11 metros de envergadura y 480 km/h

El Predator 'vuela' de EEUU a España: así es el nuevo dron revolucionario del Ejército

El Ejército del Aire español ya tiene nueva aeronave en sus filas y no es un caso cualquiera. Se trata de uno de los drones más famosos y letales que existen

Foto: Predator MQ-9 Reaper (Foto: USAF)
Predator MQ-9 Reaper (Foto: USAF)

Que las Fuerzas Armadas españolas trabajen con drones hace tiempo que dejó de ser noticia. Los tres ejércitos utilizan varios tipos, pero en estos días se ha producido la llegada de los primeros aviones no tripulados Predator B, adquiridos por el Ejército del Aire. Su entrada en escena supone un paso de gigante en cuanto a la utilización de estos medios, tanto por su tamaño y prestaciones como por las nuevas capacidades que aportarán. Así son los nuevos RPAS que volarán en España.

Si hay un dron famoso y conocido es sin duda el Predator. Noticias y sobre todo el cine, han llevado a nuestras pantallas las imágenes de uno de estos ingenios volando a gran altura y armado con misiles, sobre un terreno que, unas veces era afgano y otras iraquí. Pero su fama no se quedaba ahí. Esta aeronave ha marcado una era de aeronaves no tripuladas RPAS (Remotely Piloted Aircraft System) o UAV (Unmanned Aerial Vehicle) y, en este caso, además aeronaves que van armadas y que son de combate, por tanto ya hablamos de UCAV (Unmanned Combat Aerial Vehicle).

En España el uso de drones con fines militares y con modelos diseñados para empleo militar no es nuevo. El Ejército de Tierra utiliza casi una decena de modelos diferentes, desde los más pequeños para empleo táctico (Raven) hasta modelos ya de cierta envergadura como el Searcher, un UAV de 500 kg y más de 8,5 metros de envergadura. La Armada, por su parte, opera con gran éxito el ScanEagle, un magnífico modelo para uso naval y terrestre, de tamaño reducido y muy sencillo de desplegar.

Pero ha sido el Ejército del Aire quien dio un paso decisivo, que se ha materializado el 12 de diciembre, hace tan solo unos días, al llegar a la base de Morón (Sevilla), procedentes de Estados Unidos y a bordo de un Antonov 124 ucraniano, los primeros ejemplares y componentes del nuevo UAV adquirido ya hace un tiempo: el MQ-9 Predator B.

MQ-9 Reaper (USAF)
MQ-9 Reaper (USAF)

Un UAV de altos vuelos

El MQ-9 Predator B ha sido diseñado y fabricado por la empresa norteamericana de tecnologías de vanguardia General Atomics, la misma que fabrica, por ejemplo, las catapultas electromagnéticas, los cables de detención y otros elementos de los nuevos portaaviones de la US Navy. Se trata de un modelo de grandes dimensiones desarrollado a partir del famoso MQ-1 Predator, muy extendido debido a su gran éxito operativo.

General Atomics diseñó por su cuenta el Predator B a sabiendas de que el ejército norteamericano, que ya utilizaba ampliamente la versión anterior, buscaba un modelo superior en prestaciones y volvió a acertar. Fue adquirido inmediatamente y puesto en servicio con el nombre de Reaper.

Se trata de una aeronave de gran tamaño con una envergadura de 20 metros, una longitud de 11 metros y un peso máximo al despegue de 4.780 kg. Para poder hacernos una idea de su tamaño se puede comparar con las dimensiones de un F-5 español del Ala 23, con los que compartirán base en Talavera la Real (Badajoz), que tienen una envergadura de poco más de 8 metros y una longitud de 14,5. El F-5 es un avión de combate pequeño, pero el Predator B es un RPAS muy grande.

Gracias a su motor Honeywell TPE331-10 turbohélice de 900 hp, sus prestaciones de vuelo son extraordinarias. Su velocidad de crucero es de más de 300 km/h pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 480 km/h, velocidades propias de aviones turbohélices. Su carga de sensores y armas es de casi 1.800 kg, que se reparte en 360 kg en bodegas internas más 1.400 kg en cuatro soportes subalares.

MQ-9 Reaper en vuelo (USAF)
MQ-9 Reaper en vuelo (USAF)

Su techo de servicio es de 50.000 pies (15.240 m) lo que le permite observar e incluso atacar desde una altura a la que es imposible detectarlo sin buenos radares. Como ejemplo basta pensar que los aviones comerciales en los que podemos volar a diario lo hacen a una altitud de crucero de 33.000 pies (unos 10.000 m). Todo ello con una autonomía enorme: más de 1.800 km de radio de acción o 28 horas de vuelo ininterrumpido, aunque esta autonomía varía en función de la carga y se reduce a 14 horas si esta es máxima.

Como armamento es capaz de llevar todas las armas ligeras del arsenal americano: misiles AGM-114 Hellfire y bombas “inteligentes” de guiado láser GBU-12 de 500 libras o la equivalente JDAM con guiado GPS, son su armamento habitual de ataque. Armas que, por cierto, se utilizan normalmente en España. También es posible armarlo con misiles aire – aire de corto alcance AIM-92 Stinger, algo que podría ser válido contra helicópteros o aviones de transporte lentos, pero no contra aviones de combate.

Importante decisión

El modelo adquirido es el Predator B en denominación de su fabricante, que para su integración en España se ha asociado a la empresa SENER, especializada en temas aeroespaciales y de capital español. Sin embargo, esta denominación no nos debe confundir con el modelo anterior, el MQ-1 Predator ya que el MQ-9 en Estados Unidos y otros países usuarios se denomina Reaper (segador), un nombre asociado a sus mortíferas características.

La decisión de comprar este modelo se tomó en agosto de 2015 tras una evaluación en la que también se estudió el modelo israelí Heron TP, un UAV de diseño diferente, algo más grande pero de prestaciones inferiores. En la decisión también pesó mucho el hecho de que otros países europeos como Reino Unido, Italia, Francia y Holanda ya fueran usuarios del Predator B. Su compra con tantos aliados cercanos ofrecía la posibilidad de interactuar e intercambiar experiencias.

Imagen artística del Predator B con las escarapelas españolas (Ejército del Aire)
Imagen artística del Predator B con las escarapelas españolas (Ejército del Aire)

El coste de esta operación ha sido de 158 millones de dólares, lo que ya indica que operar con este tipo de ingenios, de gran tamaño y prestaciones, no es nada barato. Se ha adquirido un sistema completo y cuando se habla de RPAS, se denomina “sistema completo” a un conjunto de elementos entre los que están las aeronaves, pero donde se incluyen también las estaciones de control, conjuntos de sensores, recambios, etc.

En concreto el 'sistema completo' del MQ-9 adquirido por España incluye cuatro aeronaves, cinco conjuntos electroópticos MTS-B HD EP/IR, que es un conjunto de sensores desarrollados por Raytheon integrados en un módulo MTS (Multi-Spectral Targeting System) que permite visualización directa e infrarroja (IR), iluminación y designación láser. También incluye cuatro radares SAR/MTI con modo marítimo y cuatro sistemas de identificación AIS.

Los radares SAR/MTI (Synthetic Aperture Radar / Moving Target Indicator) son radares de apertura sintética optimizados para seguimiento de objetos en movimiento, muy eficaces en la localización, por ejemplo, de pequeñas embarcaciones incluyendo los famosos y mal llamados 'narcosubmarinos'. Embarcaciones de muy bajo perfil y difíciles de detectar.

Simulador de vuelo del MQ-9 (USAF)
Simulador de vuelo del MQ-9 (USAF)

Los sistemas AIS (Automatic Identification System) son unos equipos que llevan (o deberían llevar) todos los barcos y que van dando de forma permanente su identificación, posición, rumbo y velocidad, un sistema equivalente al transponder o transpondedor de los aviones. Por último, contará con tres estaciones de control en tierra, equipos y sistemas para la explotación de los datos obtenidos y otros sistemas de comunicaciones más recambios y material de apoyo.

Los Predator B españoles se van a denominar NR05, la N por ser tripulado remotamente, la R por su misión principal de reconocimiento y el 05 por un orden, ya que existen otros RPAS operativos en el Ejército del Aire. Por último, los ejemplares adquiridos incorporan algunas mejoras, como sistema automático para despegue y aterrizaje, sistema anticolisión en vuelo y alcance extendido.

Desarmados, de momento

El Ejército del Aire ha adquirido la versión sin armamento, ya que va dirigida a realizar misiones ISR (Intelligence, Surveillance and Reconnaissance), para lo que cuenta, como hemos visto, con un completo equipamiento de radares y sensores. Pero se han adquirido sin preparación para actuar armados.

El MQ-9 Reaper (o Predator B) tiene, como comentamos anteriormente, la posibilidad de portar armamento de diverso tipo. Esto le confiere unas capacidades que van mucho más allá de las meras de ISR. Los MQ-9 están preparados para, de una forma sencilla y con mínimas adaptaciones, portar armamento. Para ello se colocan unos soportes bajo las alas y se adapta su sistema de control para estas nuevas funcionalidades.

Armando un MQ-9 Reaper con bombas JDAM y misiles Hellfire (USAF)
Armando un MQ-9 Reaper con bombas JDAM y misiles Hellfire (USAF)

Es más, ya con la propia configuración de sistemas que lleva, el Predator B español podría ir más allá de misiones ISR ampliando sus cometidos a lo que se denomina misiones ISTAR (Intelligence, Surveillance, Target Acquisition and Reconnaissance) ya que las capacidades de adquisición y designación están incorporadas en el módulo MTS. Tampoco se ha negado que en el futuro se vayan a armar y de hecho lo normal sería hacer lo mismo que ha hecho Italia con sus Reaper, utilizarlos durante un tiempo solo en misiones de reconocimiento, adquiriendo experiencia y luego hacer las modificaciones para llevar armamento.

También es importante la decisión de adquirir un UAV de estas características en lugar de haber adquirido, por ejemplo, una versión modernizada del MQ-1 Predator, mucho más barato pero a quien el MQ-9 supera por goleada en todos los aspectos. Marruecos, por ejemplo, opera el MQ-1 Predator pero bien equipado de la mano de Estados Unidos.

Así, han adquirido un sistema completo (4 aeronaves) pero los van a dotar con el nuevo radar SeaVue XMC (SeaVue eXpanded Mission Capability), un radar fabricado por Raytheon y especializado en vigilancia marítima para detección de pequeños objetivos, entre los que podrían estar los periscopios y 'snorkel' de los submarinos. Un sistema (detalle muy importante) al que Marruecos es el primer país del mundo que Estados Unidos ha autorizado su venta.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios