El ejército español usa técnicas punteras

Rifles, sensores y pantallas: así se simula una guerra para no morir en las de verdad

Hablar de simulación con tecnologías digitales no es ninguna novedad. Se utiliza en casi todos los ámbitos, desde el entretenimiento con videojuegos de elevado nivel de

Foto: Exploradores adiestrándose en el URBAN. En el recuadro, prototipo de un nuevo casco con el visor integrado. (Juanjo Fernández)
Exploradores adiestrándose en el URBAN. En el recuadro, prototipo de un nuevo casco con el visor integrado. (Juanjo Fernández)

Hablar de simulación con tecnologías digitales no es ninguna novedad. Se utiliza en casi todos los ámbitos, desde el entretenimiento con videojuegos de elevado nivel de realismo, hasta muchos ámbitos profesionales. Se entrenan con sistemas de este tipo desde pilotos de Fórmula 1 a pilotos de líneas aéreas. Tampoco es ninguna novedad si decimos que estas mismas aplicaciones se utilizan en el ámbito del adiestramiento militar, aunque de inmediato pensamos en simuladores de vuelo y pilotos militares. Sin embargo, la simulación militar va mucho más allá y llega hasta el vehículo blindado y el combatiente a pie donde el Ejército español utiliza sistemas muy innovadores para el adiestramiento de combate.

La simulación es hoy en día una fase muy importante en el adiestramiento militar. Se trata de replicar (con mayor o menor realismo) diversos aspectos del combate evitando que este proceso se tenga que realizar siempre en terreno y con material real, lo que tendría unos costes difíciles de asumir. La simulación, pues, complementa el adiestramiento real pero jamás lo sustituye. A medida que el adiestramiento con simulación consiga recrear con mayor grado de realismo el propio combate, más ampliamente se podrá utilizar y más barato resultará que el combatiente obtenga el grado óptimo de eficacia.

Para poder ver el conjunto de aplicaciones digitales utilizadas para el adiestramiento militar de combate, visitamos una de las unidades del Ejército de Tierra que ha sabido sacar más partido de estos sistemas. Se trata del Regimiento de Caballería Ligero Acorazado “Farnesio” Nº 12, perteneciente a la Brigada “Galicia” VII. El “Farnesio”, que además, se trata de la unidad de Caballería más antigua de España, utiliza los sistemas de simulación de combate que son estándares en el Ejército de Tierra, pero también ha realizado con sus propios medios y con unos costes muy reducidos, unas interesantes innovaciones en materia de simulación, empleando técnicas tan avanzadas como son la realidad aumentada.

Combate individual

El medio de simulación más extendido en el Ejército es el que afecta al entrenamiento de tiro del soldado a pie. Para su adiestramiento se utiliza el “VICTRIX”. Se trata de una galería de tiro virtual y disponen de ella todas las Bases con unidades de la Fuerza, es decir, las que comprenden unidades acorazadas, mecanizadas, de infantería ligera o de caballería. Se trata de un sistema nacional diseñado por INDRA que además se ha exportado a otros países como Colombia o Brasil. Básicamente es una sala de grandes dimensiones donde toda la pared del fondo es una gran pantalla en la que se puede simular cualquier tipo de blancos, fijos o móviles, a diferentes distancias e incluso con recreación de entornos reales donde el soldado tenga previsto actuar.

Tiene la ventaja de que se utiliza el armamento real con una bocacha especial para captar el disparo simulado y evaluar el tiro. También se utiliza un accesorio que, mediante un sistema con gas comprimido, reproduce el retroceso del arma. Por último, para aumentar el nivel de realismo, se puede introducir “stress de combate” en el tirador. Esto se consigue mediante sonidos que recrean un escenario de combate y con disparos enemigos simulados mediante un pequeño lanzador de bolas de goma. Pasar por el “VICTRIX” es preceptivo antes de llegar a hacer fuego real.

Sistema NOCTEL para mejorar las técnicas de tiro. (Juanjo Fernández)
Sistema NOCTEL para mejorar las técnicas de tiro. (Juanjo Fernández)

Para ejercitar la técnica del disparo el Ejército utiliza un sistema informático muy sencillo, pero a la vez muy eficaz. Se trata del “NOCTEL”. De origen sueco, es un programa informático que, mediante un adaptador en la bocacha del fusil, analiza todo el proceso del disparo, controlando entre otros factores, la respiración del tirador, el movimiento del fusil, la agrupación de disparos y, por supuesto, la precisión. Requiere una infraestructura mínima, pero es de gran ayuda para el instructor de tiro en la preparación de sus alumnos.

Adiestramiento para combate en blindados

Para adiestrarse con los carros de combate (Leopardo 2E) se utilizan medios muy complejos, sofisticados y caros. Son simuladores que replican al detalle el puesto del conductor y la torre y que, en definitiva, son muy similares a los simuladores de vuelo de alto nivel. Para los vehículos más ligeros, como es el caso de los blindados RG-31 o los vehículos de caballería VEC y Centauro, que no disponen de un simulador sofisticado, se utiliza un sistema informático que se denomina “Serious Game”. Este simulador se basa en un programa comercial muy conocido entre los aficionados a los juegos de combate, sobre todo de tanques, denominado 'Steel Beasts'. Cualquiera puede utilizar y 'jugar' con 'Steel Beasts' pagando una cuota periódica.

Sistema Steal Beasts montado en sala. La pantalla táctil de la izquierda reproduce los mnados del vehículo. (Juanjo Fernández)
Sistema Steal Beasts montado en sala. La pantalla táctil de la izquierda reproduce los mnados del vehículo. (Juanjo Fernández)

En el ámbito militar el 'Steel Beasts' se utiliza para practicar procedimientos propios del vehículo y ejercicios tácticos (movimiento de unidades y combates en grupo). De los vehículos está recreado el interior en diversos puestos, por lo que lo normal es participar en grupos de tres por vehículo: conductor, tirador y jefe de vehículo, ya que el cargador (soldado que maneja la munición) se simula de forma automática. Aunque cueste creerlo, el programa comercial y el de uso militar son casi idénticos, salvo que en el militar se encuentran recreados todos los vehículos del Ejército (en el comercial solo algunos) y que en el militar es posible realizar un análisis post-misión para evaluar las actuaciones.

Todos estos sistemas vistos hasta aquí son de uso estándar por el Ejército de Tierra, pero como hemos podido comprobar, el Equipo de Simulación del Regimiento “Farnesio” está consiguiendo unos resultados increíbles gracias a los conocimientos técnicos y ganas de avanzar de su Equipo de Simulación. Las más inmediatas de estas mejoras se aplican sobre los sistemas estándares ya en uso. Sobre la base del 'Steel Beasts', por ejemplo, se han hecho mejoras como el empleo de monitores táctiles sobre los que se han reproducido los paneles de interruptores y mandos de cada vehículo. Esta sencilla innovación permite prescindir de la servidumbre del teclado y así el soldado va a ver y manejar “virtualmente” los mismos botones que en su vehículo real.

El otro avance importante son lo que denominan 'Puestos Tácticos Inmersivos'. Se trata de una evolución obvia sobre la base del 'Steel Beasts' que corrige sus inconvenientes. Éstos vienen de dos aspectos: por un lado, en el clásico simulador montado en sala con varios puestos es difícil mantener la concentración durante una sesión larga y existen las lógicas distracciones de una sala compartida y por otro, el ya comentado del uso de teclado.

Puestos Tácticos Inmersivos. Damos fe que, una vez bajada la cortina, la sensación es totalmente real. (Juanjo Fernández)
Puestos Tácticos Inmersivos. Damos fe que, una vez bajada la cortina, la sensación es totalmente real. (Juanjo Fernández)

Con los 'Puestos Tácticos' todo esto se soluciona. Se trata de unas cabinas individuales en grupos de tres que recrean el ambiente y el aislamiento que se vive durante el combate en un blindado. Se utilizan los monitorees táctiles para reproducir los paneles de mandos de cada vehículo y para los tripulantes mantener la concentración es ahora muy fácil. Todo esto, además, se ha construido en el propio Regimiento, con sus propios medios y utilizando a veces incluso materiales reciclados. El coste: ínfimo en comparación con los resultados.

Tecnologías digitales avanzadas

Donde el Equipo de Simulación del Regimiento marca la diferencia es en dos desarrollos propios: el 'Cajón de Arena Digital' y el sistema 'URBAN'. Se denomina 'cajón de arena', en general, a la forma de representar un terreno para preparar y explicar una acción militar que se va a realizar, lo habremos visto muchas veces en el cine bélico. El nombre procede del hecho de que, tradicionalmente, se utilizaba literalmente un cajón de arena. Hacer una herramienta digital con esta misma filosofía que sustituyera, no solo al cajón físico, sino también al plano en la pared o proyectado sobre el que se dibuja, ha sido un reto superado.

Con las tablets se puede introducir elementos nuevos o modificar en tiempo real los existentes. (Regimiento Farnesio 12)
Con las tablets se puede introducir elementos nuevos o modificar en tiempo real los existentes. (Regimiento Farnesio 12)

El 'Cajón de Arena Digital' es una potente herramienta que permite el planeamiento de operaciones de gran envergadura, se usó de hecho en la fase de planeamiento del Ejercicio TORO19, así como sencillas acciones de pelotón. Consiste en un programa informático que proyecta (sobre el suelo es lo normal) cualquier tipo de cartografía, bien mapas topográficos, esquemáticos, fotografías del terreno o imágenes obtenidas mediante drones. La ventaja es enorme porque las unidades que intervienen, en su representación esquemática, se introducen y se mueven a voluntad, bien mediante unas tablets a disposición de los participantes o mediante unos bastones digitales directamente sobre la proyección. El resultado es que la presentación es muy participativa y se puede analizar cualquier variación del escenario.

Planeamiento de un ejercicio con el Cajón de Arena Digital. (Regimiento Farnesio 12)
Planeamiento de un ejercicio con el Cajón de Arena Digital. (Regimiento Farnesio 12)

Esta herramienta, de la que no se conoce ningún precedente a nivel mundial, ha sido diseñada y patentada por el cabo primero Castillo, verdadero cerebro del Equipo de Simulación y está siendo evaluada por el Ejército para su implementación generalizada. Tiene posibilidades incluso de ser vendida al extranjero, pues además de su funcionalidad, es posible instalarla en sala (de cuartel) o en su versión portátil (se transporta en un cajón de tamaño mediano) en cualquier tienda de mando.

La última innovación es el empleo de realidad aumentada en el adiestramiento en combate urbano. Para ello el Equipo de Simulación ha desarrollado, partiendo de cero, una herramienta que denominan “URBAN”. Consiste en un sistema de realidad aumentada donde cada combatiente utiliza unos adaptadores con un teléfono de móvil de gama media, fáciles de reemplazar por modelos superiores. Sobre el terreno se colocan una serie de elementos de referencia (dianas) sobre las que el sistema (que detecta al combatiente) proyecta un objetivo en 3D que es visualizado por el usuario. Los blancos son 'inteligentes', configurables y de cualquier tipo, por lo que por muchas veces que un soldado recorra la instalación, nunca repetirá los mismos blancos ni la misma situación táctica.

Exploradores adiestrándose en el URBAN. En el recuadro, prototipo de un nuevo casco con el visor integrado. (Juanjo Fernández)
Exploradores adiestrándose en el URBAN. En el recuadro, prototipo de un nuevo casco con el visor integrado. (Juanjo Fernández)

El soldado utiliza en esta simulación fusiles HK G-36 comerciales de 'air soft' (idénticos a los reales pero de precio muy reducido, unos 200€) que lanzan bolas de plástico. Estas bolas son detectadas por las dianas y el objetivo creado en realidad aumentada responde a la acción del tirador. Todo el conjunto tiene un coste ridículo frente a equipos de gafas comerciales para realidad aumentada, unos 300€ frente a los 3.000€ del equipo comercial y el resultado es sorprendente. Hemos probado este sistema en las instalaciones del Regimiento y el nivel de realismo es francamente elevado.

Lo que llama la atención es que mucho de lo incorporado se ha conseguido por la iniciativa propia de esta Unidad, con medios obtenidos por ellos mismos y con unos costes ínfimos. Frente a la escasez crónica de medios materiales y recursos que sufre el Ejército, sorprenden los buenos resultados conseguidos con tan poco. Tal vez sea fruto de hacer, de la necesidad, virtud.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios