YUCCS, CASO DE ÉXITO

Las zapatillas españolas con 5.000 clientes en lista de espera y que facturan 1M de euros

Así es como estas zapatillas de lana merina aterrizaron en España, recurriendo además a materiales sostenibles y partiendo de una filosofía 'slow fashion'

Foto:

Cuando Pablo Mas, CEO y fundador de Yuccs, se propuso revolucionar el sector del calzado en diciembre de 2018, nunca pensó que un año después sus zapatillas iban a contar con una lista de espera de más de 5.000 clientes en 2019. Recientemente se ha visto obligado a abrir una nueva lista de espera, en la que ya acumula más de 2.000 clientes en dos semanas.

Contado así suena fácil y rápido, pero no lo fue en absoluto. "Quería cambiar la industria del calzado hacia una nueva categoría inspirada en la naturaleza, y por ello sabía que tenía que dejar atrás las pieles y sintéticos más conocidos. Necesitábamos un material innovador".

Fue entonces cuando él y su equipo echaron la vista atrás: "Decidimos remontarnos a años de historia, cuando la lana merina se consideraba oro en España, un material que fue a menos con la aparición de los sintéticos y sus precios más competitivos. Allí encontramos la respuesta, el problema era que teníamos que desarrollar todo desde cero, un tejido único creado desde la misma fibra. Un plan de investigación y desarrollo que conseguimos con la colaboración del Instituto Tecnológico Textil Aitex".

Pablo Mas, CEO y cofundador de Yuccs.
Pablo Mas, CEO y cofundador de Yuccs.

Respeto por el medioambiente

Fue así como Yuccs, tras un año y medio de investigación, acabó diseñando y lanzando sus zapatillas, hechas a partir de diversos materiales naturales:

  • Lana merina. Las ovejas merinas son una de las razas de ovejas más antiguas del mundo que casi se extinguieron con la llegada de los sintéticos. Su lana es extrafina, transpirable y antibacteriana. Además, tiene la capacidad de autorregular la temperatura y eliminar los malos olores. Yuccs trabaja con proveedores que usan un sistema de ganadería extensiva y cuentan con todos los certificados de garantía y bienestar animal.
  • Aceite de ricino. Las plantillas anatómicas extraíbles, aparte de ser producidas de esta fuente natural, tienen un diseño ergonómico en busca de un mejor apoyo y confort.
  • Cajas de cartón reciclado. No solo las zapatillas están hechas de materiales sostenibles: sus cajas también, ya que están compuestas de cartón reciclado.

 (Yuccs).
(Yuccs).

Producción 100% local

El proceso de producción es 100% local. Tras el diseño de la zapatilla en Mallorca se necesita hasta 4 meses para producir los diferentes materiales naturales. A esto hay que sumarle dos meses de corte, confección y montado. La compañía colabora con 11 proveedores españoles de forma directa, controlando en todo momento el proceso de fabricación. Detrás de cada para de zapatos hay unas 150 personas y más de medio año de trabajo.

 (Yuccs).
(Yuccs).

Además, este proceso utiliza un 50% menos de energía que los procesos de producción con materiales sintéticos. Todo ello enmarcado dentro de la filosofía 'slow fashion' que trata de concienciar sobre el impacto de las prendas de vestir en el medioambiente, el agotamiento de recursos y el impacto de la industria textil en la sociedad. Para ello, Yuccs trata de evitar el exceso de 'stock', produciendo en pequeñas cantidades y garantizando que no haya sobreproducción.

El primer zapato con lista de espera

Este proceso adaptado a la demanda ha permitido que la compañía sea la primera española con listas de espera: en 2019, sus zapatillas contaron con 5.000 clientes en reserva. Tras los resultados de los últimos meses y con el stock prácticamente agotado, han abierto una nueva lista de espera desde su tienda online, ofreciendo 10 euros de descuento al reservar hasta finales de marzo y donde ya acumulan más de 2.000 clientes en las dos primeras semanas.

Habrá que esperar para ver los resultados de este nuevo lanzamiento. Hasta entonces, la 'startup' española podrá estar satisfecha de que sus zapatillas no solo hayan tenido acogida dentro del mercado, sino que además hayan generado la expectación suficiente como para que sus clientes quieran esperar para poder comprarlas.

Tecnología