UN CASO, DE MOMENTO, SIN RESOLVER

'Alexa, ¿quién la ha matado?': el altavoz de Amazon, último testigo de un asesinato

Una mujer muerta en su casa y sin pistas de qué ha podido pasar. ¿Puede el asistente inteligente de Amazon echar luz a un caso, aparentemente, irresoluble?

Foto: Amazon Echo, el altavoz inteligente que podría resolver un asesinato. (Reuters)
Amazon Echo, el altavoz inteligente que podría resolver un asesinato. (Reuters)

Era media tarde de julio, cuando las autoridades de Florida (EEUU) recibieron una llamada: una mujer de 32 años, llamada Sylvia Galva, había aparecido muerta en su casa, con un arpón clavado en su pecho que le había provocado la muerte de forma instantánea. Las primeras investigaciones no ofrecían muchas respuestas a lo ocurrido, hasta que un agente tuvo una idea: ¿y si Alexa puede resolver el crimen? Ahora, la presencia en la habitación de Amazon Echo puede ser básica.

Las dudas sobre qué ocurrió realmente aquel día siguen siendo enormes. El marido de la víctima, Adam Crespo, aseguró en sus declaraciones ante la policía que llegó a casa de viaje y se encontró con el cuerpo de su mujer ya sin vida, con esta lanza ensartada en su pecho. En su testimonio, aseguró ante las autoridades desconocer por completo qué hacía ese arma en su casa ni quién pudo matar a su mujer, por lo que había que buscar otras pistas.

Tras un análisis en profundidad de la escena del crimen, las autoridades se encontraron en un callejón sin salida, sin demasiada información que les sirviera para arrojar algo de luz sobre el caso. De hecho, a día de hoy el principal sospechoso es el marido de la víctima, quien está acusado de homicidio. Pero en el último registro de la vivienda, un agente cayó en la cuenta de un elemento que puede resultar definitivo a la hora de esclarecer qué ocurrió allí.

En la misma estancia en la que apareció el cadáver de la mujer, la policía se percató de la presencia de un Amazon Echo, es decir, de un asistente virtual. O, lo que es lo mismo, un dispositivo inteligente de Amazon que se activa con la voz para ofrecer servicios tan diversos como poner música, realizar un pedido o, incluso, responder a dudas del usuario... por lo que cabía la posibilidad de que se hubiera producido una grabación que ayudara a esclarecer el caso.

Las autoridades están convencidas de que el Amazon Echo estaba activado en el momento de cometerse el crimen, por lo que es posible que se grabara al menos una parte de la conversación previa a la muerte, lo que podría servir para esclarecer qué pasó en realidad. De hecho, 'The Guardian' asegura que las autoridades han obtenido un orden de registro para acceder a este documento sonoro, que queda grabada y registrado en un servidor.

Amazon siempre ha defendido que sus altavoces no graban todas las conversaciones de los usuarios, sino que solo se comienzan a registrar cuando el usuario utiliza la palabra de activación y solo pequeñas partes de la conversación, en ningún caso el diálogo completo. Eso sí, hackers han conseguido demostrar que pueden intervenir en estos altavoces y obtener diálogos a través del aparato sin que el usuario sea consciente de que le están grabando.

De momento, las autoridades ya están investigando si las grabaciones de Alexa contienen información relevante que puedan utilizar, aunque también creen que pueden encontrarse ante una puerta cerrada y que no exista ningún dato que les pueda ayudar. El altavoz inteligente de Amazon se ha convertido en el último testigo de un asesinato sin resolver: ahora, queda por ver si de verdad consigue ofrecer alguna pista de qué es lo que pasó en aquel domicilio de Florida.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios