El otro negocio redondo de los creadores de Fortnite que arrasa en pleno confinamiento
  1. Tecnología
¿Su secreto? Juegos y funciones integradas

El otro negocio redondo de los creadores de Fortnite que arrasa en pleno confinamiento

Houseparty es la 'app' más descargada del momento. Comprada por Epic Games en verano de 2019 se ha convertido en la plataforma favorita de los más jóvenes para hablar con amigos

Foto:  El otro negocio redondo de los creadores de Fortnite que arrasa en pleno confinamiento
El otro negocio redondo de los creadores de Fortnite que arrasa en pleno confinamiento

Que la pandemia ha cambiado nuestros hábitos de consumo no es ninguna novedad. Que también ha cambiado la forma de usar nuestros móviles y ordenadores tampoco, al igual que ya todo el mundo sabe que las 'apps' de videoconferencia se han convertido en uno de los grandes beneficiados de todo esto. Pero lo que no ha cambiado es el éxito, o la suerte, según se mire, de los creadores de Fortnite. El sello que fabricó el juego que lleva desde 2018 arrasando en todo el mundo también está detrás de la 'app' más descargada del momento.

Es difícil que ahora mismo no te suene su nombre, pero por si se da el caso hablamos de Houseparty, una aplicación de videollamadas un tanto diferente y que arrasa en todo el planeta siendo, con diferencia, la más 'app' más descargada del momento. Incluso por encima de WhatsApp, Skype o la también desconocida hasta hace poco Zoom, esta aplicación cuyo símbolo es un emoticono de una mano saludando ha crecido como la espuma en las últimas semanas y ha acumulado cerca de 300.000 descargas en España y solo a través de Google Play. Unos datos muy por encima de, por ejemplo, los 111.000 de Skype o los 222.000 de su más inmediato perseguidor, Skype. Una popularidad que ya le está reportando problemas: en las últimas horas miles de usuarios se quejan de haber sido víctimas de una estafa a través de sus cuentas de HouseParty, aunque la empresa niega cualquier 'hackeo' o irregularidad.

Foto: Roban los datos de miles de usuarios de Houseparty pero la empresa niega el 'hackeo'

Su aparición ya ha sido toda una sorpresa para muchos, pero su historia da para mucho más. Es cierto que arrasa sobre todo entre los más jóvenes, y a ellos va dirigida esta especie de aplicación de videoconferencias mezclada con red social y que integra juegos y otros servicios para entretenerse aún más en estas largas horas de aislamiento, pero lo raro es que sus actuales dueños vieron el potencial del negocio antes de que todo esto explotase.

En junio de 2019 fue Epic Games (valorada en unos 15.000 millones de dólares), la empresa tras Fortnite, la que decidió comprar por una cuantía desconocida esta 'app' y la compañía que la desarrolló, Life on Air. En ese momento se vio como una compra más para intentar ir diversificando el negocio y buscar ampliar la plataforma, incluso podía ser un movimiento estratégico para intentar tomar espacio en la lucha con Discord, la plataforma preferida de los 'gamers' para chatear con amigos mientras se juega, pero claro, nadie esperaba al SARS-CoV-2.

Infografía: Las apps más descargadas durante el COVID-19 | Statista

Desde su nacimiento, en San Francisco en 2016, hasta junio de 2019 se había descargado un total de 35 millones de veces y su ritmo de utilización iba ralentizándose peligrosamente. Era una compra que iría tras Fortnite porque muchos de sus usuarios combinaban ambos servicios, pero todo ha cambiado. En una semana de cuarentena la 'app' ha sido bajada un total de 2 millones de veces a nivel global, segun Financial Times. Obviamente esto ha dado problemas en sus servidores y se le han visto algunas costuras como que todavía está todo en inglés y que algunos servicios no están preparados para este nivel de tráfico, pero sus datos no dejan de agrandarse.

Al igual que su hermano mayor, Fortnite, parece que Epic tiene una intención clara de atraer a todos los usuarios posibles con el cartel de servicio gratuito y conseguir entonces monetizar el éxito. ¿Cómo? Pues haciendo que los usuarios paguen pequeñas cantidades de dinero por algunos de los juegos o servicios que ofrecen y que han abierto a otros desarrolladores para que sumen sus ideas, nada de publicidad o venta de datos. Para eso tienen, además, algo muy bueno y es el tiempo de llamada, de media, sus usuarios pasan una hora usando su 'app'. Pero eso aún está lejos y no es momento de ponerse a hablar de esto.

Por ahora, este nuevo negocio redondo de Epic Games se basa en entretener a todos los usuarios que lo usan dando gratis numerosos juegos como trivials, mascaras y otro tipo de entretenimientos. Durante la cuarentena han asegurado que no cobrarán nada por todo esto, pero ¿qué pasará después? Habrá que ver si consiguen el éxito de su gran obra. Y tendrá que quedar claro que no es una moda nacida con la pandemia.

¿Su secreto? La interacción

¿Qué armas tienen para hacer esto posible? Pues su gran secreto no es otro que la interacción, pero no de cualquier forma. En otros servicios más serios, como Zoom, que se ha convertido en una especie de WhatsApp de las videoconferencias y que ya ha puesto nervioso incluso a Microsoft (dueños de Teams y Skype), se dan ciertos servicios extra como chats, posibilidad de personalizar pantallas y fondos... Pequeños tips para ser más entretenido, pero Houseparty va un paso más allá tomando toques de Snapchat o Instagram. La idea es que pases horas y horas en la 'app' no que la uses como una herramienta.

Para ello, puedes conectar con amigos, y amigos de tus amigos. Así, sabrás cuando todos ellos están en una llamada y podrás colarte en cualquier momento en ella, a no ser que la gente que esté hablando haya pedido expresamente bloquear esa videoconferencia. En ese caso solo podrás entrar si te invitan, pero la idea es que interactues lo máximo posible y que pases de llamada a llamada y de juego a juego. Por cierto para buscar amigos solo tienes que buscarles por su nombre, enviarles tu link del perfil o conectar el servicio con Facebook (si no te importa que los de Mark Zuckerberg tengan aún más datos sobre ti).

Algunos de por aquí se acordarán del famoso Chatroulette que entretuvo a muchos usuarios en las primeras épocas de internet uniendo por webcam a gente que no se conocía de nada y generando todo tipo de situaciones inverosímiles. Bueno, no es tan oscuro ni aleatorio como aquel servicio, pero Houseparty, como recuerdan en Vogue, sí busca que la experiencia sea continua que no dejes nunca de interactuar ni verte la cara con amigos o amigos de amigos buscando no caer nunca en el aburrimiento. Habrá que ver qué pasa cuando todo esto acabe pero un programa como este puede quedarse en un simple entretenimiento pasajero o convertirse en símbolo de una generación marcada por el coronavirus.

Skype Coronavirus
El redactor recomienda