Pulso digital al Gobierno: Cataluña ultima su propia 'app' para rastrear infectados de Covid
  1. Tecnología
Sigue el modelo de Singapur

Pulso digital al Gobierno: Cataluña ultima su propia 'app' para rastrear infectados de Covid

Francia, UK, Alemania o EEUU lanzarán 'apps' que rastrean infectados a través de bluetooth. Mientras España lo descarta, la Generalitat ya planea su propio sistema al margen del Ejecutivo

Foto: Pulso digital al Gobierno: Cataluña ultima su propia 'app' para rastrear infectados de Covid
Pulso digital al Gobierno: Cataluña ultima su propia 'app' para rastrear infectados de Covid

El Gobierno asegura tener la fórmula para salir del confinamiento: mascarillas + tests + tecnología. Así lo resumió esta semana la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, en una polémica entrevista con la BBC. Fue polémica porque las mascarillas antes no eran necesarias y ahora sí (pero no hay), la cifra de test reales sigue siendo un misterio y la tecnología que está usando el Ejecutivo dista mucho de igualar lo que llevan usando desde hace semanas países como Singapur, Corea del Sur o Israel. La batalla contra el coronavirus y la salida del confinamiento, además de ser un enorme reto sanitario, se ha convertido en una carrera tecnológica para desarrollar cuanto antes aplicaciones por bluetooth que ayuden a detectar infectados. El Gobierno español de momento no ha movido ficha en este frente, pero hay comunidades que llevan ya semanas trabajando en ello. Cataluña es la más avanzada: ultima una 'app' para rastrear contactos que, de funcionar, se va a convertir en todo un pulso digital y político al Gobierno.

Según ha podido confirmar este diario, el Departament de Salut de la Generalitat, con la ayuda del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, el CTTI, coordina desde hace al menos dos semanas varios grupos de trabajo integrados por desarrolladores de 'software', epidemiólogos, diseñadores y especialistas en privacidad con un objetivo: crear una aplicación de rastreo de contactos para avisarte si has estado cerca de un infectado de coronavirus y debes ponerte en aislamiento inmediato y en contacto con tu centro de salud. El secretismo alrededor del proyecto es máximo: hay muchos flecos de privacidad que pulir y no se quiere alarmar a la población pero, sobre todo, se considera un pilar fundamental en la lucha contra el Covid-19 en la fase de desconfinamiento, una herramienta de la que la Generalitat espera extraer también rédito político frente al Gobierno central, que aún no trabaja en nada similar.

Foto: La ingeniosa 'app' de Singapur para frenar el coronavirus que España debería crear ya

"Estamos cerca, muy cerca. Y, francamente, no hay fecha fija, pero cuanto antes la podamos tener, mejor", explica a Teknautas Joel López, biólogo, bioinformático y coautor junto al epidemiólogo Oriol Mitjà del informe encargado por la Generalitat sobre la estrategia de desconfinamiento a seguir. López y Mitjà asesoran ahora al Govern y forman parte del grupo de trabajo que está creando esta herramienta de rastreo de contactos. Junto a ellos, Joe Brew, epidemiólogo y científico de datos, exinvestigador del ISGlobal, y Alex Puig, CTO de Caelum Labs y especialista en "estrategia identitaria y autocontrol de la identidad digital", como se autodefine en su perfil de Twitter, lideran este esfuerzo por crear la aplicación de control de infectados.

Salut y el CTTI coordinan un grupo de desarrolladores que están trabajando al menos en tres áreas diferentes. Un grupo está centrado en crear la funcionalidad 'bluetooth low-energy' de la 'app', es decir, el sistema con el que el móvil de cada ciudadano se 'conectará' al de los demás para rastrear contactos. Otro está analizando la posibilidad de usar blockchain para aumentar la privacidad y evitar que haya una plataforma central de un organismo público controlándolo todo. Y otro está creando justo lo contrario, un sistema centralizado por el que pasaría toda la información. "Cada uno va aportando funcionalidades y vamos integrando. Somos casi como células islámicas, no sabemos muy bien en qué trabaja el resto hasta que lo envía", bromea Joel, quien asegura que la semana que viene debería estar lista una primera versión de la 'app' para testeo interno.

¿Cómo funcionará? De forma muy similar a la que lleva usando semanas el gobierno de Singapur, TraceTogether. Cuando se estrene la 'app', el usuario solo tendrá que descargarla en el móvil y activar los permisos de bluetooth. Su 'smartphone' irá guardando un archivo de todos los móviles con los que se ha ido cruzando a una distancia y tiempo fijados, por ejemplo, a menos de un metro y durante más de dos minutos. Esa información se almacenará en el teléfono y no guardará los números de las personas, sino identificadores cifrados que, además, irán variando de forma automática cada cierto tiempo. Si una persona da positivo en Covid-19, es cuando llega el momento delicado.

(EFE)
(EFE)

"Estamos mirando varias opciones para ese paso. Una es que la persona comparta ese archivo con las autoridades, que a su vez enviarán un SMS o un mensaje a través de la 'app' a quienes han estado cerca del infectado para pedirles que se aíslen y llamen a un médico. Otra opción es usar un sistema descentralizado para que sea el propio usuario el que avise de su contagio y la 'app', automáticamente, alerte a todos los contactos de riesgo con los que se ha cruzado", explica López. Este tipo de solución, argumenta, debería desembocar en la creación de 'pasaportes inmunológicos digitales': con solo abrir la 'app' podrías demostrar si has estado infectado o no. Algo muy similar a lo implementado en Corea del Sur, China o Singapur con sus código QR: verde, has pasado la enfermedad y puedes circular. Rojo, no la has pasado y tendrás más restricciones de movimiento.

La 'app' de Cataluña, según confirman varios de sus desarrolladores a este diario, está basándose en la iniciativa europea PEPP-PT (Pan-European Privacy-Preserving Proximity Tracing). Se trata de una agrupación de investigadores de todo el continente liderados por el Fraunhofer Heinrich Hertz, del instituto de telecomunicaciones alemán con sede en Berlín, cuyo objetivo es desarrollar estándares técnicos para evitar que cada país y región acabe tirando por su lado.

El gobierno francés, de la mano de sus ministros de sanidad y digital, ya ha confirmado esta semana que está trabajando en una 'app' de este tipo siguiendo las directrices del PEPP-PT. Lo mismo que Reino Unido, que ha anunciado que estará lista en unas semanas. Alemania, por supuesto, va a la cabeza liderando la PEPP-PT. Las prisas de cada país son tales que la Comisión Europea se ha visto forzada a publicar una guía de recomendaciones para evitar que surjan cientos de aplicaciones diferentes con tratamientos de datos dispares, poniendo en riesgo la privacidad de los ciudadanos.

Fuera de Europa la carrera es igual de acelerada para tener estas aplicaciones listas cuanto antes. Google y Apple han sido los últimos en subirse al tren. Ambas compañías han sellado una alianza histórica para lograr que las aplicaciones creadas por los gobiernos lleguen sin problemas a todos los móviles y funcionen entre iPhone y Android. Los gobiernos de China, Israel y Corea del Sur ya tienen las suyas, pero tiran de GPS y son mucho más invasivas de la privacidad. Singapur ha sido el modelo a seguir y en EEUU ya hay varios proyectos punteros que están empujando al resto. Covid Watch, desarrollada por una investigadora de Stanford, usa bluetooh y criptografía para asegurar la privacidad. El MIT trabaja en Private Kit: Safe Paths, que está colaborando con la OMS para usar el GPS a la vez que minimiza el seguimiento. Y NextTrace, lanzada en Seattle por exempleados de Google y Uber, es otro de los grandes proyectos cuya 'app' acaba de ser vetada temporalmente por Apple por el uso del bluetooth, señal de que el frente técnico está aún por resolver (iOS bloquea el bluetooth a las aplicaciones funcionando en segundo plano).

El Gobierno en España se lo piensa

Mientras en el resto del mundo nadie quiere quedarse atrás, el Gobierno en España asegura estar aún en fase de "reflexión". "Hemos abierto un periodo de reflexión de cara a la siguiente fase. Los proyectos que queríamos lanzar están funcionando, así que en principio está todo hecho. Si ahora toca o no lanzar una 'app' de rastreo de contactos es algo que habrá que hacer a nivel europeo", explican fuentes del Ejecutivo a este diario. ¿Hay algún equipo de trabajo en marcha para analizar la viabilidad o no de lanzar nuevas 'apps'? "La posibilidad está sobre la mesa". ¿Han tenido conversaciones con la Generalitat sobre su proyecto? "No".

La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, responsable de las iniciativas digitales del Gobierno a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial. (EFE)
La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, responsable de las iniciativas digitales del Gobierno a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial. (EFE)

Al Gobierno central le han llegado numerosas propuestas similares a la de Cataluña, Francia, Reino Unido o EEUU, pero de momento no se ha activado ninguna. El desarrollador Sergio López, uno de los primeros que comenzó a trabajar en España para poner a disposición de las autoridades una herramienta como la de Singapur, reconoce sentirse frustrado. "Voy a ir pasando del tema, ya me tiene muy quemado", comenta a Teknautas.

López creó un aplicación prácticamente funcional, la puso a disposición de la Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial y, tras semanas de silencio, obtuvo una respuesta. "Su propuesta ha sido estudiada y analizada. En caso de que más adelante necesitemos aclarar cualquier información, nos pondremos en contacto con ustedes. Deseamos que tengan mucha suerte y éxito con el proyecto". "¿Alguien me traduce este email de @SEDIAgob?", respondió López. "Sobretodo la última frase. Yo entiendo un 'venga, hasta luego', pero igual es que soy un malpensado".

Otros proyectos en España, como Opencoronavirus, que inicialmente planteaban usar localización de contactos por GPS, han decidido cambiar todo el sistema por bluetooth "por ser más respetuoso con la privacidad", explica uno de los responsables del proyecto, Elad Rodríguez, quien reconoce estar en contacto con el Gobierno a través de diversos amigos en el sector privado, pero que, de momento, no se ha iniciado ningún trabajo. "Creemos que no tiene sentido que haya un montón de proyectos en paralelo. ¿De qué sirve tener una 'app' en Cataluña si luego vas a Aragón o a Francia y no funciona?", explican fuentes del Ejecutivo.

(Reuters)
(Reuters)

"Esa estrategia me parece una barbaridad. ¡Aprovecha que tienes talento distribuido por toda España para que todos te aporten ideas y coordina que esas soluciones funcionen entre sí", dice Joel López. "Ahora el Gobierno solo tiene el estudio de movilidad y la 'app' de autodiagnóstico. Nada más. Eso no es suficiente para la fase de desescalado. Y Cataluña lo sabe", explica un directivo del sector de telecomunicaciones conocedor de los plantes de la Generalitat que pide el anonimato. "Mientras el Govern va varias semanas por delante respecto a la 'app' de rastreo de contactos, Sanidad y la Secretaria de Estado no se coordinan bien, cada uno va por su lado. Cataluña hará su anuncio de la 'app' mucho antes, lo venderán como un éxito digital y de innovación frente a Madrid y listo, asunto politizado".

Está por ver cuál será la reacción del Gobierno central cuando la Generalitat anuncie su aplicación. Sobre todo si finalmente lo hace con componentes de blockchain, una tecnología que serviría para huir del control del Ejecutivo respecto a los datos (y que se ha venido usando desde hace años en el entorno del independentismo para construir la llamada identidad digital catalana). En estado de alarma, el Gobierno tiene pleno poder sobre las CCAA, y más si van a afectar a los datos y la privacidad de los ciudadanos. ¿Vetará Madrid la 'app'? ¿Se sumará al proyecto anunciándolo como "piloto", como hizo con el estudio de movilidad de Valencia o la 'app' de la Comunidad de Madrid? "Sanidad tiene la última palabra, pero es algo que también dependerá de Interior, Justicia y Asuntos Económicos", señalan desde el Ejecutivo. El pulso digital está echado.

Apps - Aplicaciones Coronavirus Tecnología
El redactor recomienda