YA NO ES EL HERMANO POBRE

Probamos el OnePlus 7T: sudarás mucho para encontrar mejor móvil a este precio

La marca china actualiza su modelo más básico. Una renovación de pantalla, cámara y batería que hará que su versión de entrada no sea percibido como el hermano pobre

Foto: OnePlus 7T. (M. Mcloughlin)
OnePlus 7T. (M. Mcloughlin)

OnePlus fue, junto con Xiaomi, una de esas marcas que elevaron el umbral del denostado 'Made in China' con esos terminales que llegaban con el mantra de grandes prestaciones a precios asequibles y que enredaron mucho el debate de si tenía sentido pagar un pastizal por un móvil. Fue uno de esos fabricantes 'hipster' (diría 'indie', pero pertenece al grupo BBK, que maneja marcas como Oppo, Vivo o Realme) que se hizo un nombre gracias a costes de derribo teniendo en cuenta que sus dispositivos se enmarcaban en la gama alta. Sin embargo, no ha sido ajeno ni al paso del tiempo ni a la brutal escalada de precios del mercado. En su caso supuso subirse a los 800 euros con el OnePlus 7 Pro que llegaba con ínfulas para competir con otros Android de mil euros. Una mutación en la que hubo un gran olvidado: el OnePlus 7 a secas.

Este terminal quedó eclipsado. La puesta en juego de su hermano mayor, las diferencias entre ambos y una evolución discreta con apenas cambios estéticos relegó a este modelo a un papel secundario, de comparsa. Daba incluso la sensación que la intención era discriminarlo intencionadamente, que lo que importaba era que la gente pusiese ojitos al modelo 'Pro'.

La estrategia de dos grandes lanzamientos al año permanece, por ahora, inalterable. Después de haber echado el resto en la versión superior y dejar poco margen a su mejora, pues les ha tocado centrarse en el modelo más 'asequible' y solventar algunas cosas olvidadas por el camino. De ahí nace el OnePlus 7T, un terminal que ha sido presentado esta tarde en La India y que hemos tenido oportunidad de probar durante los días previos a su presentación en sociedad.

La marca lanzó una versión modesta del OnePlus 7 para que no quitase protagonismo al modelo Pro

Vaya por delante un detalle. Esta es una 'review', por así decirlo, a ciegas. En realidad, a oscuras. No sabemos aún a ciencia cierta el precio que tendrá en Europa este terminal aunque, visto el coste en rupias y partiendo de que se mantendrá una política conservadora, podemos intuir que partirá por debajo de los 600 euros (el precio de referencia que tenemos ahora son 599 dólares) , aunque habrá que esperar para conocerlo. Aquí van los detalles de cómo han mejorado su modelo de entrada.

Chapa y pintura

OnePlus 7T. (M. Mcloughlin)
OnePlus 7T. (M. Mcloughlin)

En el OnePlus 7 conservaron el cascarón de su predecesor. Ahora se han inspirado en el modelo superior, el Pro, y han combinado el espíritu y el diseño de ambos. En la parte frontal nos seguimos encontrando una pantalla de 6,55 pulgadas rematada por un 'notch' en forma de gota, quedando el mecanismo 'pop-up' reservado para el modelo más caro. La parte trasera, ligeramente curvada, está terminada en cristal templado pulido, lo que ayuda a crear una sensación muy agradable al tacto y más importante aún es que no acaba siendo un imán para las huellas. Destaca la colocación de los elementos de la triple cámara, una de sus novedades, que se colocan en un círculo en medio de su espalda. La joroba, aunque no tanto como pueda parecer en imágenes, sobresale un poco y se agradece la uniformidad que se crea al ponerle una funda.

Los bordes son de aluminio. Respecto a los botones, nos encontramos la clásica distribución de estos móviles. Botones de volumen a la izquierda, botón de desbloqueo a la derecha. En ese mismo borde, nos encontramos una pestaña para cambiar al modo silencio o al modo vibración rápidamente. Tenemos puerto USB tipo C y altavoces estéreo, uno colocado en la parte inferior y otro colocado en una ligera ranura encima de la cámara frontal. El sonido, compatible con Dolby Atmos, es bastante bueno teniendo en cuenta el nivel que ofrecen los gama alta hoy en día. El audio se oye claro y nítido.

OnePlus 7T. (M. Mcloughlin)
OnePlus 7T. (M. Mcloughlin)

Con 190 gramos sigue siendo un terminal pesado, como ocurrió con el OnePlus 7 Pro. Manejarlo con una mano no es complicado si no quieres alcanzar el quinto superior, algo para lo que tendrás que echar las dos manos al terminal. En este diseño también hay cosas que faltan. No tenemos una ranura para microSD, haciendo imposible ampliar el almacenamiento. Tenemos una bandeja para dual SIM y ya. La razón es que la memoria maneja el estándar más veloz a día de hoy y una tarjeta mal elegida puede lastrar la experiencia. Tampoco hay conector para auriculares. Ni certificación IP. Se limitan a decir que puede aguantar salpicones ocasionales. No hay tampoco carga inalámbrica, a pesar de ser de cristal. Salvo algunos que tengan un coche con un cajón de carga compatible, no habrá muchos que pongan el grito en el cielo por esta renuncia.

Nueva pantalla

La pantalla también ha sufrido una importante actualización. Con el OnePlus 7 Pro, el fabricante dio respuesta a una de las mayores demandas de su comunidad. Un panel 2K. Aquí nos encontramos nuevamente una AMOLED, en este caso plana y no curva. La resolución también queda un escalón por debajo, con Full HD+ (algo que ayuda a la autonomía), pero hereda una de las novedades más alabadas del modelo superior presentado en primavera: la tasa de refresco de 90 Hz. Se puede activar o desactivar al gusto (incide en el gasto energético), pero cuando está en funcionamiento se ve todo super fluido. En brillo, ángulos de visión y color (se pueden ajustar varios perfiles) también cumple el expediente sobradamente.

OnePlus 7T. (M. Mcloughlin)
OnePlus 7T. (M. Mcloughlin)

Hablemos del motor. Había poco margen de mejora. En abril ya metieron a ambos modelos un Snapdragon 855, el tope de gama de Qualcomm para este año. Sin embargo, ambas compañías han colaborado estrechamente para crear el 855+, una versión mejorada hecha por encargo para OnePlus, aunque posteriormente se haya vendido a otros fabricantes. Se trata de un procesador que cuenta con una CPU más rápida y una gestión gráfica un 15% mejorada. Viene jalonado por 8GB de RAM y habrá versiones de 128GB y 256 de almacenamiento. Nada de 512GB, que parece que no se demanda tanto.

La biometría corre de la mano de un sensor de huellas integrado bajo el panel. Ha mejorado la eficacia, teniendo una menor tasa de errores. Donde no se puede discutir es en la velocidad: es el más rápido que puedes encontrar. Tanto que no tiene excesivo sentido echarse en manos del reconocimiento facial que nos ofrece la cámara frontal.

El sistema operativo es Oxygen OS corriendo sobre Android 10. Es el segundo móvil que se presenta con esta versión, aunque bien podría considerarse el primero ya que el anterior fue el Mate 30, que vendrá con una versión desnatada del sistema operativo al no contar con las 'apps' ni los servicios de Google. Para el que no conozca su capa de personalización cabe decir que es muy limpia y en absoluto es un lastre. Mencionar aquí también la rapidez de actualización. La generación de primera mitad de año ya ha recibido la actualización a la última versión de Android, siendo los primeros del mercado en actualizar.

OnePlus 7T. (M. Mcloughlin)
OnePlus 7T. (M. Mcloughlin)

El apellido T que se suele utilizar para bautizar a los modelos de la segunda mitad de año también acompaña ahora al sistema de carga. El Warp Charge 30 ahora se llama Warp Charge 30T y es capaz, según sus creadores, de llenar el 70% de los 3.800 mAh en 30 minutos. Yo me he quedado un poquito por debajo de esa marca pero siempre rozándola. Sobre la autonomía, sin tirar de los 90 Hz y controlando un poco el brillo, he llegado al final del día con aproximadamente el 15%.

Cámara: de dos a tres

La última gran actualización ha sido la cámara. Han pasado de un sensor doble a uno triple. La configuración, una apuesta clásica del año. Sensor RGB, telefoto y gran angular. A continuación detallamos los detalles de cada uno.

- Sensor principal: 48 megapíxeles. Apertura f/1.6. Estabilizador óptico y electrónico. Tamaño de pixel de 0,8 micras cuando se dispara en 48 megapíxeles, de 1,6 micras cuando se dispara en el modo de 12 megapíxeles. Tiene una lente compuesta por siete piezas.

- Telefoto: 12 megapíxeles. f/2.2. Pixeles de una micra de tamaño. Dos aumentos ópticos

- Gran angular: 16 megapíxeles. f/2.2. 117 grados de angulo de visión

OnePlus 7T. Foto: Michael Mcloughlin
OnePlus 7T. Foto: Michael Mcloughlin

- Otros elementos: multifocos, flash led dual. Vídeo 4K y 1080p a 30/60 frames por segundo. 'Superslow motion' a 1080p (240 fps) y 720p (960fps). Modo nocturno, HDR, Modo profesional y modo retrato.

- Cámara delantera: 16 megapíxeles. Estabilizador electrónico de imagen. Píxels de una micra de tamaño, f/2.0 de apertura. Vídeo 1080p a 30 frames por segundo.

Lo cierto es que la cámara sigue con la senda marcada por la compañía. Ofrece una buena carta de servicios que le coloca en el pelotón de cabeza, aunque no entre los líderes de la competición. Ofrece resultados bastante equilibrados. No es el mejor en ninguna categoría pero no falla escandalosamente en nada. Quizás donde se eche un falta un poco más de finura al disparar es en el modo nocturno. Capta bastante más luz pero al mínimo movimiento en la escena aparece la clásica estela. El modo retrato es bastante fiable y ofrece un desenfoque bastante natural, tanto con objetos como con personas. Aquí os dejamos varias muestras tomadas con esta cámara.

A ciegas

Como decíamos, el precio para Europa aún no es oficial. Se desvelará el próximo 10 de octubre, cuando la compañía organice en Londres un 'sarao' para presentar el OnePlus 7T Pro. Sin embargo, el OnePlus 7T ha sido presentado en La India, un mercado clave para la firma. Partimos de la base de que mantendrán una política de precios similar en línea con el OnePlus 7 a secas.

OnePlus 7T. Foto: M. Mcloughlin.
OnePlus 7T. Foto: M. Mcloughlin.

La versión de 128GB con 6GB de RAM salió por 559 euros, mientras que la de 8GB de RAM y 256 euros. Si mantiene el coste del modelo base, o la subida lo deja por debajo de 600 euros, es con toda probabilidad el gran móvil a batir en esa franja. Uno de los pesos pesados en lo que a calidad-precio se refiere. Un título oficioso que comparte con algunos modelos de Xiaomi. Eso sí, son marcas que dirigen sus lanzamientos a públicos muy diferentes. La incógnita es cómo van a evolucionar el modelo superior, ya que no le queda mucho margen para avanzar sin herir sensibilidades. No hay que olvidar que es la renovación de un aparato presentado en abril.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios