¿Estás haciendo tu propia mascarilla? Así te protegen los diferentes tejidos del covid-19
  1. Tecnología
CON LOS MATERIALES MÁS COMUNES DE CASA

¿Estás haciendo tu propia mascarilla? Así te protegen los diferentes tejidos del covid-19

La altísima demanda de mascarillas que se ha generado ha provocado que, en algunos casos, sea complicado encontrarlas y, hasta hace escasos días, que para conseguirlas haya que pagar mucho

placeholder Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Hasta la fecha, solo se ha encontrado una medida efectiva para conseguir frenar el coronavirus: el confinamiento. Quedarse en casa es la única vía para que la pandemia no se extienda y, por tanto, evitar el aumento del número de casos. Sin embargo, no es algo que sea posible al cien por cien: trabajar en servicios esenciales, ir a la compra o, ahora, salir con los más pequeños de casa nos obligan a extremar las medidas.

Por ello, para evitar cualquier tipo de problema, es necesario seguir las recomendaciones de los servicios sanitarios: evitar el contacto social y la higiene personal pasan a ser las medidas básicas, además de la importancia del uso de guantes y, especialmente, mascarillas. De hecho, esta protección de nuestras vías respiratorias es fundamental, lo que ha provocado en muchos casos la dificultad de encontrar este equipamiento.

La altísima demanda de mascarillas que se ha generado ha provocado que, en algunos casos, sea complicado encontrarlas y, hasta hace escasos días, que para conseguirlas haya que pagar mucho más dinero que su precio estándar. Por ello, mucha gente ha procedido a fabricarse sus propias mascarillas para salir a la calle, pero no protegen igual en todos los casos. Por ello, es muy necesario tener en cuenta el tipo de material que hemos utilizado.

Ben Schott, en un artículo de opinión de Bloomberg, se ha hecho eco de un estudio publicado en 2013 en 'Disaster Medicine and Public Health Preparedness', en el que se tienen en cuenta las características básicas que tiene que tener una mascarilla. Así, deben de valorarse factores como el ajuste sobre nuestra cara, la limpieza y eliminación de restos, su capacidad de filtración y el esfuerzo que requerimos para respirar con normalidad.

Con base en esos elementos, los expertos han realizado un gráfico en el que analizan todos los tipos de mascarillas, donde se incluyen aquellas hechas con materiales que podemos tener a mano. Los expertos indican que una mascarilla fabricada por nosotros debe de ser siempre un último recurso, pero que cualquier mascarilla siempre va a ser mejor que no llevar nada. Una protección, por muy rudimentaria que sea, siempre va a ser útil.

Foto: Foto. Reuters.

Así, evidentemente, la mejor es la mascarilla quirúrgica, con la que se extreman las medidas de seguridad y que nos permite una respiración óptima. Pero, si analizamos las mascarillas caseras, la que más protege es aquella hecha con un doble trapo de cocina, si bien es cierto que también es la peor, con mucha diferencia, para poder respirar. Una situación similar ocurre con las bolsas de aspiradora e, incluso, con aquellas hechas con solo una capa de trapo de cocina.

En un escalón inferior se sitúan materiales como la mezcla de algodón, una camiseta de algodón, una bufanda, una funda de almohada antimicrobiana, una normal o, incluso, el lino. Y, en el escalón más bajo de protección, está la seda. Para llevar a cabo este análisis, los expertos han estudiado cómo se comporta cada tela con el 'Bacillus atrophaeus', una bacteria con una capacidad de transmisión similar al covid-19. Los resultados son claros: siempre que se pueda, mejor una mascarilla quirúrgica.

Coronavirus Pandemia
El redactor recomienda