La razón por la que Google, Apple, Amazon y ahora Orange también quieren ser tu banco
  1. Tecnología
¿UN PRÉSTAMO DE TU OPERADOR?

La razón por la que Google, Apple, Amazon y ahora Orange también quieren ser tu banco

Que una tecnológica ofrezca la posibilidad de crearse una cuenta corriente no es una idea nueva. En China, llevan años haciéndolo. Su ventaja, los datos y menores costes que la banca tradicional

Foto: La razón por la que Google, Apple, Amazon y ahora Orange también quieren ser tu banco
La razón por la que Google, Apple, Amazon y ahora Orange también quieren ser tu banco

Quizás el próximo paquete convergente que contrates con tu operador tenga la conexión de fibra para casa, el paquete de televisión con partidos de Liga y Champions, minutos y gigas a porrón para el móvil y un crédito al consumo. Al menos, si eres cliente de Orange. Y es que la tercera operadora del mercado patrio ha mostrado este lunes el último de sus tentáculos: el financiero. La compañía de origen galo ha empezado a operar con su propia entidad bancaria en España, tras dos años de experiencia en Francia.

Foto: Orange Bank llega a España con el objetivo de alcanzar 1 millón de clientes en 10 años

Aunque algunos de sus competidores ya habían hecho algún pinito en este sentido, la multinacional gala es la primera en dar un paso de este tamaño. Es más, se pone en el pelotón de cabeza de tecnológicas que dan un golpe de pedal. Un pelotón que cuenta con nombres como Google, Facebook, Apple, Uber o Amazon, que han lanzado productos o han anunciado planes para hacerlo.

¿Cómo es el banco de una teleco?

Hay una diferencia importante de Orange Bank con las ofertas de financiación que en España han ofrecido firmas como Telefónica. Este nuevo banco, que funcionará principalmente a través del móvil, no es fruto de ningún matrimonio entre la operadora y un socio bancario. Para entender el origen de esta unidad de negocio hay que remontarse a 2016, cuando adquiere una participación mayoritaria, del 65%, de Groupama Bank, que sirve como base para levantar esta división. La firma francesa cuenta con la licencia del Banco de España y el capital que gestionará para los créditos que concederá es propio.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Aunque en un futuro estará disponible para el público general, en esta primera fase solo lo está para clientes de la operadora, que recibirán un descuento de 30 euros en su primera factura tras abrir la cuenta corriente. Una cuenta que vendrá con IBAN nacional, tarjeta de débito, entre otras cosas, y un beneficio del 1% TIN para depósitos de hasta 20.000 euros. Los préstamos al consumo, que tendrán una horquilla de interés en función del 'rating' de cada cliente, serán de hasta 10.000 euros. Por el momento, son los únicos productos bancarios que lanzarán, aunque no descartan aumentarlos en los próximos meses. Es más, en el país vecino, ya ofrecen hipotecas.

"Ahí, en los créditos hipotecarios, es donde la banca realmente hace dinero", explican fuentes del sector. "Hasta que se metan también en esa materia, consiguen dos cosas: sacar capital para financiar operaciones a un interés bajo y controlando el riesgo, así como fidelizar al cliente", añaden.

Homegeneización y diversificación

La llegada de Orange Bank se produce en un escenario de márgenes contraídos en el sector bancario que, según Narciso Perales, el 'mandamás' de esta nueva entidad, se debe a los bajos intereses, "a los altos costes fijos", "lo rígido de sus plataformas tecnológicas", así como a las maniobras para no canibalizar las fuentes de rentabilidad. Por otra parte, Perales defiende que no son un neobanco al uso, porque no ofrecen soluciones de nicho y tienen bien definido su negocio. Además, no enfrentan los problemas de captación de las conocidas como 'fintech' porque son "una marca reconocida" y se apoyarán en los locales propios y de franquiciados.

Foto: Pexels.
Foto: Pexels.

Este movimiento se enmarca en una progresiva diversificación del sector de las telecomunicaciones para generar nuevas vías de negocio y explotación, debido a la homogeneización del mercado de telefonía e internet, donde prácticamente todos los actores manejan los mismos productos. "En este marco de necesidad de diferenciación consiguen fidelizar la base de clientes. Ahora solo puedes acceder si estás dado de alta como cliente de Orange. El día de mañana, cuando se abra a clientes de otros operadores, si no estás con ellos o te das de baja, perderás condiciones preferentes", explican fuentes conocedoras de la industria, que ven esta oferta con más posibilidades entre el público joven que de mayor edad.

Foto: Llega la primera tarifa todo en uno de fibra, móvil, luz y gas. ¿Te vas a ahorrar dinero?

El primer paso de la industria fueron los contenidos audiovisuales. En el caso de Orange, ha puesto en marcha servicios de teleasistencia, de soluciones de seguridad conectada, financieros, y está en pruebas de concepto para ofrecer seguros y servicios de energía. Esto no es totalmente nuevo, porque hace unos meses The Phone House ya presentó una primera tarifa de internet, móvil, luz y gas. "Por encima de lo anteriormente comentado, está el acceso a información financiera. Son datos super valiosos sea cual sea la industria, ya que si los cruzas con otros puedes obtener perfiles muy definidos".

La ventaja de las 'big tech'

"Se van a encontrar con un negocio que tiene un grave problema de rentabilidad por la curva de tipos negativos", explica Fernando Rojas, analista de IFA. "Sin embargo, una iniciativa como esta tiene una ventaja frente a la banca tradicional: no tiene tantos costes operativos fijos y tiene mucho más avanzado el proceso de digitalización, que es en realidad lo que está evitando las barreras de entrada existentes hasta el momento", añade este experto. En otras palabras, no tienen que montar una red de sucursales y mantenerlas.

Rojas destaca también la ventaja de contar con una marca ya reconocida por los usuarios. Sin embargo, dice que eso no es suficiente para atraer la base de clientela. "Por eso han tenido que optar por el 1% TIN para los depósitos, porque es algo bastante atractivo", añade.

El CEO de Google, Sundar Pichai. (Reuters)
El CEO de Google, Sundar Pichai. (Reuters)

El movimiento de Orange no es único. Ni mucho menos. Google, por ejemplo, ha dado muchos titulares en este sentido a lo largo de este curso. El gigante de Silicon Valley cuenta ya con la bendición de los reguladores de dos países europeos para operar como banco digital, algo que podría empezar a hacer muy pronto a través de cuentas corrientes. Una de estas instituciones es el banco central irlandés. El otro es el banco central de Lituania, quien dio luz verde. Se trata de una institución a la que varias 'fintech', entre ellas la española Verse, han recurrido para obtener dicha licencia.

Es un permiso limitado que no permite operar al cien por cien, así que para sacar adelante su proyecto Cache —con el que ofrecerán esas cuentas bancarias— se ha asociado con Citybank y la Stanford Federal Credit Union. Amazon, que ya financia compras al 0% en EEUU, ofrece una tarjeta de crédito para sus clientes 'prime', en colaboración con Bank Of America.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

"La entrada de estas grandes compañías tecnológicas deja en evidencia que el modelo tradicional de hacer banca está obsoleto", afirma Francisco Sierra, director general de N26 en España, uno de los neobancos que han apostado por la banca móvil. "La gran banca aún tiene que llevar a cabo esa transformación digital. No es sostenible, dados los bajos tipos de interés, un modelo basado en un gran número de sucursales. A esto hay que sumar los gastos de esa transformación", explica.

Esa es la puerta, según Sierra, que están aprovechando los grandes gigantes para entrar en la banca móvil, una buena noticia, en su opinión, porque "refuerza el enorme potencial de esta industria". Este directivo, sin embargo, marca diferencias entre estas iniciativas empresariales y la suya, que se basa en la licencia global otorgada en el mercado alemán. Entre otras, hace alusión a su política de datos personales, que nunca son objeto de negocios con terceros.

¿Una hipoteca de Amazon?

"Con Orange, habrá que esperar para ver si hace como en Francia y ofrece hipótecas, pero no veo a Amazon, Google y otras 'big tech' yendo a estos productos. Son productos muy apalancados. Les encajan mejor los créditos al consumo", añade Fernando Rojas. "Si quieres meterte en lo hipotecario, necesitas demostrar una gran capacidad de atraer nóminas a estos servicios".

"Es interesante desde el punto de vista de negocio, porque el bancario es un negocio que ofrece márgenes brutos más altos que la banca tradicional, porque no incurre en los mismos costes fijos. Y a los bancos tradicionales les puede costar mucho entrar en esa carrera de costes", explica François Derbaix, cofundador y coCEO de Indexa Capital. Recuerda que el caso de Orange en España es único, pero no en el mundo. Habla de M-Pesa, una teleco de Kenia que ha acabado operando como banco con licencia propia. "Allí, los habitantes están infrabancarizados, es decir, muy pocos tienen cuentas corrientes o tarjetas de crédito. Esta firma aprovechó la telefonía móvil para crear un sistema de pagos móviles y acabó ocupando ese lugar".

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Derbaix ve lógicas las asociaciones con bancos y entidades que ya tienen licencia, como método de empezar en este mercado. "Es una manera rápida de entrar al negocio. No hay que olvidar que es un sector ampliamente regulado. En el pasado, no fueron pocos los que lo intentaron y no lo lograron al toparse con el escrutinio de las autoridades", recuerda. Que Google se alíe con Citibank, Facebook con PayPal o Stripe o Apple con Goldman Sachs les da margen para poner un pie aquí de manera rápida sin enfrentarse a un proceso burocrático y legal que puede dilatarse o complicarse si intentan hacerlo de cero. "Creo que al final Google, Netflix o cualquier otro tendrán una licencia bancaria. Hay barreras de entrada, pero cuando se superan tienes un gran negocio por delante".

"La relación entre un operador y un cliente no es tan distinta, aunque hay matices, de la de un banco"

"La relación entre una operadora y un cliente no es tan diferente de la de un banco, aunque haya matices. Es una relación directa, de confianza. Se envía facturación, información de impagos, tiene datos financieros...", resume Bernardo Hernández, CEO y fundador de Verse. "En países como Lituania, donde hemos conseguido la licencia, los operadores ya han creado sistemas de pago con cargo a la factura y otras operaciones de monedero digital que antes solo estaban al alcance de los bancos o de empresas muy grandes como El Corte Inglés o Repsol", explica el directivo.

Una 'tradición' en China

Lei Jun, CEO de Xiaomi. (Reuters)
Lei Jun, CEO de Xiaomi. (Reuters)

Pero antes que Google, Facebook o Amazon ya había otros que se lanzaron a esta aventura. No fueron las tecnológicas occidentales las primeras en mover pieza. Hay que volver la vista hacia China para ver cómo la industria tecnológica se ha metido en el mercadeo de productos más propios de los bancos.

Desde Alibaba y su filial financiera Ant Financial hasta WeChat, la aplicación de mensajería, que permite tener un código QR vinculado que sirva para hacer pagos móviles. Xiaomi, uno de los fabricantes de móviles de mayor crecimiento, tiene una aplicación a través de la que ofrece créditos rápidos (una vez los preconcede), seguros e incluso fondos de inversión a través de un sistema de "gestión de riesgos y evaluación crediticia altamente personalizada", como informaron antes de salir a bolsa. Hay que recordar que esta empresa prometió no ganar nunca más de un 5% del precio de un 'smartphone'. Insisten en que sus dispositivos son una forma de crear base de usuarios para desarrollar otras vías de ingresos como los servicios de internet.

Foto: Probamos Didi, el gigante chino que se ha comido a Uber en medio mundo

Didi, el Uber chino, también ofrece préstamos con interés diario o anual, algo con lo que ha encontrado un escape ante los problemas y contratiempos de su principal negocio, el transporte de pasajeros. Un negocio que le permitió acceder a muchísimos aspectos, como el lugar de trabajo, de residencia o forma de moverse. Tencent, el gigante de los juegos móviles, o el buscador Baidu son otros de los que han creado negocios de este tipo para explotar la ingente cantidad de datos que tienen de su masa de usuarios de manera rápida y directa. "En el futuro, cualquier empresa con cierta entidad será un banco", concluye Bernardo Hernández.

Orange Amazon Apple Google
El redactor recomienda