MÁS AVANZADO QUE NUNCA

Así son el OnePlus 8 y el 8 Pro: esta vuelta de tuerca del 'iPhone chino' no te la esperabas

La marca presenta su nueva familia de dispositivos que, por primera vez, incluye un modelo con carga inalámbrica y certificación IP68. La otra novedad, el incremento de precio de salida

Foto: Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

La tecnología, en los últimos años, se ha vuelto algo monótona. Las presentaciones son desgajadas como una mandarina en las semanas previas a celebrarse, bien por filtraciones que nunca está claro su naturaleza, si accidental o intencionada; o por los 'teasers' de las propias marcas. Lo cierto es que el episodio del veto de Estados Unidos a Huawei o el derribo del Mobile World Congress por parte del coronavirus han añadido un poco de picante y algo de imprevisión, pero lo cierto es que casi siempre seguimos instalados, al menos en lo que se refiere a los teléfonos móviles, en el 'se veía venir'. Sin embargo, OnePlus ha conseguido dar un giro que pocos esperaban con los nuevos OnePlus 8.

La marca china, que pertenece al mismo grupo empresarial que Oppo, realme o Vivo, ha presentado este martes la familia OnePlus 8, que como ya se vio la pasada primavera, consta de dos terminales: el OnePlus 8 a secas y el OnePlus 8 Pro. ¿Cuál es ese giro que no nos esperábamos? Que ambos modelos fuesen 5G era esperable, pero el caso del modelo superior nos encontramos, por primera vez, con carga inalámbrica y certificación de resistencia a agua y polvo IP68. Ambos terminales

'¡Bah, ¿eso es todo?!', pensarán algunos de ustedes. Pues para una marca que siempre renunció a estas especificaciones en pro de ajustar el coste, es más importante de lo que parece. Y es que estas nuevas evoluciones pueden diluir ese espíritu de 'matagigantes' asequible que consagró a esta marca, la primera que llegó con la etiqueta de 'iPhone chino' a estas latitudes.

Enfilando los mil euros

Y es que el OnePlus 8 Pro enfila la barrera de los mil euros de precio de partida, algo que también ocurrió hace poco con el Mi Pro 10. El OnePlus 8 se aleja de la franja de los 500-600 euros y empieza en 709. Vaya por delante de que se han ocupado de equipar de todo lo que se podría pedir a un terminal de ese precio. Pero no encaja con la imagen a la que estábamos acostumbrados.. ¿Es el fin de los móviles chollazo? En el caso de Xiaomi es obvio que no, porque lo que mueve esta compañía desde el día uno son sus terminales asequibles algo cuyo futuro parece más que asegurado con los Redmi y otros terminales de ese montón llamado gama media y gama baja.

El precio del modelo 8 Pro ronda los mil euros. Algo inimaginable hace un par de años con esta marca

Pero aquí cambia el juego por completo. Muchas veces los buques insignia sirve como ariete para hacer hueco a los terminales baratos, los más vendidos y los que da de comer. Pero OnePlus vive exclusivamente de los modelos que renueva cada seis meses y que ahora vamos a diseccionar.

Empecemos por la cumbre, que es donde más novedades nos encontramos. Se trata de un terminal de 6,78 pulgadas de pantalla. Una pantalla FluidAMOLED que vuelve a ser suministrada por Samsung y repite su diseño curvo. El OnePlus 8 Pro ha trabajado para eliminar uno de las mayores quejas de su predecesor: la del peso. Ahora han conseguido contenerlo y dejarlo en 199 gramos. No es extremadamente ligero, pero se siente más cómodo en la mano. Otra de las cosas a las que han renunciado es al periscopio para esconder la cámara delantera. También al 'notch', tanto en esta versión como el OnePlus 8 se ha sustituido por un agujero en pantalla. La razón no es otra que eliminar las piezas mecánicas y facilitar que la gente utilizase más el desbloqueo facial, que la gente había dejado de utilizarlo.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Una pantalla de máximos

La parte trasera, hecha de Gorila Glass 5, tiene ese acabado mate que tanto se ha puesto de moda esta temporada y le confiere un aspecto muy elegante, al nivel de lo que se espera por un precio así. Volvemos a encontrarnos con altavoces estéreo (compatibles con Dolby Atmos), así como puerto USB tipo C (3.1). No hay jack para auriculares y la ranura es únicamente para la tarjeta SIM.

El One Plus 8 Pro ofrece una pantalla curva con 120hz de refresco y resolución 2K

Hablemos de la pantalla, que vuelve a apostar en el caso del OnePlus 8 Pro por una de las grandes de novedades que el año pasado marcó a muchos fabricantes. La tasa de refresco, en este caso hasta 120hz. Algo que hace que todo se siente muy fluido. La resolución de pantalla del panel es de QHD+, con soporte para HDR10+, aunque tanto la tasa de refresco como este valor se pueden ajustar para evitar que sean un lastre para la batería.

Han incluido una funcionalidad bastante interesante que lo que hace es 'convertir' contenidos grabados en 24fps hasta los 120fps, lo que evitaría saltos y otras aberraciones de la imagen al utilizar esa tasa de refresco. Otras de las novedades pasan por un nuevo modo oscuro o una herramienta para potenciar el HDR a la hora de utilizar el 'modo juego'.

Alma de velocista

Y es que OnePlus hace tiempo que echó un guiño al gremio del 'gaming', ya que nunca ha escatimado en lo que se refiere a potencia y rendimiento. En este caso nos encontramos con el procesador de referencia de Qualcomm para este 2020, el Snapdragon 865, que viene jalonado con el módem X55, que es el que le proporciona la conectividad 5G (tanto 'stand-alone' como 'non stand-alone). Por cierto, comentar en este punto que también incorpora Wifi 6, de manera que si tienes un 'router' de estas características podrás exprimir la velocidad de descarga al máximo. El OnePlus 8 y el 8 Pro llegarán con 8 o 12 GB de RAM (LPDDR5) y 128 o 256 GB de almacenamiento interno (UFS 3.0). Pocas dudas en este apartado.

Otra de las cosas que habrá que chequear es la autonomía, aunque este terminal parece que, sin ser espectacular, puede ser solvente con sus 4510 mAh. Incluye la carga rápida Warp Charge 30T por cable así como carga inalámbrica, una de sus grandes novedades de este año, también rápida. Por este precio, creas o no que se va a utilizar tienes que incluirla. Han creado también un base de carga, compatible con aquellos teléfonos que usen el estándar Qi, aunque reduce su potencia. En el apartado 'energético' también mencionar que se incluye carga inversa, que te permitirá compartir batería de móvil con otros dispositivos.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Color sensor, lo diferente

El OnePlus 8 Pro también se ha subido al carro de la cámara cuádruple. Los componentes en este caso son un sensor principal de 48 megapíxeles (f/1.78, píxeles de 1,12/2,24 micras, 7P, OIS, EIS) ; un gran angular de 120 grados de visión también de 48 megapíxeles (f/2.2) y, en tercer lugar, un telefoto de 8 megapíxeles (OIS y f/2.4) que te ofrecerá hasta tres aumentos ópticos de zoom.

El elemento nuevo, en este caso, es un sensor de color, de cinco megapíxeles y f/2.4 de apertura. Han querido salirse de las configuraciones tradicionales e incluir una pieza 'diferente', orientada a tomar fotos más artísticas jugando con el acabado de las imágenes. Graba en 1080p o 4K (30/60fps) y cámara lenta hasta 480fps. A la hora de grabar vídeo combina el estabilizador electrónico y óptico, ahora también en el gran angular. Las guindas de esta cámara es una herramienta para enfocar mejor a los animales y una función 'Single Frame 3-HDR', para manejarse mejor en situaciones con luz irregular. El sensor encargado de los 'selfies' cuenta con 16 megapíxeles, estabilización electrónica, apertura de f/2.4 y vídeo de 1080p.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

OnePlus 8 a secas

Este último elemento es una de las cosas que comparten el modelo Pro y el OnePlus 8. Aunque su precio de salida es más bajo, también ha sufrido un ligero incremento de coste. En este caso nos encontramos con un móvil de menor tamaño, 6,55 pulgadas de pantalla, que aunque comparte muchos elementos de diseño no tiene un acabado curvo tan pronunciado en su parte frontal. Su panel, también un Fluid AMOLED, tiene en este caso una resolución FullHD+ y una tasa de refresco de 90hz (también regulable), así como una densidad de pantalla de 402ppi.

Como en el modelo superior se ha trabajado también en la línea de mejorar la emisión de luz azul así como la representación del color. ¿Se notan mucho las diferencias? Obviamente si los pones uno al lado del otro, se notan detalles y se nota la calidad de una pantalla y otra. Sin embargo, siempre he sostenido que el Full HD+ es más que suficiente para el común de los mortales.

Una pantalla no tan puntera, menor tamaño y una cámara con un sensor menos, las renuncias del OP8


Cambios en batería y cámara

En lo que se refiere a las tripas del terminal, pocos cambios. Mismo Snapdragon, mismas opciones de RAM, mismo módem 5G,wifi 6, mismo almacenamiento. Donde sí que tenemos es en lo que se refiere a la batería. Al ser más pequeño, tiene menos capacidad, 4300 mAh. Esto no significa nada, porque la menor resolución y tasa de refresco también suponen menor gasto energético. Aquí de las tres cargas que luce el modelo superior, solo queda una. La carga rápida por cable. En lo que se refiere al sistema operativo, Android 10 corriendo bajo Oxygen OS, que incluye novedades como un nuevo modo oscuro, nuevos fondos dinámicos y otras funcionalidades propias como el modo 'zen'.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

La cámara es el último terreno donde se produce diferencias notables. Este apartado es en el que más diferencias hay cuando se trata de distinguir un modelo a secas de esos que tiene el Pro como apellido. En este caso se mantiene el número de sensores que vimos en el 7 y el 7T, pero cambia su configuración. El telefoto cambia por un sensor macro de 2 megapíxeles, de f/2.4 y píxeles de 1,75 micras. Esto se justifica por la corriente generalizada que con el zoom digital se puede hacer el apaño y que el usuario que no sea un sibarita de la imagen va a sacarle más provecho a este tipo de pieza para captar planos detalle.

Como elemento principal también tiene un sensor de 48 megapíxeles, firmado por Sony, pero no es el mismo que en el modelo superior (f/1.75, 6p, píxeles de 8 micras, EIS y OIS). Lo complementa con un gran angular de 16 megapíxeles, de 116 grados de apertura y f/2.4. Graba en 4K y 1080p a 30 y 60 frames, así como 'timelapse' en 4K a 30 frames por segundo.

Como decíamos el precio era una de las grandes novedades de estos terminales. Ciertamente son de los mejores Android que puedes encontrar, sus características pueden justificarlo, pero aún así entran en un territorio en el que hay rivales más fuertes. El OnePlus 8 Pro costará 909 euros para la versión de 8GB más 128GB. Para tener la configuración máxima son ya 1009 euros. En el caso de la versión básica los precios van de los 709 a los 809 euros. Saldrán todos a la venta el próximo 21 de abril -ya se puede reservar- menos el color 'instelar glow' del OnePlus 8 que saldrá a la venta el 4 de mayo. Como decimos OnePlus ha entrado de lleno en una competición superior y se ha alejado de la atractiva barrera psicológica de los 500 euros. La pregunta, la de siempre: ¿Todo el mundo puede vender a ese precio?

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios