UN ENCONADO PULSO

Bruselas da el segundo revés consecutivo a EEUU y no pide prohibir a Huawei

En línea de lo expresado los últimos días, la UE endurecerá los requisitos a todos aquellos que quieran participar en el despliegue del 5G pero desoye a Washington

Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

Estados Unidos sufrió este martes un revés con el Reino Unido decidió no vetar a la compañía china Huawei, a pesar de que le ató en corto. Este miércoles la Comisión Europea redobla el golpe a Washington: en sus esperadas directrices sobre seguridad para el 5G, Bruselas no incluye la medida reclamada por la administración norteamericana, que es el veto a la compañía asiática.

La red 5G, la que será la tecnología del futuro, ha levantado muchas preocupaciones en el último año. Ofrece muchas oportunidades pero también enormes riesgos: si un proveedor controla la red tiene un poder enorme. Y muchos han alertado sobre la posibilidad de una compañía china como es Huawei, poderosa y con las capacidades técnicas para ser dominante, controle las estructuras. Es un temor puramente geopolítico: que la compañía esté al servicio del Gobierno chino. Y China ya no es la de antes, no es un país en vías de desarrollo y que se le considera inofensivo. Incluso para la Unión Europea es ya oficialmente un “rival estratégico”.

Un debate vivo

Japón y Estados Unidos han excluido completamente a Huawei del desarrollo de sus redes 5G, pero en Europa hay posiciones enfrentadas. Mientras hay países que defienden una línea más dura, como es Polonia, otros defienden que el veto no es la solución. En el caso de la canciller alemana, Angela Merkel, defensora de que la red germana siga abierta a Huawei, el asunto le está costando un pulso serio con su partido.

Reino Unido teme las acciones de Estados Unidos, y limita un rol “periférico” a Huawei, y Alemania teme las represalias de China y se mantiene abierta a la compañía. Así es el mundo y la Europa de hoy. Y en ese delicado equilibrio, Bruselas intenta salvar la cara. Es un revés para Estados Unidos porque no sigue completamente su línea, pero a la vez evita situarse junto a China. Como todo en Europa, es un compromiso.

FILE PHOTO: A woman attends the '2020, The Year of 5G for Europe' conference at the Huawei Cyber Security Transparency Centre in Brussels, Belgium, January 16, 2020  REUTERS Yves Herman File Photo
FILE PHOTO: A woman attends the '2020, The Year of 5G for Europe' conference at the Huawei Cyber Security Transparency Centre in Brussels, Belgium, January 16, 2020 REUTERS Yves Herman File Photo

Y ese punto intermedio es no prohibir la entrada de Huawei en el mercado europeo, pero mantener un control fuerte, establecer límites claro y mantenerse vigilante. Este pasado martes Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, señalaba que “no se trata de discriminar, sino simplemente de fijar reglas que serán estrictas, exigentes”. “De modo que en Europa se acogerá a todos los operadores que quieran aplicarlas en este despliegue de las redes”, aseguró el comisario francés ante un grupo de eurodiputados.

Todo comenzó hace ahora un año, con una recomendación de la Comisión Europea a que los Estados miembros fueran identificando riesgos y vulnerabilidades de su sistema. Ahora el objetivo es, a través de estas directrices, encontrar una aproximación común y llegar a medidas que mitiguen los riesgos. Bruselas quiere que las capitales tomen medidas antes del 30 de abril.

Fortalecer medidas

London (United Kingdom), 15 01 2020.- Pedestrians pass a mobile phone store in central London, Briatin, 15 January 2020. The UK government is yet to make a decision on whether to allow Huawei to supply key equipment for the country's 5G networks. (Reino Unido, Londres) EFE EPA ANDY RAIN
London (United Kingdom), 15 01 2020.- Pedestrians pass a mobile phone store in central London, Briatin, 15 January 2020. The UK government is yet to make a decision on whether to allow Huawei to supply key equipment for the country's 5G networks. (Reino Unido, Londres) EFE EPA ANDY RAIN

La idea es “fortalecer los requisitos de seguridad, evaluar los perfiles de riesgo de los proveedores, aplicar las restricciones relevantes para los considerados de alto riesgo”, señala la Comisión Europea en un comunicado. Y eso puede llegar hasta excluir a determinados proveedores “para los activos considerados críticos y sensibles”. Además, parte de plan consiste en diversificar proveedores para evitar depende únicamente de una compañía.

Las directrices se centran en tres campos. Por un lado las medidas estratégicas, que se centran fundamentalmente en un aumento de los poderes de los reguladores. Por otro lado las medidas técnicas, que se basan en garantizar el control de acceso y gestión segura de la red. Y por último, medidas de soporte, mejorando las capacidades de prueba y auditoría, la coordinación en caso de incidentes e incluyendo las medidas de ciberseguridad respecto al 5G como un elemento en los proyectos financiados con fondos europeos.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios