MUCHO MÁS DE LO QUE PENSAMOS

¿Cuánto tarda en degradarse un Lego en el mar?

Los científicos recomiendan deshacerse adecuadamente de este tipo de juguetes para garantizar que no plantean problemas potenciales para el medio ambiente

Foto: Una persona, jugando con unos Lego. Foto: REUTERS Kai Pfaffenbach
Una persona, jugando con unos Lego. Foto: REUTERS Kai Pfaffenbach

Un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Plymouth (Reino Unido) ha examinado cuánto tiempo puede permanecer una pieza de Lego sin degradarse en el mar. La respuesta da miedo: entre 100 y 1.300 años.

En su estudio, los investigadores han medido la masa de ladrillos individuales de Lego encontrados en playas comparándolas con piezas equivalentes no utilizadas y con ladrillos antiguos, no expuestos a la degradación marina, de los años 70 y 80. Sus cálculos sostienen que este tipo de juguetes podrían durar entre 100 y 1.300 años en el fondo marino antes de que deshicieran por completo.

La investigación, publicada en la revista científica 'Environmental Pollution', se ha centrado en ladrillos de Lego encontrados en las costas del suroeste de Inglaterra y pretende reforzar el mensaje de que debemos ser cuidadosos a la hora de deshacernos de los artículos domésticos cotidianos. Los investigadores obtuvieron de las costas y lavaron 50 piezas de Lego desgastadas, construidas con acrilonitrilo butadieno estireno y luego las pesaron y midieron.

Podrían descomponerse en microplásticos

Las características químicas de cada bloque se determinaron usando un espectrómetro de fluorescencia de rayos X y, con los resultados, se confirmó la edad de las piezas individuales en función de la presencia de ciertos elementos que ya no están en uso. Al combinar esos artículos con unidades de los años 70 y 80, los investigadores pudieron identificar los niveles de desgaste y, como resultado, cuánto tiempo podrían durar las piezas en el medio marino.

"El alcance total de su durabilidad fue incluso una sorpresa para nosotros”, señalan los investigadores británicos

"Los Lego son uno de los juguetes infantiles más populares de la historia y parte de su atractivo siempre ha sido su durabilidad. Están diseñados específicamente para jugar y ser manipulados", señala a SciTechDaily Andrew Turner, profesor asociado de Ciencias Ambientales en la Universidad de Plymouth. "Por eso, no es sorprendente que a pesar de estar en el mar durante décadas no se encuentren significativamente desgastados. Sin embargo, el alcance total de su durabilidad fue incluso una sorpresa para nosotros".

Turner sugiere que, a pesar de su resistencia, los ladrillos de Lego "también podrían descomponerse en microplásticos", por lo que ha pedido a los poseedores de este tipo de artículos (una gran mayoría en el mundo) que "se deshagan adecuadamente de los artículos usados para garantizar que no plantean problemas potenciales para el medio ambiente".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios