TURNOS INTEMPESTIVOS

El fabricante chino de altavoces de Amazon contrató adolescentes para ensamblarlos

La documentación filtrada al diario The Guardian demuestra que Foxconn empleó menores de edad, que trabajan en horario nocturno para llega a los plazos cerrados con la compañía

Foto: Mike George, vicepresidente de Alexa, Echo y la tienda de aplicaciones de Amazon, durante el CES de Las Vegas. (Reuters)
Mike George, vicepresidente de Alexa, Echo y la tienda de aplicaciones de Amazon, durante el CES de Las Vegas. (Reuters)

Cientos de adolescentes chinos han sido reclutados para fabricar los dispositivos de Amazon que integran al asistente Alexa, como parte de un plan de choque diseñado para cumplir con los objetivos de producción, tal y como revela la documentación a la que ha tenido acceso The Guardian. Estos documentos filtrados, a los que se han de sumar entrevistas con trabajadores, son la prueba de que Foxconn, compañía proveedora de Amazon, está exigiendo a los menores que trabajen durante la noche, además de horas extra, para cumplir las expectativas de plazos con los altavoces inteligentes, siendo esta, una práctica que viola las leyes laborales de China.

Los adolescentes son reclutados en escuelas y colegios situados en los alrededores de la ciudad de Hengyang, localizada al sur del país, y se clasifican laboralmente como interinos, por lo que, a pesar de tener la edad legal para trabajar, que en China está establecida en los 16 años, hasta los 18 no se les permite trabajar de noche o hacer horas extra. Sin embargo, la fábrica paga a los maestros para que estos reprueben las conductas de los alumnos que se niegan a trabajar horas más allá de las regladas. Así, según se desprende de la información del diario británico, estos empleados fabricaron dispositivos Echo, Echo Dot y Kindles para Amazon durante los picos de producción, siendo el número total de menores de entre 16 y 18 años superior a 1.000.

Foxconn es una de las empresas fabricantes de tecnología más populares de China, la cual también produce los iPhone para Apple, y admitió que los estudiantes habían sido empleados de forma ilegal, por lo que estaban tomando medidas inmediatas para solventar la situación. Además, la compañía dejó clara su postura en un comunicado: "Hemos duplicado la supervisión y el monitoreo del programa de interinidad con cada escuela asociada para garantizar que, bajo ninguna circunstancia, a los interinos se les permita trabajar horas extra o noches".

Estamos investigando urgentemente estas acusaciones y abordando esto con Foxconn al más alto nivel

En el mismo comunicado también se informó de que "en el pasado hubo casos en los que la supervisión laxa por parte del equipo de gestión local permitió que esto sucediera y, aunque a los interinos afectados se les pagaron los salarios adicionales asociados con estos cambios, esto no es aceptable y hemos tomado medidas inmediatas para garantizar que no se repita". Sin embargo, líneas más adelante, la empresa defendió el trabajo de menores de edad alegando que "brinda a los estudiantes, que están todos en la edad legal de trabajar, la oportunidad de adquirir experiencia laboral práctica y capacitación en el trabajo".

Por su parte, desde Amazon han asegurado que la compañía no toleraría los proveedores vulnerasen su código ético y ha sostenido que si encuentran "violaciones (del código de conducta)" tomarán las medidas adecuadas, "incluida la solicitud de medidas correctivas inmediatas", y han añadido que están "investigando urgentemente estas acusaciones y abordando esto con Foxconn al más alto nivel". "Equipos adicionales de especialistas llegaron al sitio para investigar y hemos iniciado auditorías semanales de este problema", ha sostenido la empresa.

Según los documentos a los que ha tenido acceso The Guardian, gracias al grupo de derechos laborales China Labor Watch, los gerentes de Foxconn recurren a estudiantes, los cuales, en su mayoría duermen en la fábrica, para trabajar las horas extra necesarias para cumplir con los objetivos de producción. Esto se debe a la imposibilidad de poder reclutar personal al ritmo que la fábrica necesita, dado que, solamente entre abril y octubre, la planta requiere de la mano de obra de 7.000 personas, mientras que el ritmo de reclutación es, tan solo, de 30 operarios a la semana, por lo que se hace fundamental la labor de empresas de trabajo temporal e interinos, quienes pueden llegar a sumar el 15% de la plantilla.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios