Así nos afecta el encierro por el coronavirus: cómo hemos dejado de movernos y andar
  1. Tecnología
NI EN TRANSPORTE PÚBLICO NI A PIE

Así nos afecta el encierro por el coronavirus: cómo hemos dejado de movernos y andar

España e Italia, con las restricciones más duras, experimentan las caídas más exageradas en plataformas como Citymapper o Fitbit. Así está afectado a los ciudadanos del mundo

placeholder Foto: El Metro de Madrid, desierto estos días. (Carmen Castellón)
El Metro de Madrid, desierto estos días. (Carmen Castellón)

Desde hace unos cuantos días Europa, convertida en la gran zona cero de la pandemia del Covid-19, contiene el aliento. Los países de nuestro entorno han bajado, en la mayoría de casos, sus constantes vitales al mínimo con la esperanza de que inducir un pseudoletargo social y laboral sirva para atar en corto la descabalgada cifra de contagios y así conseguir el deseado aplanamiento de la curva.

Hay cifras de todo tipo para dar fe de cómo gran parte de las empresas del país han detenido sus tareas o las han encauzado a través de los hogares de sus empleados, en caso de que puedan 'teletrabajar'. El consumo eléctrico en España se ha reducido en la última semana entre un 5 y un 10%, el gasto de agua —según cifras del Canal de Isabel II— se ha reducido en siete puntos porcentuales y el tráfico que soportan las telecos españoles se ha disparado.

Foto:
Madrid, zona cero: diario gráfico de la pandemia
Carmen Castellón Pablo López Learte Pablo Narváez

Pero el encierro no solo se ha dejado notar en los indicadores de actividad empresarial. Ha impactado de lleno en la movilidad urbana. Las ciudades presentan un aspecto cuasi fantasmagórico con autobuses y metros vacíos durante gran parte de la jornada. También ha condicionado nuestra carga física diaria. Por muchos que entrenemos en casa, nos movemos menos por culpa del Covid-19. Solo hace falta echar un vistazo a las estadísticas de aplicaciones de mapas o de 'fitness' que tenemos en nuestro móvil y pueden ayudar a darnos una fotografía general de cómo se ha congelado Europa y cómo hemos dejado de movernos.

Un 38% menos de pasos

placeholder Reino Unido permite salir a hacer deporte individualmente durante el encierro. (Reuters)
Reino Unido permite salir a hacer deporte individualmente durante el encierro. (Reuters)

Fitbit, el fabricante de pulseras, relojes y medidores deportivos que recientemente adquirió Google, ha publicado una serie de estadísticas en las que recoge el efecto del Covid-19 en el recuento de pasos de sus más de 30 millones de usuarios activos. "A medida que las diferentes comunidades se adaptan a las nuevas medidas, no es sorprendente ver cómo casi todos los países analizados experimentan un significativo descenso frente al mismo periodo del año pasado", comentan desde la compañía.

Los países que lideran esta particular clasificación son Italia y España, que son dos de los que han apostado por un confinamiento 'duro'. Por ejemplo, en los siete primeros días después de que Pedro Sánchez decretase el estado de alerta la actividad cayó un 38% respecto a la misma semana de 2019. La semana previa, en la que se produjeron movimientos como el cierre de colegios y universidades en Madrid y otros puntos de la península, el descenso era del 11%. En el caso del país trasalpino las caídas han sido del 21% en el tramo del 9 al 15 de marzo.

Hasta la pasada semana, ningún país de los escrutados por Fitbit había retrocedido más de 10 puntos. Sin embargo, las medidas adoptadas y las restricciones impuestas por los gobiernos de República Checa, Francia o Portugal se han dejado notar y los pasos contabilizados en esos lugares han caído en picado. Sin embargo, hay otros casos en los que las limitaciones de movimiento no se han notado tanto, especialmente, en el norte de Europa. Es el caso de Reino Unido, Alemania o Bélgica, que permiten salir hacer deporte o pasear individualmente a sus ciudadanos para aliviar la carga del encierro.

La movilidad urbana en Europa...

Esta brecha entre el norte y el sur del continente también se deja ver cuando hablamos de movilidad urbana. La aplicación Citymapper ofrece rutas en tren, metro, autobuses, en coche, a pie, en bicicleta o incluso en patinetes en más de 41 urbes de todo el mundo. Pues bien han utilizado los datos que manejan de todos esos lugares para crear un índice que refleje cómo han variado los desplazamientos

En el momento que empezaron a monitorizarlo, el norte de Italia ya sufría el parón producido de la pandemia como evidencian las estadísticas correspondientes a Milán. También se observa cómo Roma sufre un abrupto descenso en cuanto el Ejecutivo de Guiseppe Conte decide extender las medidas al resto del país.

El patrón se repite, por ejemplo, en España. Sin embargo, en Madrid o Barcelona se ve ya en los días previos a la obligatoriedad del confinamiento que los ciudadanos ya habían empezado a limitar sus movimientos. En la capital se pasa del 100% al 11% en tan solo seis jornadas. Actualmente se sitúa en un 4%, mientras que la Ciudad Condal en un 3%.

El sur de Europa, la zona más afectada por el Covid-19, prácticamente se detuvo a mediados de marzo. La gráfica también permite ver los efectos de la 'manu militari' de Portugal o Francia, que también han experimentado descensos muy abruptos en los días siguientes a la limitación de movimientos.

Sin embargo, en el norte del viejo continente la caída no ha sido tan abrupta. El ejemplo más claro es el 'tobogán' propiciado en la ciudad de Londres por Boris Johnson. No hay que olvidar que el 'premier' británico, que este viernes dio positivo por coronavirus, apostó en primer lugar por dejar al Covid-19 campar a sus anchas. Sin embargo, su estrategia fue mutando poco a poco, gota a gota, hasta suponer un giro de 180 grados.

De permitir que 'pubs' y restaurantes siguiesen funcionando a todo gas a decretar una cuarentena 'general' de tres semanas. Ciudades como Berlín o Copenhague también ha visto alterada su rutina por las limitaciones impuestas. Sorprende la reducción de Ámsterdam. Parece que aunque el Gobierno neerlandés haya optado por la vía blanda, sus ciudadanos han reducido sus idas y venidas.

placeholder Foto: Reuters
Foto: Reuters

...y en el mundo

En el resto del mapa, los datos varían según la zona y las medidas adoptadas por las autoridades cada lugar. Por ejemplo, en Rusia, una ciudad como Moscú sigue moviéndose a más del 40% de lo habitual. Allí no se han impuesto grandes restricciones hasta este viernes, cuando Vladimir Putin anunció una "semana no laboral", motivo por el que las autoridades de la capital han obligado a cerrar todo el comercio no alimenticio. Es probable que en las próximas jornadas esa cifra se desplome.

Al otro lado del Atlántico se empiezan a notar las medidas. Ciudades como Nueva York han visto reducidos sus trayectos prácticamente un 90%. Lo mismo ocurre en Sao Paulo, donde el gobierno local optó por un confinamiento en contra del presidente Bolsonaro, que hace tan solo unos días se reía de medidas como esta refiriéndose a la enfermedad como "gripecita". La mayor cuota la ostenta Ciudad de México, que todavía está por encima del veinte por ciento. Aunque han tomado ciertas medidas en la capital (cierre de cines y restaurantes, entre otras cosas), el país ha vivido en los últimos días un fuerte debate en torno a la necesidad o no de un confinamiento más duro, algo que el presidente López Obrador parece rechazar.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coronavirus