EN EL MARCO DE LA COP25

Estas tecnologías reducen un 10% las emisiones del avión y un 25% las del tren

Indra y su filial Minsait reivindican el papel de innovación en el reto climático con soluciones y productos que contribuyen a la descarbonización y a lograr una economía más verde

Foto:

Cada vez son más las empresas comprometidas con un desarrollo sostenible. Y es que ya no solo se trata de que los ciudadanos pongamos nuestro grano de arena para dejar un planeta más habitable, sino también de que las grandes compañías están poniendo de su parte en esta lucha.

Hay varios sectores en los que esta batalla es especialmente importante, ya que tradicionalmente han acumulado un mayor peso en la producción, por ejemplo, de emisiones de CO2. Es por eso que, con el paso de los años, han ido surgiendo diversas tecnologías que acuden en ayuda de estos núcleos industriales para que sean más eficientes.

Transporte contra el cambio climático

El sector del transporte a nivel mundial tiene un reto por delante: reducir sus volúmenes de emisiones de gases de efecto invernadero. Si nos fijamos en España, por ejemplo, veremos que las emisiones bajaron durante la crisis, pero la recuperación económica ha vuelto a elevarlas, según Eurostat.

Dentro de los métodos de transporte, hay uno que acapara todas las miradas: el aéreo. Tal y como de nuevo refleja Eurostat, la aviación en España está aumentando sus emisiones de manera constante.

Ante este reto, hay ejemplos de empresas que están ayudando al sector. Un ejemplo de ello es Indra, que cuenta con diversos proyectos europeos de observación de la Tierra, gestión de la información geoespacial y monitorización climática y medioambiental. Esto facilita la detección de cambios y riesgos en el entorno, mejora la prevención y la toma de decisiones, propone una respuesta coordinada ante fenómenos naturales extremos y desastres climáticos y ayuda en la gestión de emergencias. La tecnología ya ha sido aplicada en proyectos en Europa, América, Asia y África.

A día de hoy, de hecho, el 85% de los pasajeros a nivel mundial vuela con tecnología de la compañía, que es socia del programa Sesar de creación del cielo único europeo, que trabaja para reducir las emisiones por vuelo un 10% optimizando las rutas de tráfico aéreo.

El 'big data' y la inteligencia artificial reducen entre un 15% y un 25% las emisiones contaminantes

En cuanto a los desplazamientos en ferrocarril, hasta ahora la tecnología de la empresa española ha reducido entre un 15% y un 25% las emisiones contaminantes mensuales, aplicando 'big data' e inteligencia artificial, además de reducir en un 100% el papel utilizado en las gestiones portuarias merced a la tecnología de ventanilla única.

También evita un volumen de emisiones en el transporte a través de unos simuladores que hacen posible que pilotos y conductores se entrenen sin apenas impacto ambiental negativo. El uso de estos simuladores FFS contribuye a una mejora ambiental superior a las 500.000 toneladas de CO2 al año. En cuanto a los de conducción, por ejemplo, los cuatro simuladores de Indra en la EMT de Madrid suponen un ahorro de más de 100 toneladas de CO2 al año en el cielo de la capital.

'Smart cities’ y sostenibilidad ambiental

Las llamadas ciudades inteligentes están llamadas a ocupar un papel protagonista en el desarrollo urbanístico de todos los países desarrollados. Según un informe de la European Telecommunications Network Operations' Association, serán varios los sectores de actividad que acaparen las inversiones en las ‘smart cities’ para 2025. Y entre ellos destaca, muy por encima de los demás, el energético.

En este sentido, Minsait, la compañía de Indra que engloba todos sus negocios de tecnologías de la información y transformación digital, cuenta con una tecnología con la que ha conseguido disminuir más del 35% el consumo de agua para riego o el 45% del consumo energético de alumbrado y edificios públicos a través del uso de sensores y del análisis de información en tiempo real.

Esta filosofía de economía circular también está presente en otro proyecto innovador de Minsait, Smart Waste. Desarrollado en España en colaboración con Ecoembes, aspira a convertirse en una referencia a nivel europeo en materia de gestión inteligente de residuos. Además, la filial de Indra también actúa en la detección temprana de vertidos de hidrocarburos o el consumo eficiente de recursos naturales. En este sentido, su tecnología está integrada en sistemas de gestión en países de todo el mundo, lo que hace posible, por ejemplo, que más de 50 millones de personas tengan acceso a agua potable cada día.

La tecnología de Minsait ha conseguido disminuir más del 35% el consumo de agua para riego o el 45% del consumo energético de alumbrado

En lo que se refiere a la protección de los recursos naturales, Indra cuenta con soluciones para una detección temprana de los incendios forestales, lo que reduce un 40% el número de incendios y un 30% el área media quemada. También dispone de sistemas para prevenir y minimizar los daños provocados por avenidas y sequías, la gestión de recursos hídricos e hidráulicos y el estudio medioambiental de ecosistemas complejos, como el delta del Ebro. También trabaja para incorporar los drones a funciones de vigilancia y protección medioambiental en tareas como la detección de vertidos o la extinción de incendios.

Todo ello en línea con el objetivo de ofrecer servicios alineados con la descarbonización de la economía, la transición a la economía verde y la eficiencia energética. Por ejemplo, han logrado reducir un 20% las pérdidas de energía en la red de distribución, así como reducir los costes y mejorar la fiabilidad del sistema eléctrico.

Satélite Sentinel para protección frente a desastres naturales.
Satélite Sentinel para protección frente a desastres naturales.

Reducción de emisiones a nivel interno

En su perspectiva interna, Indra cuenta con políticas corporativas que buscan un uso sostenible de los recursos, mejorando la eficiencia energética en los centros de trabajo y centros de proceso de datos, apostando por energías renovables y reduciendo las emisiones de CO2.

También promueve una cultura de responsabilidad medioambiental entre sus profesionales y sus grupos de interés, con diferentes campañas de sensibilización e incluyendo, por ejemplo, el voluntariado medioambiental como una de sus tres líneas de actuación en este ámbito.

En los últimos cinco años, Indra ha logrado reducir en un 70% las emisiones por empleado

La compañía está minimizando su impacto para acercarse a su objetivo de alcanzar una reducción total del 75% de las emisiones en 2030, en línea con los objetivos de reducción de emisiones de la Agenda Internacional. En los últimos cinco años, ha logrado reducir en un 70% las emisiones por empleado. En cuanto al uso de energía renovable, en 2018 ha superado el 70% en España y globalmente ha alcanzado el 56%.

Por otro lado, la empresa española lleva 14 años consecutivos en el Índice Dow Jones de Sostenibilidad (DJSI) y los cuatro últimos en el Índice FTSE4Good. Así mismo, forma parte del Carbon Disclosure Project (CDP), que evalúa la sostenibilidad ambiental y tiene como objetivo impulsar medidas para evitar el cambio climático.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios