NUEVAS PROPUESTAS

Huawei, Realme, Honor y Motorola: cuatro 'smartphones' para hacer sombra a Xiaomi

Nova 5T, Realme X2 Pro, Honor 9X y el Moto G8 Plus. Estos terminales buscan hacer carrera en un terreno cada vez más copado por el fabricante responsable del Mi 9 T o el Redmi 8 Pro

Foto: Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

La mayor parte de los móviles que en España se venden rondan los 200 o 300 euros. Hay quien se estira hasta los 400 o 500. A partir de ahí la cifra se va reduciendo notablemente. Hay una marca que se ha hecho especialmente fuerte en ese terreno que llaman gama media: Xiaomi. El fabricante chino, que pretende ser número uno en el mercado patrio en un plazo de tres a cinco años, ha conseguido ser la respuesta comodín cuando hablamos de precios y presupuestos justos.

Siempre tiene un modelo -incluso dos- que se acerca mucho a la cifra que manejas y con características bastante atípicas de esos precios. Dos ejemplos son el Redmi Note 8 Pro o el Mi 9T (y su variante superior identificada también con el apellido Pro). Dos 'smartphones' que llegan con la etiqueta de chollazo.

Aunque a veces lo parezca, no todo lo barato es Xiaomi. En las últimas semanas hemos visto como varios de sus compatriotas han traído propuestas muy similares a algunos de los pesos pesados de la marca china. Desde Realme, la última marca en desembarcar y su X2 Pro; hasta Huawei y su Nova 5T (este sí que viene con los servicios de Google) o el G8 Plus de Motorola, ahora en manos de Lenovo. También se ha colado en este ranking, que hemos actualizado recientemente, el Honor 9X, una propuesta de la marca blanca de Huawei.

En las últimas semanas he tenido la oportunidad de probar estos terminales que pueden ser una interesante alternativa si manejas un presupuesto de 300 o 400 euros y quieres un móvil asequible que haga más o menos de todo, sin granes renuncias y Xiaomi no te convence.

Realme X2Pro:

Diseño:

Está rematado en cristal templado, ligeramente curvado en la parte trasera y tiene bordes de alumino. Está disponible en azul muy claro, casi blanco,con reflejos irisados y un azul con degradados un tanto 'eléctricos'. Sus medidas son de 161 x 75,7 mm y 8,7 de grosor. El peso es de 199 gramos. Quizás ande un poco pasadito en esta última estadística, pero en general no destaca para bien ni para mal.

Cuenta con altavoces estéreo (compatibles con Dolby Atmos) y, más importante, conector jack para auriculares, un aspecto muy importante a día de hoy para muchos usuarios. También cuenta con ranura para dual SIM pero no para ampliar la memoria con microSD. Tampoco cuenta con resistencia IP67 o IP68.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Pantalla:

Cuenta con una pantalla SúperAMOLED de 6,5 pulgadas con resolución Full HD+, que parece haberse convertido en el estándar en esta categoría de productos. La densidad del panel es de 402ppp. Está coronada por un 'notch' en forma de gota y en general cumple, aunque quizás peque de falta de brillo en situaciones de luz directa y peca de tener unos colores saturados. Lo más interesante es la tasa de refresco de 90 Hz, una característica que ya vimos en los OnePlus 7 y los Pixel 4. Con esa funcionalidad activada se ve todo súper fluído. Eso sí, si quieres alargar la autonomía desactivalo.

Rendimiento y autonomía:

Una de las cosas más interesantes de este dispositivo, las tripas. Cuenta con un Snapdragon 855 +, una versión remozada del procesador estrella de Qualcomm para este año. A esto hay que sumarle configuraciones desde 6 a 12GB de RAM así como un sistema de refrigeración. En mis pruebas he visto que todo ha ído a especialmente bien y sobrado. No ha habido ningún momento en el que haya sentido el más mínimo sobrecalentamiento, hiciese lo que hiciese. He podido tener abiertas hasta 9 'apps' en paralelo sin problema. Hay versiones de 64,128 y 256GB. En el caso de la versión más básica, se trata de almacenamiento UFS 2.1, mientras que las otras dos, UFS 3.0, lo que garantiza la mayor velocidad de escritura y lectura del momento.

El motor se nota ver en la autonomía. Me ha dado para llegar holgadamente al final del día, llegandome a sobrar hasta el 25% de los 4.000 mAh de batería cuando he tenido los 90Hz desactivados. Vaya por delante que soy un usuario intensivo. No tiene carga inalámbrica, pero si viene con carga rápida de 50W (tecnología propia SuperVOOC), una de las mejores del momento. Viene con Android 9.0 y ColorOS 6.1, una capa de personalización que, aunque ha mejorado, necesita una mano de chapa y pintura. Le está pasando lo que a EMUI, la de Huawei, hace un par de años. La biometría corre de la mano de un sensor bajo la pantalla, que funciona bastante bien y es bastante fiable.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Cámara:

La cámara principal está compuesta de cuatro lentes. Un sensor principal de 64 megapíxeles y f/1.8, telefoto de 13 megapíxeles y f/2.5, gran agular de 155 grados, 8 megapíxeles y f/2.2 así como un sensor de profundidad de 2mp. No cuenta con OIS, graba en 4K hasta 60 frames por segundo, a 1080p hasta 120 frames por segundos y 720p a 960fps. La principal cuenta con 16 megapíxeles y f/2.0 así como vídeo a 30 fps en 1080p.

Ejemplos de la cámara:

Precio:

Ha sido una de las sorpresas de este final de curso. Realme, que se ha establecido en Madrid para dirigir su unidad europea, ha entrado con una política de precios muy agresiva. Se han hecho un 'Xiaomi'. Y es que este X2 Pro (que llegó acompañado por el X2 y el Realme 5 Pro) ha apostado por una agresiva política de precios. En este caso el modelo de 399 euros, el de 64GB de memoria y 6GB de RAM, es uno de los terminales con mejor relación calidad precio del año. El de 8 y 128 sube hasta los 449 y el de 12 y 256 hasta 499.

Huawei Nova 5T

Diseño:

Sus medidas son de 154,25 x 73,97mm. El grosor es de 7,87 mm y 174 gramos. El Huawei Nova 5 T cuenta también con un chásis de cristal templado y marcos de aluminio, aunque solo llega en un acabado a España. Un azul bastante llamativo con un acabado reflectante que emite diferentes reflejos según el impacto de la luz. Además de la pantalla agujereada, tiene otro rango distintivo. La colocación del lector de huellas. No está en la espalda ni bajo la pantalla. Está situado en el lateral, en el botón de desbloqueo.

Funciona con relativa fiabilidad, pero falla alguna vez. La posición no es la mejor. Está un poco alto, en mi opinión, para utilizar el pulgar sin cambiar el agarre y está bajo como para utilizar el índice. Cuenta con un altavoz no estéreo y no dispones de conector jack. Tampoco dispones de protecciómn IP67 o 68 contra el polvo y el agua.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Pantalla:

La pantalla cuenta con 6,26 pulgadas. No tiene 'notch' en forma de gota, pero sí un agujero en la parte superior para albergar la cámara frontal. Se trata de un panel LCD IPS, lo que supone un pasito atrás frente a las AMOLED que incluye el Mi9T o el Realme X2 Pro. No es una mala pantalla para este precio, cumple en aspectos como el brillo y los ángulos de visión, pero no tiene la misma capacidad de representar el negro y otros colores. En el caso del recorte de la cámara, volvemos a percibir como en los Honor un pequeño halo alrededor del agujero cuando hay un fondo blanco o un color claro. La resolución aquí es Full HD+, la densidad alcanza los 412 ppp.

Rendimiento y autonomía:

Huawei ha querido sacarse de la manga también un gama media con un procesador de primera. Eso, en su caso, supone recurrir a los Kirin, que utilizan sus propios chips. Y han equipado a este Huawei con su segundo mejor procesador del momento, el Kirin 980, el mismo que monta el P30 Pro. El mejor de la casa queda reservado pàra el Mate 30 Pro. Llega en una sola versión, equipado con 6GB de RAM y 128GB de memoria. No se puede ampliar por microSD, pero con esta capacidad muchos se podrán gestionar más que de sobra.

En potencia va bastante sobrado, aunque quizás la configuración esté ligeramente por detrás del Mi9 T Pro y del Realme X2 Pro, que no dispone No he notado un sobrecalentamiento anormal pero sí que en algunos momentos, llevándolo a máximos, pero he visto que le faltaba algo de frescura. Pero repito, llevándolo al máximo. Al común de los mortales le servirá perfectamente.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Cuenta con una batería de 3.750 mAh. Te da para pasar el día perfectamente. En mis pruebas he llegado más apurado que con el de Realme, terminando la jornada siempre con un 10%. Lo bueno cuenta con carga rápida propia capaz de llenarte la mitad del tanque en poco más de 20 minutos. No cuenta con carga inalámbrica. Y viene con puerto USB tipo C. Se licenció antes del veto, por lo que llega con Android 9.0 corriendo bajo EMUI 9.1. No es la capa de personalización ideal pero ha mejorado en los últimos tiempos, aunque aún tiene deberes tanto en lo visual como en otros aspectos.

Cámara:

En este caso también contamos con una cámara cuádruple. Consta de un sensor principal de 48 megapíxeles y f/1.8, un gran angular de 117 grados, 16 megapíxeles y f/2.2, uno dedicado a la profundidad (2 megapíxeles y f/2.4) y uno para planos macro también de 2 mp y f/2.4. Graba en 4K a 30 frames por segundo, en 1080p a 30 o 60 frames por segundo. No cuenta con estabilizador óptico. La cámara delantera cuenta con 32 megapíxeles y f/2.0de apertura y graba en 1080p a 30fps.

Ejemplos de la cámara:

Huawei Nova 5T
Huawei Nova 5T

Precio

La alternativa de Huawei al Mi9T Pro, como hermos dicho, viene con una única versión a España. Son 429 euros. La verdad que en la cámara se podría desear un pequeño paso adelante en términos de calidad pero tenemos una configuración muy versátil. La potencia con este terminal está asegurada , con 128GB deberías poder vivir de sobra y también gozas de una autonomía más que decente. La pantalla, aunque cumple, se queda un pasito por detrás de terminales que apuestan por una AMOLED. Otras pegas que puedes encontrar es la ausencia de ampliación por microSD o el jack para auriculares.

Moto G8 Plus

Diseño:

Motorola sigue el estilo marcado en los últimos tiempos en la gama baja. También tenemos aquí un terminal rematado en cristal templado que llega en dos colores, un azul con reflejos violetas y un rojo que cuando impacta la luz emite destellos rosas. Dispone de altavoces estéreo así como puerto jack para auriculares. Una de las cosas que me ha sorprendido de este terminal es el sonido. Es bastante bueno teniendo en cuenta que hablamos de un móvil de menos de 300 euros.

La pantalla está coronada por un 'notch' en forma de gota y cuenta con marcos reducidos, aunque no infinitos. Aunque a simple vista es bastante pintón a la vista, lo cierto es que se nota algo menos 'premium' en mano que otros diseños. Cuenta con USB tipo C así como con una bandeja híbrida que nos permitirá tener o dos SIM o una SIM y ampliar memoria por microSD. En sus medidas, lo único reseñable son sus 9,1 milímetros. Es ligeramente grueso pero tampoco una barbaridad. El peso, equilibrado con 188 gramos. Tiene lector de huellas, oculto bajo un logotipo en la espalda. Es efectivo y bastante rápido.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Pantalla:

Aquí nos volvemos a encontrar una pantalla LCD IPS. En este caso de 6,3 pulgadas y resolución Full HD+. Cuenta con una densidad de pantalla 400 píxeles por pulgada. Es un panel que no destaca ni para bien ni para mal. Es correcto pero no brillante. En cierta situaciones de mucha luz, el cuerpo te pedirá más. Los colores son ligeramente planos, excesivamente neutros y se agradecería algo más de fuerza. Por lo demás, destacar que cuenta con una función que detecta si lo estás mirando o no para bloquearlo o no. Funciona con relativa efectividad.

Rendimiento y autonomía:

Nos topamos con una configuración más discreta. Y es que este móvil no está tan enfocado a combatir con el Mi 9T o el 9T Pro sino con el Redmi Note 8 Pro. Cuenta con un Snapdragon 665. Es un procesador correcto pero no para echar cohetes. Viene equipado con 4GB de RAM. Es suficiente para las tareas diarias aunque se echa en falta algo de fluidez a la hora de procesar las fotos, lanzar la cámara o abrir el álbum. Solo cuenta con una versión de memoria que viene con 64GB. Lo bueno, es que le puedes calzar una microSD si crees que no es suficiente.

La autonomía me ha sorprendido bastante. No tenía muchas esperanzas tratándose de un móvil de esta categoría pero me ha sorprendido gratamente. He podido pasar una jornada y media de trabajo sin tocar el enchufe cuando he hecho un uso moderado del mismo. Los días más intensos, sin embargo, he tenido que conectarlo al finalizar el día porque se quedaba en torno al 12-15%. Cuenta con un cargador rápido que tarda en llenar sus 4.000 mAh unos cien minutos. No cuenta con carga inlambrica. Llega con Android 9.0., casi limpio. Lo único que lo 'mancha' son un puñado de 'apps' propias.

Foto: M. Mc.
Foto: M. Mc.

Cámara:

El Moto G8 Plus se queda con una triple cámara, a diferencia de los anteriores modelos, que apostaban por cuatro sensores. Las piezas son una lente principal de f/1.7 que corona un sensor de 48 megapíxeles, un gran angular de 16 megpaíxeles y f/2.2 así como uno de profundidad con 5 megapíxeles. Graba en 4K a 30 frames por segundo y en 1080 a 30, 60 o 120fps. La diferencia es que el gran angular también tiene es una cámara de vídeo dedicada que graba en 1080p. La cámara de 'selfie' por su parte cuenta con 25 megapíxeles y f/2.0 (vídeo en 1080 p a 30 y 120 fps).

Ejemplos de la cámara:

Precio

El Moto G8 Plus, aunque hay una versión de 128GB de almacenamiento, solo llegará a España con la versión de entrada. Por 269 euros contará con 4GB de RAM y 64 de almacenamiento. Es cierto que se sitúa en un terreno complicado, pero lo cierto es que si quieres autonomía, una cámara apañada (no perdamos de foco el precio del móvil) y Android casi puro es una opción muy válida para ello.

Honor 9X

Foto: Michael Mcloughlin.
Foto: Michael Mcloughlin.

Diseño

Es una de las grandes bazas de este Honor 9X, teniendo en cuenta que estamos ante un móvil de 249 euros. Cuenta con una pantalla de 6,59 pulgadas de la que hablaremos más detalladamente en el siguiente punto, que es una pantalla completamente sin bordes. Logran más del 84% de la frontal gracias a que han ocultado la cámara delantera en un mecanismo 'pop up', como el OnePlus 7T Pro o el Mi9T, móviles que cuestan bastante más que este modelo. Los bordes están bastante apurados y se ha hecho un buen trabajo aunque en el marco inferior sobresalen ligeramente más.

El armazón está hecho de cristal templado, ligeramente curvado por la parte de atrás, lo que facilita el agarre. En la espalda tiene la triple cámara, dispuesta en formación de semáforo, así como el lector de huellas, situado en la parte central. Tiene dos acabados. Por una parte, uno negro para los que busquen un aspecto más sobrio. Y otro azul eléctrico que dibuja una X (un homenaje al nombre) dependiendo de cómo le impacte la luz. Pesa 196 gramos. Es ligeramente más pesado que el resto de modelos aquí listados, pero es lo que suele ocurrir con 'smartphones' con este tipo de mecanismo. El grosor, de 8,8 milimetros se sitúa enuna medida estándar. Tiene bordes metálicos, puerto USB tipo C y jack para auriculares.

Pantalla

Como decíamos llega con una pantalla de 6,59 pulgadas, que luce bastante bien gracias al mecanismo pop-up que permite estirarla al máximo sin necesidad de tener un 'notch' o un agujero para la cámara delantera. Es una LCD IPS que no te sorprenderá ni para bien ni para mal. Es decir, cumple en brillo y ofrece unos colores aceptables. Como la mayor parte de los contendientes en este listado. La resolución es Full HD+ (1080x2340 píxeles), lo que supone contar con una densidad de pantalla de 391 píxeles por pulgada.

Rendimiento y autonomía

Personalmente, uno de los puntos que me ha sorprendido. Obviamente no es una bestia que monte el último Kirin ni el 980 pero lo cierto es que para hablar del precio que hablamos tenemos un rendimiento bastante por encima de lo esperado. Monta el Kirin 710F, un procesador de doce nanómetros de fabricación propia; así como 4GB de RAM. Personalmente me ha dado más que de sobra para jugar el PUBG en versión móvil así como manejarme con soltura con la multitarea. Solo llega esta configuración al mercado español, que estará jalonada por 128 GB de RAM, con la posibilidad de aumentarla hasta 512. Cuenta con Android 9, corriendo bajo EMUI 9.1

Foto: M. Mc.
Foto: M. Mc.

La autonomía también es otra grata sorpresa. Cuenta con 4.000 mAh, que acompañan con un cargador de 10W que te deja tener la mitad del tanque lleno en menos de una hora. Los días que he compartido con este terminal he llegado a rozar el 25% al terminar el día, lo que ha hecho que no necesite ni recargarlo hasta llegar a la oficina a la mañana siguiente. Lo que si que no tiene es carga inalámbrica.

Cámara

La cámara es una cámara discreta, a pesar de que también cuenta con triple sensor. Por una parte nos encontramos una lente principal de 48 megapíxeles, de f/1.8 de apertura, píxeles de 0,8 micras de tamaño, así como enfoque por fase. Se jalona con un sensor ultragran angular de ocho megapíxeles y f/2.4 de profundidad de campo. La pieza restante es un sensor dedicado a la profundidad de campo de 2 megapíxeles y f/2.4. Puede grabar vídeo a 30 frames a 1080p, por lo que no llega a 4K. La cámara delantera, la que se esconde en el periscopio, cuenta con 16 megapíxeles de resolución y vídeo hasta en 1080p a 60fps. Aquí unos ejemplos tomados (en otro momento que el resto de la guía, que ha sido actualizada con este modelo) con esta cámara.

Precio

Como decíamos, por 269 euros tendremos un móvil con 4GB de RAM y 128GB de memoria, ampliables hasta 512. Lo mejor de este aparato es su pantalla, a la que le ha sentado muy bien dejarse de 'notchs' y agujeros para la cámara; aunque en el apartado fotográfico resuelve no es el mejor que puedes encontrar por este precio. Autonomía y rendimiento fluído son otros dos de sus puntos fuertes.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios