15 días con el último clon de los AirPods: esto de Huawei puede salvarte la Navidad
  1. Tecnología
ESTE DISEÑO ME SUENA

15 días con el último clon de los AirPods: esto de Huawei puede salvarte la Navidad

Los Freebuds 3 tienen un inequívoco parecido con los auriculares de Apple. Algo que no les resta interés como alternativa si buscas un buen sonido y una autonomía decente

Foto: 15 días con el último clon de los AirPods: esto de Huawei puede salvarte la Navidad
15 días con el último clon de los AirPods: esto de Huawei puede salvarte la Navidad

Hace ya tiempo que Huawei consiguió quitar a sus móviles la etiqueta de que eran versiones de aquel 'smartphone' o aquel otro. Lo hicieron con colores y degradados para crear diseños singulares, funciones como la carga inversa o cámaras triples y cuádruples cofirmadas con Leica. No ocurre lo mismo, sin embargo, con todos los productos de la factoría asiática. Sus portátiles siguen teniendo un inequívoco parecido a los MacBook. Lo mismo ocurre con sus auriculares y los AirPods de Apple. Las coincidencias son más que notables. Los Freebuds 3 son un clon de uno de los productos más populares de la manzana. Pero eso no les resta interés. Son una muy buena alternativa.

Foto: 7 días con los nuevos AirPods Pro: después de mucho tiempo, Apple te va a sorprender

He pasado varias semanas con una unidad de estos auriculares. Mi experiencia ha sido buena, pero al igual que el aparato cuyo éxito intentan replicar, distan de ser perfectos. Hay cosas que gustarán más o menos. Cualquiera podría caer en el error de pensar que al tratarse de un fabricante que utiliza Android, los Freebuds son una alternativa más que válida para los que no tienen un terminal que funcione con iOS. La historia es que hay ciertas funciones que solo están disponibles si tienes un móvil Huawei con EMUI 10, como pueden ser el emparejamiento rápido o la configuración avanzada de la cancelación de ruido.

Esta decisión, la de dar un trato preferente a los dispositivos que forman parte de su ecosistema, no es algo exclusivo de esta compañía. Apple lo hace con los AirPods, OnePlus, con sus Bullet Wireless. ¿Es un drama? No. A la hora de la verdad, la experiencia central, lo de escuchar música o mantener llamadas, es más que parecida. Yo he utilizado, y no es lo habitual, los AirPods con teléfonos de Xiaomi, de Samsung o con los Pixel de Google. Aquí, más de lo mismo. ¿Algún problema mayúsculo? En absoluto. Pero conviene conocer las limitaciones.

Tu cara me suena...

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Los FreedBuds 3, unos auriculares sin ningún tipo de cable, tiene un aire inconfundible a los AirPods de a pie, no a los Pro. Imitan la fórmula del bastoncillo que asoma por la oreja. En este caso, tenemos una punta que sale ligeramente hacia arriba. Hay dos modelos disponibles. Blanco y negro. El ingrediente principal es el plástico. Un armazón de plástico que tiene un acabado 'glossy'. Para gustos, los colores. Yo agradecería un acabado mate en lugar de este brillante. Es un diseño que no llama la atención para bien o para mal. No tienen aspecto prémium y tampoco innovador. Lo que han hecho, básicamente, es coger un diseño que funciona, adaptarlo y poco más.

Lo que han hecho es coger un diseño que funciona y retocarlo ligeramente. El parecido es innegable

En esta ocasión han rediseñado la parte que se inserta en la oreja. Lo han hecho más estrecho y ligeramente más achatado que la anterior generación. Es cómodo de fijar en las orejas, se agarra bastante bien y resiste los movimientos que se producen al hacer ejercicio como pueden ser los que se producen al hacer 'running'. A diferencia de los AirPods Pro, los Buds de Samsung o los Momentum True Wireless de Sennheimer no tienen almohadillas. Personalmente no me desagrada contar con esas piezas, pero esto es como lo de la tortilla con cebolla o sin cebolla, un debate de los que se inclinan por una o por otra posición.

Hay gente que directamente le resulta aberrante y muy molesto. Al renunciar a tener gomas de diferentes se renuncia a tener diferentes grados de ajuste. Con este FreeBuds 3 he podido salir a correr o hacer ejercicio en las máquinas del gimnasio sin que se caigan. Una buena noticia si estás pensando en hacer deporte con ellos, cuentan con protección IPX4 al agua y al sudor, la misma que los AirPods Pro. "Pero si yo con mis AirPods de siempre corro y voy al gimnasio sin problemas". Efectivamente, puedes hacer deporte aunque no tenga esta certificación. Pero esta resistencia ayudará a la durabilidad.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Sin embargo, en varias ocasiones me he llevado la mano a la oreja el auricular como si no dejase de sentirlo flojo. Sobre el diseño, poco más que decir. Son ligeros. Su caja, de tamaño circular, también. Se puede llevar cómodamente en el bolsillo de un vaquero. Cuenta con dos leds, uno en el exterior y otro en el interior, para comprobar el nivel de carga. El estuche, que tiene puerto USB tipo C, también se puede recargar de manera inalámbricamente.

El aspecto y la comodidad importante pero lo central en un aparato como los FreeBuds 3 es el sonido. Podía entrar en los vericuetos técnicos, pero es mejor mencionar directamente que el apartado acústico es bueno.

Tanto en música como con la voz de los 'podcasts'. Reproduce bastante bien detalles y matices que no he observado en otros auriculares de este estilo. Quizás donde más margen de mejora hay es en los bajos y sonidos más graves. Suele ser un defecto habitual del formato compacto, pero hay algunos competidores que le superan ligeramente.

'Tamización' de ruido activa

Aquí entra en juego también la cancelación de ruido activa. Son los primeros que incorporan esta tecnología y un diseño abierto como este. En este caso no llega a los límites que llegan competidores como Sony o Apple (en los AirPods Pro). Más que cancelar el ruido, lo tamiza. Es decir, si vas en el autobús o estás en una cafetería se colarán en tu oído cosas del mundo exterior y seguirás teniendo conversaciones de fondo pero podrás disfrutar del sonido con detalles que de otra manera no. Pero no vas a lograr quedarte aislado como con otros modelos. La cancelación de ruido, por cierto, se activa dando dos toques en cada auricular.

Con las llamadas también rinde a un nivel alto. Se escuchan claramente las voces y mis interlocutores no se han quejado en ningún momento de que no se me escuchaba bien. En este caso, desde Huawei dicen que han incorporado un sensor que detecta los movimientos óseos y eso ayuda a distinguir la voz.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

La autonomía que prometen es de cuatro hora por carga. El estuche te da para otras 20 adicionales. Es una buena duración, aunque está ligeramente por detrás de los AirPods, que prometen cinco y 24, respectivamente. Es muy difícil calcular milimétricamente el tiempo exacto antes. Yo, con un uso intenso y haciendo uso del 'noise cancelling', he necesitado cargarlo dos veces por semana.

La carga rápida es una maravilla. En 30 minutos, tienes tres cuartas partes de la autonomía

Un detalle importante. La carga rápida. Si optas por el cable, en media hora, tendrás casi tres cuartas partes de la batería a tope. Si utilizas una base inalámbrica, en ese tiempo aproximadamente te dará un tercio. Esto es de agradecer. Muchas veces uno se da cuenta que no le queda autonomía poco antes de salir de casa y con unos minutos te da para un buen rato.

La conexión con el teléfono es muy sencilla. Si lo quieres utilizar con un iPhone o un iPad basta con que aprietes el botón lateral y abras la tapa y escojas en el menú de 'bluetooth' la opción correcta. Pero ahí se acaba la relación. No podrás acceder a las funciones que podrías con un Android y menos aún con un Huawei.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

En el caso de un terminal con EMUI 10, la última versión de la capa de personalización, gozarás de emparejamiento rápido pero también de un sistema de trasmisión que ahorra energía al enviar la parte de la señal que corresponde a cada auricular. Tengas el Android que tengas (un Xiaomi, un Samsung o un Huawei), lo mejor es que te bajes la 'app' de control, no disponible en iOS.

¿Merecen la pena?

Te permitirá consultar el nivel de batería y otras acciones complementarias pero lo más interesante es poder ajustar el nivel de cancelación de ruido. No va a hacer milagros, que da para lo que da, pero a más de uno le gustará poder adaptarlo según el entorno. Sobre la conectividad 'bluetooth' (5.1) decir que es muy estable, apenas he tenido cortes y que el retardo, aunque lo hay, es bastante difícil de percibir. Personalmente cuando lo he apreciado más ha sido a la hora de reproducir vídeos y no tanto en el audio. En general, tanto en el procesamiento del sonido como en la latencia, se nota la buena del Kirin A1, el chip con el que han equipado a estos auriculares.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

¿Merecen la pena estos FreeBuds 3? Si tienes un Android o un Huawei, son una magnífica opción, sabiendo que tendrás tirar de la aplicación para exprimir al máximo sus funciones. Cuestan 179 euros, lo que les colocan en la misma franja que los AirPods estándar. Por ese precio, ofrecen un buen sonido con una cancelación de ruido activa que, aunque no llega al nivel destacado de los AirPods Pro o los 'in-ear' de Sony, también ayuda a disfrutar más del sonido. La autonomía, sin ser puntera, está a un muy buen nivel y la carga rápida es digna de subrayar.

Huawei AirPods Móviles chinos Auriculares Xiaomi IOS
El redactor recomienda