Adoquines, cócteles molotov... y videojuegos

La gran guerra entre Hong Kong y China salta ahora al mundo virtual

Manifestantes prodemocracia y partidarios del gobierno de Pekín diseñan videojuegos propagandísticos y se enzarzan en el Grand Theft Auto

Foto: Manifestantes en Hong Kong usan luz láser. (Reuters)
Manifestantes en Hong Kong usan luz láser. (Reuters)

Adoquines, cócteles molotov, e incluso flechas contra la Policía; porrazos, gas lacrimógeno, y cañones de agua para dispersar a los manifestantes. Las calles de Hong Kong llevan ya casi siete meses inmersas en una dramática cotidianeidad que ha provocado una fuerte división social en la excolonia británica y que amenaza con destruir la economía del principal centro financiero de Asia. Desafortunadamente, no parece que el nuevo año vaya a traer consigo la calma.

Pero la guerra que enfrenta a los manifestantes prodemocracia y a los partidarios del Gobierno es también tecnológica y propagandística. Los medios de comunicación chinos, que operan bajo el férreo control del Partido Comunista, centran toda su atención en las acciones violentas de un pequeño grupo de manifestantes radicales y hacen lo imposible por presentarlos como terroristas, sin explicar nunca cuáles son las demandas de la mayoría. Mientras tanto, la prensa extranjera muestra mucha más simpatía por quienes plantan cara al gobierno chino a pesar de que sus posibilidades de vencer son casi nulas.

No obstante, la batalla más interesante se libra fuera de los medios de comunicación tradicionales, en el ciberespacio. Las redes sociales se han convertido en el campo de batalla en el que confluyen quienes protestan contra el régimen y quienes lo apoyan. Twitter, por ejemplo, se ha llenado de cuentas falsas de ‘trolls’ chinos que se dedican a criticar a quienes simpatizan -o que creen que simpatizan- con el movimiento hongkonés. Quien escribe estas líneas tiene que lidiar a menudo con estas cuentas que se identifican bastante rápido: tienen nombres sin ningún significado y con exceso de números, son de reciente creación, y apenas cuentan con seguidores. La red del pajarito ha eliminado muchas, pero no todas.

En YouTube también se han realizado cambios. Algunos vídeos propagandísticos chinos han sido eliminados y se advierte de que cadenas como la CGTN “está financiada total o parcialmente por la Administración Pública china”. No obstante, tienen razón quienes critican la ausencia de este tipo de advertencias en el caso de la maquinaria propagandística de los manifestantes hongkoneses, que ha demostrado ser mucho más sofisticada y efectiva. En gran medida, eso se debe a que el talento que crea los diferentes materiales audiovisuales es orgánico y no procede de ninguna organización. Es horizontal, como el propio movimiento, y la carencia de líderes le otorga mayor dinamismo y mucha más facilidad para conectar con el público.

(Foto: Z. Aldama)
(Foto: Z. Aldama)

Por ejemplo, un joven músico profesional, cuya identidad no ha trascendido, es el autor de ‘Gloria a Hong Kong’, la exitosa canción que se ha adoptado como himno de las protestas y que muchos incluso proponen como himno nacional para un (improbable) futuro Hong Kong independiente. Luego, multitud de artistas y de diseñadores gráficos han puesto su talento a disposición de las protestas y han creado verdaderos iconos, ya sea en forma de dibujo, de escultura, o incluso de bandera, como la creada por el disidente chino Badiucao basada en los ‘muros de Lennon’ que se han llenado de consignas pegadas en post-it.

“El arte mantiene a la gente unida, renueva las demandas dándoles otros sentidos y una dimensión diferente, y ayuda a captar gente que se siente identificada”, explica Badiucao desde Melbourne, donde vive exiliado. “Yo busco empoderar al pueblo, registrar los momentos más icónicos del movimiento, y facilitar que el mensaje se disemine por el mundo. Las noticias se consumen a toda velocidad, pero el arte perdura. Y si una de mis viñetas se hace viral, el mundo presta atención y se identifica con la causa”, apostilla.

Además del terreno artístico, ha surgido otro inesperado campo de batalla: el de los videojuegos. Abrieron la veda los programadores que desarrollaron ‘Liberate Hong Kong’, una aventura en primera persona que permite al usuario convertirse en un manifestante que se enfrenta a la Policía. No obstante, el juego tiene un carácter defensivo: o sea, el protagonista tiene que evitar a la carrera ser arrestado, retirar proyectiles de gas lacrimógeno, y protegerse con escudos caseros de balas de goma e incluso de fuego real. Los sofisticados gráficos reproducen también algunos escenarios de los episodios más violentos, pero el protagonista nunca ataca a los agentes.

(Reuters)
(Reuters)

Los partidarios del gobierno chino no quisieron quedarse atrás y desarrollaron su propio videojuego, ‘Combatamos a los traidores’, en el que se busca machacar a ocho conocidos activistas prodemocracia de Hong Kong, entre ellos el líder de Demosisto, Joshua Wong. Según los responsables del programa, que se comparte sobre todo en redes sociales, el objetivo es desahogarse con quienes buscan la secesión de la ciudad. A pesar de que adopta una estética mucho menos elaborada, con gráficos más propios de Mario Bros., las caras de los ‘traidores’ son claramente identificables. “Aunque están libres en la vida real, por lo menos en el juego pagan por lo que están haciendo”, afirmó uno de los jugadores al diario ultranacionalista chino Global Times.

Hasta ahora, ambos juegos eran realidades paralelas en el ciberespacio. Pero, ahora, ambos bandos han confluido en uno de los videojuegos más populares del planeta: Grand Theft Auto. Gracias a la actualización que ha traído Diamond Casino Heist, los usuarios del foro antigubernamental creado en el portal LIHKG han descubierto que pueden componer avatares con el atuendo de los manifestantes de Hong Kong: ropa negra, máscara antigás, y un casco amarillo, conjunto al que han denominado como el himno de las protestas, ‘Gloria a Hong Kong’. Ataviados así, pueden llevar a cabo en el juego acciones como las que se ven en las calles: desde destrozar estaciones de metro, hasta lanzar cócteles molotov a la Policía.

(Foto: Z. Aldama)
(Foto: Z. Aldama)

Pero no son los únicos que han visto las posibilidades que abre el popular juego ‘online’. Los usuarios chinos han decidido no quedarse atrás y también han creado grupos policiales, uniformados como los agentes antidisturbios de Hong Kong, para machacar a los manifestantes virtuales. Según cuenta el medio especializado Abacus, el apabullante número de jugadores de la China continental ha acabado rápidamente con los manifestantes. Pero, lo mismo que sucede en la vida real, estos han prometido vengarse. Ojalá sus diferencias se dirimiesen en un juego virtual.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios