Operativo desde 1980

Un avión obsoleto tras 40 años: así es el C-101 'culopollo' estrellado en Murcia

Sigue siendo perfectamente seguro para sus más de cuatro décadas operativo, pero necesita una urgente renovación o reemplazo. Este es el caza estrellado hoy en Murcia

Foto: Un modelo del C-101 del Ejército del Aire. (Wikipedia)
Un modelo del C-101 del Ejército del Aire. (Wikipedia)

El C-101 del Ejército del aire vuelve a ser objeto de polémica. Este avión, el caza que usan habitualmente los pilotos de la Patrulla Águila y con el que entrenan los alumnos de la Academia, ha protagonizado un nuevo accidente durante un ensayo y ha caído frente a la Costa de La Manga de Mar Menor. No es la primera vez que esta nave sufre un episodio de este tipo. Es un aparato seguro pero demasiado viejo que en España se ha usado con mucha intensidad. El anterior incidente ocurrió en agosto, en el mismo lugar, con la mala suerte de que el piloto, a pesar de lograr eyectarse, falleció tras caer al agua.

El C-101 es un diseño totalmente español construido por la empresa Construcciones Aeronáuticas SA (CASA), hoy integrada en el gigante Airbus. Este avión tiene sus orígenes a finales de los años 70, respondiendo a un requerimiento del Ejército del Aire que necesitaba un avión ligero y de entrenamiento que sustituyera a los también autóctonos Hispano Aviación HA-200 Saeta, HA-220 Super Saeta y también a los T-33, un avión este último de origen norteamericano. La respuesta de la industria fue el C-101, un magnífico diseño donde primaron la sencillez y facilidad de pilotaje.

Su planta alar es muy sencilla, así como su motorización, un único Turbofán Garrett TFE731-2-2J de 3.550 lbs de empuje, una potencia algo escasa, motivo por el que las versiones propuestas para ataque ligero no prosperaron como quizá deberían. Como aparato de entrenamiento, sin embargo, ha sido y es un avión magnífico. Es un avión idóneo para el adiestramiento básico y avanzado de los pilotos, y ha sido el avión con el que los pilotos del Ejército del Aire se vienen formando desde 1980, cuando se entregaron las primeras unidades al Ejército del Aire en la Academia General de San Javier (Murcia).

Sus cualidades de vuelo son excelentes, es muy maniobrable y perdona los errores del piloto. A pesar de la escasa potencia de su motor, alcanza los 735 km/h y, sobre todo, tiene una buena capacidad para acrobacia, pues permite volar en maniobras de altas 'g’s', entre 7,5 positivas y 3,9 negativas, es decir, aceleraciones hasta 7,5 veces la de la gravedad y deceleraciones hasta 3,9. Es por ello que ha sido el avión elegido para la Patrulla Águila, con magníficos resultados y fama internacional.

Formación de aviones C-101. (Foto: Wikipedia)
Formación de aviones C-101. (Foto: Wikipedia)

El C-101 está ya al final de su vida operativa y debe ser reemplazado. Ha sufrido pocos accidentes en su carrera y es una aeronave segura y noble. Se ha vendido al extranjero —Chile, Jordania y Honduras—. Es un avión muy querido y respetado por todos los pilotos, que lo han bautizado con el sobrenombre de “'culopollo' por la característica salida de gases de la tobera de su motor. Y es que es cierto, visto desde abajo parece realmente el culo de un pollo.

Del C-101 se han fabricado cerca de 140 aviones, de los que el principal usuario es el Ejército del Aire, que llegó a adquirir 92 unidades. De estos, 64 se mantienen en servicio, uno menos contando el accidente de hoy. Estos 63 aviones se reparten entre los utilizados por la Academia General del Aire de San Javier, donde está el núcleo principal, y por el Grupo de Escuelas de Matacán (Gruema) en Salamanca, a los que se unen los utilizados por el Claex de Torrejón, una unidad de experimentación que utiliza varios ejemplares. Entre los clientes extranjeros, el principal usuario es Chile, que mantiene unos 35 aparatos C-101BB y C-101CC, unas versiones de exportación que se utilizan con armamento en misiones de ataque ligero. Honduras adquirió cuatro ejemplares y Jordania otros 16, pero este país ya los dio de baja, siendo los restos de su flota adquiridos a su vez por Chile como fuente de recambios.

Nueve accidentes en España

El C-101 no tiene un historial de accidentes elevado ni se puede considerar un avión inseguro, sobre todo teniendo en cuenta el elevado grado de utilización al que ha sido sometido, principalmente en España, al ser un avión de enseñanza y adiestramiento sometido a numerosos vuelos diarios. En nuestro país, ha habido nueve accidentes, ocho con víctimas. El primero tuvo lugar en junio de 1984, y ha habido otros accidentes entre los aviones de exportación, sobre todo en Chile.

Sobre el accidente, bien podría tratarse de un vuelo de adiestramiento de cara al nuevo curso o un vuelo de adiestramiento personal, recordemos que los pilotos de la patrulla son instructores y compaginan sus tareas de enseñanza con las de piloto acrobático. En estas circunstancias, vuelo acrobático y, sobre todo, a baja cota, un pequeño fallo de motor en el que simplemente se produzca una pérdida de potencia es peligroso, pues el avión no dispone de altura y, por tanto, de margen para recuperarse. Cuando un fallo de motor ocurre a tan baja altura, el procedimiento es eyectarse, pero también es normal intentar recuperar el avión y evitar su pérdida.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios