadano termine formando parte de la nueva normalidad.

placeholder Foto: Zigor Aldama.
Foto: Zigor Aldama.

Y la ciudad oriental de Hangzhou ha dado buenas razones para creer que puede ser así, porque la Comisión de Salud de esta megalópolis que acoge la sede de Alibaba ha propuesto mantenerlo e incluso incrementar sus funciones para convertirlo en un sistema que puntúe a los usuarios en función de sus hábitos y los clasifique según lo saludables que sean. “El objetivo es crear una plataforma que reciba datos de diferentes aplicaciones para ofrecer un único código de salud”, anunció la secretaria de la comisión, Sun Yongrong, que espera tener el sistema listo para el mes que viene. No aclaró si será de uso obligatorio, y solo detalló que, entre los datos que se recogerán, estarán algunos relacionados con el estilo de vida y el historial clínico de los ciudadanos.

Podómetro del móvil

No obstante, los gráficos utilizados por la comisión para explicar el funcionamiento del sistema dan algunas pistas más. Por ejemplo, parece que se tendrán en cuenta los datos que recoge el podómetro del móvil o una pulsera para la monitorización del ejercicio, porque la aplicación estipula que quien camine 15.000 pasos al día obtendrá cinco puntos extra. También se señala que quien duerma 7,5 horas recibirá un punto más. En el extremo opuesto, vicios como fumar y beber alcohol penalizarán con fuerza: 200 mililitros de licor restarán 1,5 puntos, y cinco cigarrillos, tres.

Sumará puntos quien duerma 7,5 horas o camine 15.000 pasos. El licor o el tabaco restarán

Lógicamente, la primera pregunta que se han hecho muchos de los internautas que han respondido a la propuesta indignados es cómo piensa el Gobierno determinar cuánto fuma o bebe cada usuario. O cuánto duerme. “Esto es una broma de mal gusto. ¿Obligarán a llevar una pulsera por la noche? ¿Recopilarán los datos de la compra de tabaco y alcohol cuando paguemos ‘online’?”, se pregunta un usuario de Weibo, el Twitter chino, donde un 86,5% de los que han participado en una encuesta rechaza el sistema.

De momento, no hay respuesta. Pero la Comisión de Salud está convencida de que su aplicación promoverá estilos de vida más saludables. En parte, porque mostrará la posición en la que se encuentra el usuario en el 'ranking' de los 13,6 millones de residentes de Hangzhou, y porque se verá incentivado para mejorar su puntuación, como si fuese un juego. “Esperamos que a la gente le guste y que la adopte como herramienta para mejorar su salud”, apostilló Sun, que también informó de que la aplicación servirá para pedir cita con el médico, registrarse en un hospital o contactar con Emergencias.

placeholder
Z. Aldama.

placeholder
Foto. Z. Aldama.

Pero las autoridades tampoco han respondido a otra gran incógnita que muchos exigen despejar cuanto antes: ¿para qué se utilizará la puntuación? La principal preocupación está en si puede resultar determinante en asuntos clave de la vida cotidiana, como la búsqueda de empleo o el acceso a productos financieros o a seguros. “La ciudadanía china, que hasta ahora no ha tenido reparos en proporcionar todos sus datos a cambio de comodidad en servicios ‘online’, comienza a preocuparse por el uso que tanto el Gobierno como las grandes corporaciones pueden hacer de estos datos”, comenta un ingeniero empleado por un gigante tecnológico chino que prefiere mantenerse en el anonimato. “Muchos están pendientes estos días de la nueva legislación sobre privacidad, pero en China da igual lo que se apruebe en el nuevo Código Civil porque todo está supeditado a lo que el Partido Comunista requiera”, sentencia.

Versión para empresas

Por si fuese poco, Hangzhou también ha anunciado que la aplicación tendrá una versión para empresas. Las puntuará también con base en la conducta de los individuos que la componen. Y, una vez más, la única pista para atisbar cómo funcionará es el ejemplo gráfico que puso la Comisión de Salud: si la media de pasos que los empleados dan al día es de solo 2.500, la puntuación se reducirá en 2,5 puntos; si la media de sueño diario es menor de cinco horas, recibirá 1,5 puntos menos. Además de puntos, la versión corporativa mostrará una calificación en estrellas y tendrá en cuenta variables como el porcentaje de empleados que ha pasado el chequeo sanitario anual.

placeholder
Foto: Z. Aldama.

Ya no somos humanos sino un conjunto de datos”, critica un internauta. “Vosotros tenéis ‘Black Mirror’, nosotros tenemos un código verde”, comenta otro con ironía. “Sugiero que Hangzhou desarrolle una aplicación llamada ‘honestidad política’ que muestre el patrimonio de los funcionarios y de sus familiares”, añade uno más en esta pequeña representación de las diferentes actitudes con que se ha recibido el proyecto, que van del humor sarcástico a la resignación.

Según 'The Paper', solo tres de 14 provincias que han establecido el Código de Salud han aclarado qué datos recopilan, muestra de la opacidad generalizada en China, y en abril se supo que los datos personales de 6.000 pacientes de un hospital de Jiaozhou habían quedado expuestos, reflejo del peligro que suponen estos sistemas. “A mí me parece bien que se utilicen todas las herramientas a nuestro alcance para combatir la epidemia y proteger a la población. Pero las medidas que se dicten deben ser temporales y no una carta blanca para que el Gobierno haga lo que quiera después”, comenta una joven de Shanghái apellidada Bai. “Yo no quiero dar mis datos, pero en China no tengo alternativa”, se lamenta.

Coronavirus Código QR Tecnología We Chat Alibaba
El redactor recomienda