Consigue algo de paz

Que no te estresen las notificaciones: así puedes limitar las interrupciones en tu móvil

No hay primeros minutos con una aplicación en el móvil que no pasen por una decisión, que aunque se puede rectificar, puede alterar tu tranquilidad: permitir

Foto: (Foto: Pikrepo)
(Foto: Pikrepo)

No hay primeros minutos con una aplicación en el móvil que no pasen por una decisión, que aunque se puede rectificar, puede alterar tu tranquilidad: permitir o no las notificaciones. Los avisos de las distintas 'apps' pueden ser interesantes, pero muchos desarrolladores las usan a modo de bombardeo para que no te olvides de ellos. Por eso, es importante hacer una buena gestión de ellas.

Con el paso de los años cada vez son más y más complejas estas alertas por eso han pasado de ser un bonito recuerdo o una forma de seguir atento a lo que ocurre a tu alrededor sin necesidad de un gran esfuerzo para convertirse en algo muy parecido a los correos 'spam' o los anuncios no deseados. Para evitar que acabes con ganas de tirar el móvil y borrar todas las aplicaciones aquí te damos algunas claves para manejar este tsunami.

Cómo gestionar las notificaciones en un iPhone

Los móviles firmados por Apple mejoraron (o recuperaron terreno) en la gestión de notificaciones con la llegada de iOS 12 en 2018. Y es que algo tan básico como que las notificaciones de una misma aplicación o categoría de aplicaciones se agrupasen en un mismo grupo no estuvo disponible hasta esta versión del sistema operativo. Este mínimo cambio deja espacio a otras alertas y el que quiera ver todas las notificaciones generadas por una misma app lo puede seguir haciendo pinchando sobre el grupo para desplegarlas.

La gestión de las notificaciones en iOS comienza por Ajustes > Notificaciones. Lo primero de todo es decidir si queremos que el contenido se pueda ver siempre, solo si el iPhone está desbloqueado o nunca. Es una opción para protegerse de curiosos que puedan ver tu móvil y leer, por ejemplo, los whatsapps que te entran con el móvil bloqueado, pero que también es útil para reducir distracciones.

En esta misma pantalla tienes una de las herramientas primordiales para el control de las notificaciones en iOS, las opciones de cada 'app'. Entrando en cada una de ellas, puedes directamente desactivar las notificaciones o elegir qué tipo de avisos puede enviarte. Si no quieres perderte nada puedes permitir todo tipo de avisos, pero si no es una 'app' tan relevante puedes limitarlos al centro de notificaciones y/o a las tiras, que pueden ser temporales o permanentes. Desde aquí también puedes determinar si la 'app' en cuestión puede emitir un sonido con la alerta, mostrar globos y manejar individualmente las previsualizaciones y el agrupamiento.

Más allá de cómo quieres ver las notificaciones y de los límites a cada 'app' individual, si quieres una gestión verdaderamente completa de las notificaciones y limitar las interrupciones que suponen, el modo No molestar es tu aliado. Esta opción, que se puede activar rápidamente desde el centro de control (bajando la pantalla desde la esquina superior derecha generalmente) te permite descansar de cualquier aviso.

Por defecto, si activas el modo No molestar tu móvil se tomará un respiro y no recibirás ni notificaciones ni llamadas, aunque es recomendable personalizarlo, algo que puedes hacer desde Ajustes - No molestar. Algo imprescindible es determinar qué ocurre con las llamadas cuando activas es modo, ya que por defecto las bloquea y solo deja pasar las de los contactos marcados como favoritos o las que se repiten en un espacio menor a tres minutos. Además, también se puede activar manual o automáticamente al conducir.

En lo que a notificaciones se refiere, lo interesante de estos ajustes es que puedes programar la activación de este modo, para que en un franja de horas las notificaciones desaparezcan. Además, si programas No molestar puedes activar también la opción “Atenuar la pantalla bloqueada”, para que puedas ver la hora en la pantalla del móvil bloqueado mientras las notificaciones se quedan en su centro.

Cómo gestionar las notificaciones en un Android

Android ofrece incluso más opciones para la gestión de notificaciones que iOS, aunque siempre hay que tener en cuenta que dependiendo de la versión del sistema operativo y de la capa de 'software' del fabricante de nuestro móvil (si la tiene y/o usamos) no todos los ajustes tienen por qué estar disponibles o mostrarse en el mismo lugar siempre. Es por ello que las siguientes indicaciones pueden no ser las exactas para tu caso particular.

La gestión de las notificaciones está más centralizada desde la llegada de Bienestar Digital, una aplicación de la misma Google compatible con Android 9 en adelante y que hace las veces de centro de control del uso del móvil. De hecho, esta aplicación además de desvelarte durante cuánto tiempo usas tu smartphone a diario y en qué tipo de aplicaciones se te va ese tiempo, también te dice cuántas veces has desbloqueado el teléfono y el número de notificaciones recibidas.

En el apartado 'Reduce las interrupciones' de Bienestar Digital tienes prácticamente todo lo que necesitas. Entrando en 'Gestionar notificaciones' tienes una lista más avanzada que la de iOS, ya que te muestra las 'apps' en el orden de las que han generado notificaciones más recientemente. También tienes otra manera incluso más interesante de ordenar este listado: por las más frecuentes. Desde aquí puedes directamente desactivar todos los avisos o bien entrar en cada 'app' para determinar qué tipo de notificaciones quieres permitirle y cuáles no.

El otro punto imprescindible vuelve a ser el modo No molestar. La personalización de este modo en Android permite por ejemplo recibir notificaciones pero sin sonido o incluso sin encenderse la pantalla, para recibirlas pero que no generen en nosotros las ganas de mirar a la pantalla. En cuanto a programación de este modo, Android permite que además de poner un horario de activación, elegir también a qué días de la semana afecta. Y otro punto a su favor es que permite activarlo con eventos: conectándolo a nuestro calendario, se puede establecer que se active cuando tenemos un evento programado al que hemos confirmado nuestra asistencia.

Para los usuarios de versiones de Android no compatibles con Bienestar digital, la gestión de las notificaciones está igualmente disponible en el menú de Ajustes > Aplicaciones y notificaciones.

Lo mínimo que puedes hacer

Una vez conocemos cómo poner coto a las notificaciones tanto en los iPhones como en los Android, hay una serie de consejos generales que pueden ser de utilidad. Lo primero es diferenciar entre apps necesarias y útiles y las que no son tan necesarias y pueden ser incluso focos de spam. Seguramente querrás estar al tanto de cuando te llegan mensajes mediante WhatsApp, Telegram o cualquier otra app para comunicarte con otras personas, por lo que a ellas no les pondrás límites, pero ¿es necesario recibir una notificación por cada nuevo email recibido? Algunas 'apps' de correo incluso te permiten limitar las notificaciones a cierto tipo de correos (los importantes), así que puede ser una buena idea para reducir el número de notificaciones que recibes.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Las apps que claramente son candidatas a perder el derecho a mandarte notificaciones son los juegos o incluso las apps de compras. Los juegos en especial suelen aprovechar la puerta abierta para mandarte mensajes incitándote a jugar, avisarte de ofertas de compras dentro de ellos y todo tipo de mensajes. Si bloqueas por completo sus notificaciones tendrás menos interrupciones. Y ojo, que Facebook y Linkedin no se quedan atrás, generando notificaciones de publicaciones, sugerencias de amistad… Cualquier cosa con tal de que las abras. Para estos casos, desde los propios ajustes de sus apps puedes seleccionar qué tipo de notificaciones quieres recibir, para limitar el bombardeo.

Y algo especialmente útil para que las notificaciones no te inciten a echar mano al móvil a cada minuto es el modo No molestar que ofrecen ambos sistemas operativos. Programar su activación puede ser útil tanto para las noches, como para el horario laboral e incluso, todos deberíamos configurar nuestro móvil para que se active este modo al conducir. De esta manera, evitarás distracciones innecesarias cuando tienes que estar concentrado en otras tareas o en descansar simplemente, pudiendo dejar pasar las llamadas para no estar desconectado del mundo.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios