Un Tesla de la Policía se queda sin batería en plena persecución de un sospechoso
  1. Tecnología
UN POSIBLE ASESINO CONSIGUIÓ DARSE A LA FUGA

Un Tesla de la Policía se queda sin batería en plena persecución de un sospechoso

La policía de Fremont, en California, está llevando a cabo un programa piloto para introducir coches eléctricos en el departamento, pero aún no tienen una política común de recarga

Foto: Luxemburgo también ha incorporado coches eléctricos Tesla a su departamento de policía (Reuters/Clement Rossignol)
Luxemburgo también ha incorporado coches eléctricos Tesla a su departamento de policía (Reuters/Clement Rossignol)

A nadie se le ocurriría pensar que un coche de la policía se puede quedar sin gasolina cuando está persiguiendo a un sospechoso de haber cometido algún delito; sin embargo, la aparición de los coches eléctricos ha proporcionado a los delincuentes una nueva fórmula de escapar de los agentes: si llevan un vehículo que funciona con baterías, hay que intentar agotárselas.

Es la conclusión a la que se puede llegar tras lo sucedido esta semana en Santa Clara, una ciudad cercana a San Francisco, en el oeste de Estados Unidos. Allí, una patrulla policial ha perdido a un sospechoso de asesinato cuando le perseguían de cerca. Y la razón ha sido que su Tesla Model S 85 se ha quedado sin batería.

Foto: Foto: Reuters.

Geneva Bosques, portavoz de la policía de Fremont, reconoce a la CNN que "ocurre de vez en cuando, especialmente si un agente regresa a la comisaría para recoger un informe y luego nunca vuelve a salir a la calle".

"Me quedan 10 kilómetros de batería"

Tal y como ha explicado Bosques, un agente trató de dar el alto a un sospechoso de asesinato, pero este no se detuvo y se dio a la fuga. El policía comenzó a perseguirle con el Tesla, pero entonces cayó en que el coche se iba a detener de un momento a otro y mandó un mensaje a la central: "Me acabo de dar cuenta de que tengo menos de seis millas (10 kilómetros) de batería en el Tesla, así que puedo perderlo en un segundo".

Nuevos coches policiales se unieron a la persecución y, junto a la patrulla de carreteras de California, trataron de dar caza al fugitivo, aunque diez minutos después cancelaban el operativo al considerarlo "inseguro" por la forma de conducir del sospechoso, ya que se podía provocar un accidente. El coche a la fuga fue encontrado horas después en San José, cerca de donde se abandonó la persecución.

La policía no tiene aún un protocolo sobre la carga de estos coches, ya que forman parte de un programa piloto de seis meses de duración

El uso de los Teslas en la policía de Fremont forma parte de un programa piloto de seis meses en el que se están recogiendo datos para una decisión posterior. Según Bosques, aún "no tenemos una política escrita sobre el combustible o la carga, pero la pauta general es que al menos debe estar medio lleno al comienzo del turno, que era el caso de este coche".

Coche eléctrico Delincuencia California Tesla Motors
El redactor recomienda