El peligro de la viralidad está de vuelta

Sexo, extremismo y muertes falsas: cómo Google está inundando de basura tu móvil

El último invento de la gran G, Google Discover, busca recomendarte el mejor contenido de la red para ti, pero los fallos de su algoritmo están impulsando publicaciones sensacionalistas y extremistas

Foto: Algunas de las noticias que aparecen en Google Discover. (Montaje: EC)
Algunas de las noticias que aparecen en Google Discover. (Montaje: EC)

'"Ingresa de urgencia". Maria Teresa Campos, Carmen Borrego y Terelu, en shock'. Sí, puede que no entiendas nada de este titular, y más cuando sepas que ninguna de las tres personas citadas está ingresada en Urgencias, pero es el que lleva una de las últimas noticias que el polémico 'DiarioGol' ha conseguido convertir en viral gracias a Google. Este medio, conocido en los últimos tiempos por conseguir que incluso algún presentador haya tenido que parar su programa por uno de sus titulares, es el ejemplo perfecto del poder y el peligro de una herramienta que lleva la firma de la gran G y cuyo nombre quizá no te suene pero que está marcando la actualidad de millones de usuarios con tanto éxito como oscurantismo: Google Discover.

Con la idea de optimizar sus servicios de noticias, su buscador y ofrecer más servicios a sus usuarios, Google lanzó hace alrededor de un año, y sin hacer mucho ruido, una actualización de su servicio Google Now y Google Feed que acabó desembocando en el citado Discover. La idea era sacar un nuevo producto accesorio al buscador que permitiese servir a los usuarios ya registrados en Google enlaces a espacios que les interesaban o les eran útiles así como a noticias relevantes para ellos según su historial y los datos que la gran G recopila. ¿El problema? Que el algoritmo diseñado para este cometido ha acabado por impulsar como nunca antes a medios y webs de dudosa reputación, sensacionalistas, extremistas o directamente de 'fake news'.

Entre las noticias recomendadas que aparecen según entras en la página de Google desde tu móvil y las alertas que manda el propio sistema aparecen medios como DiarioGol, pero también otros como Caso Aislado, Actuall, Periodista Digital, Dgital Sevilla, Hispanidad, El Correo de Madrid o La Tribuna de España. Sitios acusados de dar información sesgada o directamente falsa y que han encontrado en este espacio de Google un altavoz espectacular. Por mucho que cures tu 'feed' o intentes borrar tu historial y tus datos de Google, estos medios pueden seguir apareciendo, u otros similares.

Porque ese es el otro problema: no solo es que Google potencie estas noticias, es que su éxito es espectacular y sigue creciendo. La compañía no da, de momento, cifras sobre la cantidad de gente que utiliza este servicio, pero tanto los comentarios en las redes sociales como los datos que empiezan a registrar algunos medios (el propio El Confidencial ha notado un crecimiento muy claro de Discover en los últimos meses) o el éxito de páginas como las comentadas dan una idea de su alcance. Y no solo en nuestro país, fuera ya se habla de que grandes medios como Vogue atraen más tráfico gracias a Discover que al buscador de Google, y las polémicas también se generalizan.

En Estados Unidos se ha acusado a Google de fomentar, gracias a Discover, el negacionismo climático y en Brasil de aupar a medios de noticias falsas. Pero, teniendo una herramienta tan potente y con ese éxito, ¿por qué tienen estos fallos y no son capaces de controlar lo que recomiendan como sí hacen otros como Samsung Update o Flipboard? Las razones son variadas y responden a distintas decisiones de la empresa, recordando a casos no tan lejanos.

Los clicks y la sombra de Facebook (y YouTube)

Preguntados por este periódico, desde Google no dan muchos detalles sobre Discover, sobre su éxito o su algoritmo, pero sí dejan claro que luchan cada día contra las 'fake news' en todos sus espacios. "Discover está diseñado para ofrecer al usuario una amplia gama de perspectivas sobre temas que están ocurriendo y sobre aquellos que son de su interés. El usuario puede decidir, en cualquier momento, sobre qué tipo de contenido quiere tener más o menos información. Estamos comprometidos en ofrecer una buena experiencia y ya hemos implementado mejoras para incrementar el contenido de alta calidad y reducir aquel que no lo sea como, por ejemplo, el clickbait. Continuaremos trabajando para mejorar la experiencia".

En su posición ya dan algunas pinceladas sobre los problemas de este servicio, pero consultamos a distintos especialistas en SEO para conocer más detalles. "Todavía es una herramienta muy nueva y todos los que nos dedicamos a esto estamos descubriéndola, pero creo que el mayor problema está en el CTR", explica a Teknautas el especialista en SEO y dueño del proyecto Campamento Web, Emilio García.

Así se ve Discover en tu móvil. (Foto: Google)
Así se ve Discover en tu móvil. (Foto: Google)

Según asegura este experto, y otros como Jesús Porras, Google no ha dado nada de información sobre cómo funciona Discover, pero todo apunta a que la primera razón de estos fallos y el principal problema viene de un concepto que la herramienta toma como máximo: el 'Click Through Rate' (Ratio de clicks). Es decir, el algoritmo utiliza como medidor principal para sus recomendaciones el número de clicks recibidos por un artículo en relación con la cantidad de gente que a la que se le ha servido.

"Ellos testan las noticias entre miles de usuarios, cogen las que más éxito tienen y las envían a más y más usuarios consiguiendo que se viralicen. Obviamente, si no hay filtro, las que más éxito tendrán serán las más sensacionalistas, exageradas o falsas. No es malo que se mire el CTR para buscar relevancia, el problema es que tienes que saber que estos fallos pueden aparecer y actuar en consecuencia", apunta García. "Es obvio que el algoritmo está aprendiendo y que todavía está muy verde a la hora de seleccionar contenidos y personalizarlos, pero eso no es excusa".

Esto mismo opina Esteve Castells, también especializado en SEO y que ha escrito una de las primeras guías de Discover en español. Eso sí, Castells añade alguna razón extra: "Yo creo que el uso del CTR también responde a una intención de posicionamiento. Le están robando el puesto a Facebook como lugar al que acudir a leer noticias y otros contenidos y para conseguirlo necesitan ofrecer lo más atractivo que tengan y enganchar al usuario. Si a eso le añades la idea de que Google es una compañía de ingenieros y que quieren curar y optimizar todo con algoritmos evitando meter a personas detrás, pues tienes el cóctel perfecto".

La relación con Facebook no es casual, y es que el problema que tiene la compañía de Mountain View con las fake news se asemeja, y mucho, al que tuvo hace unos años la plataforma de Mark Zuckerberg y que les obligó a casi quitar de los muros las noticias y a meter a miles de humanos a controlar sus recomendaciones. Facebook perdió un puesto que era hegemónico y que atraía a anunciantes y medios sin parar por estas, y otras, polémicas y ahora Google quiere coger el relevo. "Google sabe todo de ti, salvo la parte más social, y con Discover pueden conseguirlo. Si consiguen que la gente lo utilice de forma continuada sabrán qué lees, qué intereses tienes, qué compartes o qué odias. Y todo sin necesidad de montar otra red social al uso".

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Lejos de su pelea con Facebook, y más cerca de la gran G, hay otras sombras que persiguen a Discover, como la de YouTube (propiedad de Google), que sufre desde hace años un problema en su motor de recomendaciones que tiene ciertas semejanzas. En ambos casos el usuario puede elegir que contenidos ver, pero la falta de transparencia, los pocos conocimientos generales y la apuesta por el click sin filtro hace que sea facilísimo acabar en contenidos extremistas o falsos que te mantienen enganchado a la pantalla.

En YouTube, como han demostrado varios estudios, tras un tiempo de recomendaciones personalizadas, puedes acabar en una espiral tóxica de vídeos extremistas o pseudocientíficos pensados para que sigas viendo más y más clips. Y en Discover puede pasarte lo mismo. Incluso si borras todos tus intereses y tu historial, Discover te recomienda desde el principio contenido sensacionalista para que te vuelvas a enganchar.

El usuario puede filtrar las fuentes de donde viene el contenido e incluso decir qué temas no le interesan, pero claro debe tener ciertos conocimientos de la herramienta. "No es algo sencillo y no todo el mundo tiene por qué saber ni cómo quitar estos medios ni que son páginas sospechosas pues te las está recomendando Google. Además, puedes borrar una fuente y que te aparezca otra igual de dudosa", apunta Castells. Tanto es así que Discover solo funciona si estás 'logueado' en tu cuenta de Google y cambia una fuente o noticia por otra instantáneamente para que nunca dejes el 'feed'. Aunque es un servicio personalizado, viene limitado por la plataforma.

Google, por ahora ya ha anunciado que va a optimizar sus herramientas para fomentar el contenido original y evitar la propagación de 'fake news'. Incluso se han reunido con el ministro español de Ciencia y Universidades, Pedro Duque, para ver cómo afrontar estos problemas, pero se ven pocas mejoras, como ha podido comprobar este periódico. "Otro asunto importante es que nadie sabe a ciencia cierta qué datos usa Google para las recomendaciones. Se dice que el algoritmo es diferente al de 'Search' y que usa más información de Gmail y aprovecha la geolocalización, pero no hay nada seguro", recuerda Castells.

La gasolina (y burbuja) de los medios online

A todo esto hay que sumarle algo que Google conoce muy bien y que también vivió Facebook: estas herramientas son gasolina para el motor de los medios online. Como comentábamos al principio, hay medios que ya ven cómo el tráfico de Google Discover es más alto que el de Search e incluso hay quien habla de que incluso esta cifra llega al 80% vs 20% a favor de Discover, y para unas webs que viven casi al 100% del tráfico esto es algo espectacular. Una nueva fuente para mejorar los datos de medios y que al no tener casi filtros puede incluso ayudar a los más pequeños... ¿Cuál es el problema? Pues que todos quieren pelear por exprimir al máximo este espacio y juegan al límite para conseguirlo.

A pesar de que como comentan los expertos consultados, poco se sabe de cómo funciona este 'feed' de noticias, ya hay cabeceras que se están lanzando de lleno para capitalizar al máximo su éxito. Tenemos el caso de DiarioGol o de Periodista Digital, pero los grandes también entran en esta guerra sin cuartel. "De momento Google no da ninguna directriz para aparecer en Discover. Al igual que sí que tenemos multitud de normas para posicionar en las búsquedas, aquí es todo nuevo. Por ahora solo se sabe que ayuda tener versión AMP y poner fotos que tengan, como mínimo, un tamaño de 1.200 píxeles de ancho. Eso hace que vayamos al prueba y error", explica Emilio García.

Evolución del tráfico web de El Correo de Madrid, según SimilarWeb. El 35% viene de Google.
Evolución del tráfico web de El Correo de Madrid, según SimilarWeb. El 35% viene de Google.

La evolución del tráfico de DiarioGol, según los datos de SimilarWeb. Más del 80% de su tráfico viene de Google
La evolución del tráfico de DiarioGol, según los datos de SimilarWeb. Más del 80% de su tráfico viene de Google

Nadie ha llegado al nivel de DiarioGol, pero ya hay quien teme que ocurra un caso similar al de Facebook. Tras el 'boom' de tráfico de la red social, decenas de medios centraron todos sus esfuerzos en esa fuente y algunos se vieron obligados a decir adiós cuando el grifo se cerró, y ahora incluso expertos de Google como Gary Illyes están pidiendo prudencia y moderación a la hora de lanzarse a Discover. "Solo espero que las personas se den cuenta de que esto puede desaparecer de la noche a la mañana y que no construyan todo su modelo de negocio alrededor", aseguraba Illyes a través de su cuenta de Twitter.

Los expertos consultados por este periódico son optimistas y no creen que Google sufra un pinchazo como el de Facebook, pero sí dejan claro que la compañía tendrá que ponerse las pilas y tomar medidas claras si quiere echar de sus recomendaciones las noticias sensacionalistas o los medios más polémicos y no perder su buena imagen. "Tendrán que empezar a crear 'blacklists' de webs o usar sistemas similares para curar el contenido si además no quieren meter gente tras la selección de artículos. Sino les va a ser imposible gestionar todo".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios