VILLANUEVA DE GÁLLEGO Y CALATAYUD

Sánchez y Amazon se ven en Davos, pero la clave es la guerra entre 2 pueblos de Aragón

Mientras el presidente quiere calmar los ánimos por la tasa Google, la negativa de un alcalde a poner la alfombra roja fiscal abre un debate en la región sobre beneficios fiscales a grandes empresas

Foto: Foto del encuentro del año pasado entre Sánchez y Jassy. (EFE)
Foto del encuentro del año pasado entre Sánchez y Jassy. (EFE)

La élite mundial se da cita, un curso más, en Davos. La concentración por metro cuadrado de líderes políticos, empresariales, sociales, culturales e institucionales que se da estos días en la localidad suiza es el lugar perfecto para citas y encuentros fuera de cartel. Por eso no es de extrañar que tres grandes tecnológicas como Apple, Google y Amazon hayan pedido la vez para ver a Pedro Sánchez, para una suerte de 'ronda de contactos' en la que han tratado la implantación en España de un impuesto a la francesa que grave los beneficios de estos gigantes.

La agenda del presidente del Gobierno de esta mañana ha incluido, por tanto, encuentros por separado con Matt Brittin, 'emisario' de Google para Europa, Oriente Medio y África. Antes se ha visto con Tim Cook, CEO de la compañía de la manzana. Con ambos, ya mantuvo una entrevista en la Moncloa en 2018. También se ha vuelto a ver las caras, después de su intervención en el plenario, con Andy Jassy, máximo responsable de Amazon Web Services, la unidad de negocio más rentable de la compañía de Seattle que se ocupa de ofrecer servicios 'cloud' y de internet. El tema central de este 'vis a vis' con el mandamás de la citada división ha sido la bautizada como tasa Google. Sin embargo, la casualidad ha querido que Villanueva de Gállego, un pequeño pueblo de la periferia zaragozana, haya flotado sobre este encuentro.

Andy Jassy, CEO de Amazon Web Services. (Reuters)
Andy Jassy, CEO de Amazon Web Services. (Reuters)

Y es que este encuentro, cerrado en los últimos días, llega en medio del culebrón regional que se ha vivido en Aragón. Amazon Web Services anunció en noviembre que había escogido dicha comunidad para establecer uno de sus 'megacentros' operativos. Una infraestructura que se basaría en tres delegaciones repartidas entre las provincias de Huesca y Zaragoza.

'Bienvenido, Mister Bezos'

Por una parte, instalará una de estas sedes en una plataforma logística de la capital oscense. Por otra, escogió las localidades de Burgo de Ebro y la mentada Villanueva de Gállego para las otras dos ubicaciones. Las cifras del proyecto, que podrían suponer una inversión de más de 2.000 millones de euros y hasta 800 puestos de trabajo a lo largo de la próxima década, valieron para que el Gobierno regional le otorgase el pasado mes la condición de PIGA, que no significa otra cosa que 'proyecto de interés general de Aragón', lo que conlleva ciertos beneficios burocráticos (reducir a la mitad los trámites) pero también impositivos, al eliminar requerimientos como licencias urbanísticas locales o exención de impuestos sobre las obras.

Vamos, un 'Bienvenido, Mister Marshall' administrativo. El de Amazon no es el primer caso de capital privado que accede a esta condición. Recientemente, la firma catalana BonArea ya consiguió luz verde en marzo de 2019 para ejecutar una plataforma agroalimentaria con estas ayudas en la localidad de Épila. Sin embargo, se gestionó sin ningún tipo de problema con el municipio.

El impuesto municipal que quieren exigir a Amazon supone cerca de 3,4 millones de euros

Teniendo en cuenta la población de Burgo de Ebro, de apenas 2.500 personas, y la de Villanueva de Gállego, de 4.600, cualquiera presupondría que estos municipios abrazarían la noticia con la misma alegría que un premio gordo de la lotería. El problema es que el alcalde de este último pueblo se ha negado a desplegar esa 'alfombra roja impositiva' al gigante de Seattle. Y es que el alcalde de la localidad, Mariano Marcén, de una plataforma independiente que gobierna en coalición con el PSOE local, ha presentado alegaciones ante la Diputación General de Aragón (DGA). El objetivo: poder reclamar a la compañía el pago del llamado impuesto de instalaciones, construcciones y obras (conocido como el ICIO), que supondría un ingreso del 3,5% sobre el coste total de la instalación, algo que generaría una partida de cerca de tres millones y medio para las arcas municipales, como adelantó 'El Periódico de Aragón'.

"728 de 729 municipios están deseosos"

El presidente de Aragón, Javier Lambán. (EFE)
El presidente de Aragón, Javier Lambán. (EFE)

La DGA, que solo ha concedido 11 veces este beneficio desde 2011, no se ha tomado excesivamente bien las protestas del consistorio. El presidente aragonés, el socialista Javier Lambán, fue bastante duro la semana pasada cuando declaró que "hay 728 pueblos de 729 que están deseosos de acoger el proyecto y no pondrían ninguna pega". Un mensaje que vino precedido por invitaciones de la portavoz del Ejecutivo regional a "una pequeña reflexión" sobre la importancia de la llegada al programa. "Seguro que llegan a la misma conclusión que ellos [Burgo de Ebro y Huesca]", afirmó la consejera de Presidencia, Mayte Pérez. La multinacional guarda silencio, a sabiendas de que esto es un asunto de política local que se tiene que solucionar en las instituciones.

El alcalde respondió con un nuevo comunicado el pasado 17 de enero que Villanueva de Gállego, concretamente su Parque Industria Aeronáutico, es el "emplazamiento idóneo" para la sede de AWS, ya que cuenta, entre otras cosas, con "excelentes comunicaciones". Sin embargo, Marcén insistió en su idea, "sin ánimo de molestar a nadie", de exigir dicho impuesto y aclaró que no está en contra de otros beneficios del estatus PIGA. En las intervenciones que ha realizado en medios, ha defendido que se hace de la misma forma "con empresas de todos los tamaños" y que, por tanto, debería ser reclamado en esta misma ocasión. Sus reclamaciones han sido rechazadas una vez y se van a volver a reclamar.

La condición de PIGA del Gobierno aragonés da beneficios burocráticos e impositivos

El Gobierno sigue invitando a "reflexionar" al regidor y su equipo para que se den cuenta de la "magnitud" del proyecto. No está de más mencionar que AWS es el negocio más rentable de Amazon. A pesar de generar menos ingresos que su división de logística, resulta mucho más rentable.

Calatayud y el río revuelto

En 2018, se calculaba que un tercio del tráfico de internet dependía de sus servidores, una cuota que con toda seguridad ha seguido creciendo. Un gigante al que no le faltan parejas de baile. Ante las pegas expresadas por Marcén, la localidad de Calatayud se ha ofrecido a acoger el proyecto.

En un comunicado, el consistorio bilbilitano, gobernado por el Partido Popular desde 2011, ha recordado que todas las empresas que sean generadoras de empleo y se instalen allí gozarán de un "convenio diseñado a la carta" y han ofrecido "toda su colaboración". Es algo de lo que han disfrutado nueve de cada 10 empresas, según fuentes municipales, en los últimos tiempos. "No sería una excepción", ha explicado José Manuel Aranda, alcalde de la localidad, que ha insistido en que son medidas para poder mantener la actividad económica en torno a la localidad. Se incluyen terrenos municipales, ayudas en el alquiler de naves y gestión de infraestructuras, así como la exención de licencias. Recuerdan que ya hay más de 1.000 compañías establecidas en sus tres parques empresariales, que cuentan con la segunda mayor parada de alta velocidad de la región y que el núcleo está conectado con vías terrestres como la AP-68 y las autovías A-2 y A-3.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios