el trabajo en los centros de control

Así se gestionan las infraestructuras para garantizar la conectividad de las redes

Ingenieros y técnicos trabajan 24 horas al día, los siete días de la semana, para que la telecomunicación tampoco falle durante el confinamiento. Así es su trabajo en estos momentos

Foto: Imagen de la sala de control previa a la declaración del estado de alarma.
Imagen de la sala de control previa a la declaración del estado de alarma.

En esta época de confinamiento hay muchos servicios que, siendo esenciales, permanecen medianamente invisibles. Uno de ellos es el los servicios de telecomunicaciones, que luchan por mantener no solo el entretenimiento de las plataformas de ‘streaming’ o redes sociales, sino también la comunicación audiovisual instantánea empleadas en los servicios de formación ‘online’, en las comunicaciones de empresa o en las videollamadas de amigos y familiares.

Entre ellos destacan los ingenieros y técnicos de Cellnex, el principal operador europeo de infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas, que desde antes del estado de alarma ya estaban trabajando para mantener adecuadamente los más de 50.000 emplazamientos (torres y nodos de comunicación) que garantizan la comunicación por red móvil y las retransmisiones televisivas o radiofónicas (cuenta con 3.000 centros de emisión audiovisual en España). También las redes de comunicación específicas para servicios de seguridad y emergencias médicas o la red de salvamento marítimo.

Así se aseguran las comunicaciones en España

200 de estos profesionales están agrupados en el SOC (Service Operation Center) de la compañía, que se encarga de las labores básicas para que no se caigan los servicios con asistencia permanente los 365 días del año, evaluando el estado de las redes, la transmisión de datos, el funcionamiento de la TDT y la radio digital o la seguridad informática de sus propias instalaciones.

“Desde el SOC aseguramos todos los servicios de las infraestructuras y estamos hablando de infraestructuras críticas, es decir, que la garantía ha de ser máxima”, explica José Ángel Carmona, director de Operación y Supervisión de Redes de Cellnex, que da servicio a más de 200 millones de personas en Europa.

La televisión, la telefonía, la radio digital y los servicios de ‘streaming’ son esenciales durante la cuarentena

El principal núcleo de asistencia es el centro de control NOC (Network Operation Center por sus siglas en inglés), que, por cuestiones de seguridad, está dividido en dos sedes (Madrid y Barcelona). Se trata de un centro de vigilancia similar al de los controladores aéreos o las grandes redes de transporte y en él se aseguran los servicios de la red gestionada por Cellnex en las actividades de ‘broadcasting’ (televisión TDT o los servicios ‘streaming’), red propia o servicio de redes de terceros, para clientes de fibra o radio, con 9.000 emplazamientos de telefonía celular en España. Este trabajo es especialmente importante, ya que, aunque el control del tráfico ‘online’ depende de los operadores de telefonía, en Cellnex han comprobado que el confinamiento ha aumentado significativamente los ratios habituales de consumo.

Infraestructuras de telecomunicaciones en Torrespaña, Madrid.
Infraestructuras de telecomunicaciones en Torrespaña, Madrid.

Hay otras actividades también con servicio permanente y a las que este equipo ha de dar garantías. Una de las más importantes es el servicio de comunicaciones para cuerpos de seguridad y emergencia tales como la Policía, Protección Civil, bomberos o ambulancias.

Además de la comunicación marítima, operada por encargo público del Gobierno desde hace diez años, la empresa da cobertura de radio ininterrumpidamente a 35 estaciones distribuidas por el territorio para ayudar a la navegación y garantizar la seguridad con tres centros territoriales en cada una de las cornisas (Coruña, Valencia y Las Palmas). Un servicio con información meteorológica o de posibles incidentes y comunicación con las embarcaciones con contacto directo con salvamento marítimo.

Teletrabajo y soporte a actividades esenciales

En estos días, además, el grupo ha conseguido establecer sistemas que permiten realizar parte de las tareas en remoto, habida cuenta de la excepcionalidad de la situación. “Todos los centros de control tienen una complejidad alta para poder teletrabajar, es mucho más difícil de remotizar que cualquier sistema de oficina, pero en gran medida lo hemos conseguido”, señala José Ángel Carmona.

La suerte en este sentido es que ya había previsión: a principio de marzo la compañía ya se puso a preparar un escenario de teletrabajo para sus empleados, así que desarrolló aplicaciones específicas para ayudar a sus empleados y soluciones tecnológicas ya definidas en su plan de contingencia. El objetivo era doble: por un lado, asegurar el correcto funcionamiento de las infraestructuras que gestionan; por otro, mantener la seguridad sanitaria de sus profesionales.

Aunque siempre se está expuesto al riesgo de averías y contingencias no deseadas, hasta el momento los mecanismos adoptados han permitido gestionar cualquier incidencia, sin impacto significativo en los servicios esenciales prestados. Todo ello extrapolable a los ocho países en los que opera Cellnex: España, Italia, Francia, Suiza, Países Bajos, Gran Bretaña, Irlanda y Portugal.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios