La magia del freno regenerativo

El vehículo eléctrico más grande del mundo es este gigantesco camión que se carga solo

Una cantera suiza guarda uno de los tesoros mejor guardados de la movilidad eléctrica. Allí funciona el vehículo eléctrico terrestre más grande del planeta, un camión de 110 toneladas

Foto: El llamativo 'eDumper'. (Foto: eMining AG)
El llamativo 'eDumper'. (Foto: eMining AG)

La movilidad eléctrica avanza a pasos agigantados. Hasta hace unos años los coches eléctricos eran poco más que proyectos futuristas, pero en los últimos años no solo se han hecho realidad sino que otros sectores se han sumado a este 'boom'. Ya existen motos eléctricas, patinetes, barcos, autobuses e incluso aviones, pero el que se lleva la palma en todo esto es un camión escondido en una cantera suiza.

En la región transalpina de Biel (al norte del país), y según apunta el medio estadounidense CNN, opera el vehículo eléctrico más grande del mundo. Un camión volquete que puede cargar hasta 110 toneladas (entre su peso y el de la carga) y que está dedicado a mover toneladas de cal y llevar todo ese peso desde la ladera de la montaña hasta una fábrica de cemento. Y lo mejor de todo es que no gasta nada de energía y ni siquiera se tiene que recargar.

El camión en sí pesa unas 45 toneladas y es capaz de subir y bajar pendientes del 13% para acercarse a la cantera, cargar hasta 65 toneladas de material y llevarlo a la fábrica correspondiente. Estas pendientes son justo la clave para no necesitar ningún tipo de recarga en parado. Su sistema se basa en el freno regenerativo que consigue cuando, tras cargar casi el doble de su peso, se dirige ladera abajo hacia la fábrica. Con ese freno genera energía más que suficiente para recuperar lo gastado en las subidas.

El Elektro Dumper, o 'eDumper¡ para abreviar, está fabricado por la empresa suiza especializada en maquinaria pesada Kuhn Schweitz, y copia el diseño de un modelo propio del fabricante que sí funciona con gasolina. Sus medidas son de 9 metros de largo, 4 de ancho, 4 de alto y las llantas miden casi 2 metros. En su motor cuenta con un paquete de baterías de 600 kwh de Lithium Storage que pesan 4,000 kilos y que darían para equipar seis Tesla Model S Long Range.

Tal es la energía generada por el camión que no solo no necesita recarga sino que deja un excedente cada día. Cada jornada de trabajo realiza unos 20 viajes que le dan para producir unos 200 kwh de energía extra, o lo que es lo mismo, unos 77 MWh al año. Un camión volquete clásico usa entre 40.000 y 80.000 litros de combustible diesel al año por lo que el ahorro es más que significativo.

Su impacto también se nota en el medio ambiente ya que, según la empresa, el eDumper evita la emisión de hasta 196 toneladas de dióxido de carbono al año. Eso sí, lo que no se conoce es el precio del vehículo.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios