70 aniversario de la República Popular China

Misiles hipersónicos y submarinos invisibles: China muestra su arsenal militar futurista

La Larga Marcha sentó las bases del ejército más numeroso de la actualidad y los conflictos del siglo XX forzaron su modernización hasta convertirlo en el segundo más poderoso del planeta

Foto: El caza chino J-20. (Reuters)
El caza chino J-20. (Reuters)

Tal día como este martes, hace 70 años, Mao Zedong anunciaba el comienzo de una nueva era. Desde la plaza de Tiananmén, el mismo lugar donde el fundador de la República Popular China declaró el final de una cruenta guerra civil entre nacionalistas y comunistas, su séptimo sucesor, Xi Jinping, presidirá el mayor desfile militar en la historia del país. Alrededor de 15.000 efectivos militares, 580 equipos de armamento diferentes y 160 aviones mandan un mensaje al mundo: el dragón ya ha despertado.

La Larga Marcha sentó las bases del ejército más numeroso de la actualidad y los conflictos del siglo XX forzaron progresivamente su modernización. Las tropas revolucionarias sobrevivieron a la reacción del general Chiang Kai-Shek y se especializaron en guerra de guerrillas contra Japón en la Segunda Guerra Mundial. Renombrado como Ejército Popular de Liberación tras el conflicto y auspiciado por la Unión Soviética, pasó de ser una hueste de campesinos a una fuerza armada moderna durante la Guerra Fría.

Ahora es China y no Rusia el país sobre el que posa su vista el águila estadounidense

Ahora es China y no Rusia el país sobre el que posa su vista el águila estadounidense, de acuerdo al Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés). El presupuesto chino en materia de defensa crece, al menos, un 10% por año desde que Xi anunciara importantes reformas en 2015, convirtiendo al gigante asiático en el segundo país que más fondos destina a esta causa. La capacidad de Pekín para renovarse en el terreno militar está fuera de toda duda, teniendo en cuenta que ha desarrollado algunos de los drones más avanzados del mundo y que sigue apostando por los sistemas de misiles más punteros.

Sistemas de misiles hipersónicos

El mundo se estremeció cuando el presidente ruso, Vladímir Putin, presentó en sociedad el misil hipersónico Avangard, un arma de enorme valor estratégico capaz de superar el escudo antimisiles estadounidense. La versión china es el DF-17, que según la organización Missile Defense Advocacy Alliance, incorpora un vehículo de planeo hipersónico (HGV). El proyectil, capaz de transportar ojivas nucleares, se lanza a través de un sistema estándar, pero con la salvedad de que cuando alcanza la altitud deseada, va acompañado de un cohete de refuerzo que maniobra a velocidades increíblemente altas hasta hacerlo llegar a su destino.

La misma fuente asegura que también se exhibirá el gran pilar de la Fuerza de Misiles del Ejército Popular de Liberación, un cohete intercontinental conocido como DF-41. Según analistas chinos, este misil tendría un alcance de hasta 15.000 kilómetros —más que cualquier otro en la Tierra— y sería capaz de transportar 10 ojivas nucleares hacia objetivos independientes. Puede ser transportado en un camión o en un tren y, de acuerdo a los cálculos más realistas, sería capaz de llegar al interior de Estados Unidos en apenas 30 minutos.

Un vehículo militar chino carga uno de los misiles que se exhibirán durante el desfile. (Reuters)
Un vehículo militar chino carga uno de los misiles que se exhibirán durante el desfile. (Reuters)

La flota china es igualmente temible gracias a cuatro submarinos de propulsión nuclear de clase Jin, a los que hay que sumar otros dos en construcción. Cada uno de estos sumergibles puede transportar 12 misiles JL-2 de una sola ojiva, con un alcance de aproximadamente 7.200 kilómetros. Dentro de ese rango entrarían territorios como India, Alaska o las propias aguas costeras chinas, pero estos prodigios de la ingeniería tendrían difícil superar las defensas de Estados Unidos y Japón en aguas del Pacífico.

Dos submarinos nucleares chinos de clase Jin. (Reuters)
Dos submarinos nucleares chinos de clase Jin. (Reuters)

Drones invisibles y submarinos

No en vano, la gran baza de China para la guerra naval son los drones submarinos. Tal y como recoge 'Global Times', periódico autorizado por el Gobierno, los ensayos previos al desfile mostraron "un gran vehículo submarino autónomo" en forma de torpedo. Podría tratarse de dispositivos equipados con inteligencia artificial, especialmente pensados para patrullar una zona del mar en busca de submarinos enemigos e incluso en disposición de atacarlos. De esta manera, los chinos corregirían su inferioridad de condiciones, pues sus submarinos están basados en tecnología soviética de hace décadas.

Los drones son la auténtica especialidad china. No hay más que echar un ojo al DR-8, un avión supersónico no tripulado concebido para acercarse a los portaaviones extranjeros durante un conflicto y enviar información sobre objetivos a las bases encargadas de lanzar misiles. Tal y como explica el diario 'South China Morning Post', este artilugio, del cual se conocían pocas imágenes hasta los ensayos del desfile, se asemeja bastante a un dron de reconocimiento que Estados Unidos retiró hace décadas, el D-21.

Una vehículo militar chino carga un dron. (Reuters)
Una vehículo militar chino carga un dron. (Reuters)

La 'espada afilada' es la tercera joya de la corona. Con forma de murciélago, se cree que este dron de combate incluye compartimentos internos para cargar bombas. "Lo que hace que sea diferente es que es sigiloso, lo que significa que no está construido para escenarios como Afganistán, donde el enemigo está equipado con poco más que fusiles, sino para situaciones en las que podría tener que evadir sofisticadas defensas aéreas", aclara Sam Roggevee, del grupo de investigación Lowy Institute.

Tanques y bombarderos mejorados

No habrá muchas novedades en cuanto a los carros de combate, siempre vistosos en este tipo de ocasiones. Más concretamente, las imágenes filtradas hasta la fecha apuntan a que los de tipo 99 y tipo 15 serán los protagonistas. Será el debut de este último tanque ligero, que según 'South China Morning Post' tiene una potencia de 1.000 caballos —el doble del tipo 62, al que sustituiría— y cuenta con un cañón de 105 milímetros de calibre. La introducción de estos vehículos en las filas chinas supondría la emancipación definitiva de viejos modelos soviéticos como el T-54.

Un caza de defensa taiwanés, junto a un bombardero H-6 chino. (Reuters)
Un caza de defensa taiwanés, junto a un bombardero H-6 chino. (Reuters)

Los aviones de transporte Y-20 surcarán los cielos flanqueados por los cazas J-20 y el bombardero H6-N, capaz de trasladar misiles balísticos lanzados desde el aire, así como de reabastecer en pleno vuelo. Las imágenes captadas durante los ensayos, hacen prever una mejora significativa de estos aparatos, pues insinúan bloques sobre los que montar misiles antibuque DF-21, lo que conferiría al aeroplano una capacidad destructiva sin parangón ante barcos enemigos, especialmente portaaviones.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios