¿Han dejado de ser seguros?

Usar un Mac ya no es tan seguro como antes: cómo proteger tu portátil de virus y 'apps'

Las amenazas en Mac han aumentado sifnificativamente durante el último año. ¿Tanto como para preocuparse? Que no cunda el pánico

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Si tienes un Mac puede que te sientas totalmente ajeno a los problemas de virus y ataques informáticos que no dan tregua a las distintas versiones de Windows. En realidad, ya no deberías estar tan tranquilo. Un informe publicado recientemente por la empresa de ciberseguridad Malwarebytes hizo saltar las alarmas al asegurar que “los Mac registraron por primera vez mayor número de amenazas que los ordenadores Windows”. Es verdad que los Mac son cada vez más vulnerables, pero ¿tan, tan poco seguros como asegura el polémico informe?

El tema de la seguridad en Windows vs Mac es uno de esos viejos y encendidos debates que ahora parece adquirir una nueva dimensión al calor del informe de Malwarebytes, pero no vayamos tan rápido. Es necesario primero fijarse de dónde sale el titular que afirma que "las amenazas para Mac superan a las que reciben los usuarios de Windows". Y viene de una afirmación clave: "Las amenazas en Mac han aumentado sifnificativamente: hemos detectado una media de 11 amenazas por Mac en 2019, casi el doble de la media de 5,8 en Windows. En total, las amenazas en Mac han aumentado en más de un 40% año a año", aseguran. ¿Es cierto? Sí y no.

Malwarebytes cuenta con un 'software' para detectar virus, malware y adware, un programa que ha sido la base para elaborar su informe. Es el primer punto débil de la metodología: los resultados de la muestra está influyenciados precisamente por el hecho de que el uso de este programa ha crecido mucho más durante el último año en usuarios de Mac que de Windows. Es algo que la propia empresa reconoce, pero que matiza mucho la conclusiones: sí, las amenazas en Mac han aumentado mucho pero no, no podemos decir que hayan superado a las de Windows. Aunque solo sea por pura cuota de mercado global (10% Mac, 90% Windows), es algo imposible.

El MacBook Pro y el Huawei MateBook X, frente a frente (Carmen Castellón)
El MacBook Pro y el Huawei MateBook X, frente a frente (Carmen Castellón)

El segundo gran matiz es el tipo de amenaza que abunda en Mac: el adware. Se trata de programas que muestran publicidad intrusiva, y los PUP, programas potencialmente no deseados que se instalan sin nuestro permiso explícito, mientras que en Windows abundan amenazas más lesivas para el usuario, como troyanos o programas espía.

Más allá del debate de quién sufre más amenazas y su gravedad, hay un hecho que evidencia que los usuarios de Mac cada vez están más asediados: XProtect, el antivirus integrado en MacOS que se encarga de registrar los programas amenazadores por si se llegan a descargar, ha acelerado la incorporación de nuevos registros en los últimos meses, lo que revela que las amenazas para Mac crecen a mayor ritmo que en años anteriores. ¿Qué hacer al respecto si tienes un Mac?

¿Qué medidas puedo tomar si tengo un Mac?

La mayor amenaza para la seguridad de nuestros equipos, ya sean Mac o Windows, somos los propios usuarios, por lo que lo primero es concienciarnos de que no todas las maneras de incorporar programas a nuestros ordenadores son igual de seguras. De hecho, casi todo usuario de Mac ha podido comprobar alguna vez lo que ocurre si descargamos un instalador desde internet sin pasar por la AppStore: veremos un aviso, generado por el sistema de seguridad Gatekeeper, que advierte de que estamos intentando instalar un programa no procedente de la tienda oficial, que nos obliga a acudir a los ajustes para permitir su instalación.

Gatekeeper tampoco es perfecto, en ocasiones se han encontrado fallos que dejaban una puerta abierta al malware, pero por lo menos es una primera barrera, aunque no deberíamos hacerla saltar. ¿Por qué? Porque aunque es imposible obtener todas las aplicaciones legítimas de la AppStore, sí que deberíamos tener cuidado sobre qué descargamos, porque podemos estar cometiendo un error. Un ejemplo muy claro es instalar MacKeeper, una aplicación que supuestamente ayuda a gestionar el sistema operativo pero que realmente lo inunda de publicidad.

(Reuters)
(Reuters)

Este tipo de adware o PUP (porque se podría considerar ambos) es habitual que haga campañas agresivas de publicidad desde sitios de descargas y similares, con páginas que emiten notificaciones o que nos dicen que nuestro Mac está en riesgo y que lo necesitamos para acabar con todos nuestros males. No hace falta despistarse mucho para acabar con MacKeeper o programas del estilo descargados aunque, por suerte, si no ejecutamos el instalador todavía no habremos caído en la trampa. Y ojo, porque no son trampas de las que sea fácil liberarse, ya que estos programas hacen todo lo posible por evitar que los borremos.

Si empiezas a notar que te salen ventanas de publicidad por todos lados o que al hacer búsquedas en internet llegas a un buscador que no es el que estabas usando, probablemente tu Mac ya ha sido infectado. Y el problema puede ser mayor, porque buscando la solución puedes llegar a cruzarte con nuevos programas que prometen ayudarte pero que solo hacen crecer el problema, como Advanced Mac Cleaner o el propio MacKeeper, que incluso se anuncia en Google al buscar programas legítimos.

La solución más rápida y sencilla pasa por instalar una aplicación que de verdad sea útil para desinstalar malware. CleanMyMac X es la mejor alternativa, con una única pega: es de pago. La parte buena es que se puede descargar y utilizar durante 14 días gratis, sin necesidad de dar tarjetas de crédito ni similares, por lo que para una limpieza puntual motivada por sospechas resulta útil y no supone un gasto. Igualmente, no está de más que tras lograr eliminar el problema intentemos hacer memoria (o tirar de historial) para buscar el origen del problema, sobre todo para no recaer en el futuro.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios