PARA MULTITUD DE DISPOSITIVOS

Crean un hidrogel que enfría tu móvil y lo puede cargar al mismo tiempo

En las pruebas, logró bajar la temperatura del dispositivo 20 grados y generar cinco vatios de electricidad

Foto: El calentamiento de nuestro móvil afecta a su funcionamiento y durabilidad. Foto: EFE Marc Arcas
El calentamiento de nuestro móvil afecta a su funcionamiento y durabilidad. Foto: EFE Marc Arcas

Investigadores de la Universidad de California, Los Ángeles (Estados Unidos) y de la Universidad de Wuhan (China) han desarrollado un hidrogel que es capaz de enfriar dispositivos electrónicos y convertir su calor residual en electricidad.

A todos nos ha pasado. El uso de dispositivos electrónicos durante demasiado tiempo puede provocar que estos se sobrecalienten, lo que hace que puedan ralentizarse, dañar sus componentes o, incluso, pueden explotar o incendiarse. Esto sucede cuando algunos componentes de los dispositivos electrónicos, como baterías, LED o microprocesadores, generan calor durante su funcionamiento. El sobrecalentamiento, como decimos, puede reducir la eficiencia, la fiabilidad y la vida útil de los dispositivos, además de suponer un derroche de energía.

Según nos cuenta SciTechDaily, para intentar paliar este problema, Xuejiao Hu, Kang Liu, Jun Chen y sus colegas se propusieron diseñar un hidrogel termogalvánico inteligente, que pudiera convertir el calor residual en electricidad, al mismo tiempo que bajaba la temperatura del dispositivo. Hasta la fecha, los científicos han desarrollado dispositivos que pueden hacer una u otra función, pero no ambas al mismo tiempo.

Primero con estas características

El equipo hizo un hidrogel compuesto de un marco de poliacrilamida infundido con agua e iones específicos. Cuando se calienta el hidrogel, dos de los iones (ferricyanida y ferrocianuro) transfieren electrones entre electrodos, generando, de esa manera, electricidad. Mientras tanto, el agua dentro del hidrogel se evapora, enfriándolo. Después de su uso, el hidrogel se regenera absorbiendo el agua del aire circundante.

Para demostrar el nuevo material, algo que cuentan en la revista científica 'ACS’ Nano Letters', los investigadores lo conectaron a una batería de teléfono móvil durante la descarga rápida. Parte del calor residual se convirtió en cinco vatios de electricidad y la temperatura de la batería disminuyó en 20 grados. La temperatura de trabajo reducida garantiza un funcionamiento seguro de la batería, y la electricidad cosechada es suficiente para controlar la batería o controlar el sistema de refrigeración.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios